La halitosis, como combatir el mal aliento

Nadie duda de que la halitosis o mal aliento puede amargarnos la vida ya que todo el mundo evita, discretamente o no, acercarse demasiado a nosotros.

¿Qué es la halitosis?

La halitosis o mal aliento es un olor desagradable que procede de la boca y que puede afectar a nuestra vida cotidiana, sobre todo a las relaciones sociales. Es, sin duda, uno de los problemas más comunes de la consulta al especialista bucal.

Las personas que padecen halitosis o mal aliento no pueden percibir el olor porque pierden la sensibilidad olfativa de su propio olor. Se enteran de su problema porque las personas de su alrededor si pueden apreciar el olor que produce la halitosis.

Etiología o causas de la halitosis

  • Podemos tener halitosis por el consumo de alimentos olorosos como el ajo, cebolla, especias así como también por consumir en cantidades excesivas de café, té, alcohol y tabaco.
  • Los problemas de encías producidas por las bacterias de la placa dental y las caries no curadas también son causa del mal aliento o halitosis.
  • La lengua también es un factor a tener en cuenta. Debemos tener una higiene adecuada ya que en la lengua se acumulan mucha cantidad de bacterias y causantes de la halitosis, problemas pulmonares.
  • Pero debemos tener en cuenta también un factor importante, como es el sistema digestivo que también es causa de la halitosis como puede ser las putrefacciones intestinales, la hernia de hiato, gastritis, esofagitis, la infección por Helicobacter Pylori, cáncer gástrico, problemas del hígado y la diabetes mal controlada.

Fitoterapia o plantas medicinales para la halitosis

  • Menta piperita: infusión de menta a razón de una cucharadita por vaso de agua. Se puede tomar 3 vasos al día o utilizar como colutorio después del cepillado.
  • Semillas de anís verde: el anís tiene propiedades bactericidas, puede disminuir el olor de la boca. Podemos masticar 3 frutos después de las comidas o tomarlo en forma de infusión.
  • Podemos hacer enjuagues con las plantas siguientes: Eucalipto, tomillo, Hinojo, Romero.

Recomendaciones dietéticas

  • Sin lugar a dudas el remedio más espectacular (una vez descartados los problemas bucales) para eliminar la halitosis o mal aliento suele ser eliminar, de golpe, todos los lácteos (leche de vaca, yogur, quesos, mantequilla, etc.). Hay muchas personas que no digieren bien los lácteos (especialmente la leche) y esto les ocasiona fermentaciones intestinales. A veces en dos o tres días se ha solucionado un problema de años ya que, por desgracia, el tratamiento de la halitosis o mal aliento suele limitarse a tratar la boca. Una vez estemos bien podemos probar a introducir el yogur o los quesos tiernos. En lugar de la leche de vaca buscaremos alternativas en las bebidas de almendra, soja o soya, etc.
  • Es muy recomendable comer manzanas ya que actúa como un dentífrico natural. Podemos probar a comernos cuatro o cinco al día para recuperar una buena función intestinal.
  • La papaya es una de las frutas más recomendables ya que ayuda a eliminar las fermentaciones digestivas, parásitos, etc. y con ello el mal aliento.
  • Las enzimas digestivas (bromelaina, papaína, etc.) pueden ayudarnos a que esas digestiones no sean tan largas.
  • Masticar lentamente cada bocado ya que la digestión empieza en la boca gracias a la acción de la saliva.
  • Evitar bebidas alcohólicas, bebidas con gas, tomar agua entre comidas.

Otros consejos sobre la dieta para la halitosis o mal aliento

Intentemos comer lo más simple posible y no mezclar demasiados platos diferentes.
Tomar en cada comida una cucharada sopera de Choucrout o encurtidos (verduras que han fermentado) potencia nuestra capacidad digestiva.
La Medicina Ayurveda recomienda, para estos casos, tomar un vaso de agua tibia con unas gotas de limón y una pizca de jengibre.

Recomendaciones homeopáticas

La homeopatía es eficaz para el tratamiento de la halitosis o mal aliento pero recomendamos que se visite al homeópata ya que como la halitosis puede tener varias causas se tiene que ver que la provoca para tomar el remedio o remedios más adecuados a la persona que sufre de halitosis.

Respecto a la higiene bucal

Es recomendable la higiene bucal tres veces al día, no fumar, utilizar la seda dental entre los espacios interdentales, no consumir alcohol en exceso, cepillarse la lengua igual como cepillamos los dientes y acudir al dentista en las revisiones periódicas.

En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

Artículos Relacionados