Como superar el divorcio o la separación

Como superar el divorcio es toda una odisea para la mayoría de la gente sobre todo si es la primera vez y la relación ha terminadod e forma traumática.

Superar una separación o divorcio siempre es difícil de llevar, tanto si se produce durante el periodo de noviazgo, como si tiene lugar una vez que ya ha habido una convivencia entre la pareja.

Aspectos que dificultan más una separación

Cuando hablamos de como superar una separación hay que tener en cuenta una serie de aspectos que pueden complicarlo aún más de lo puramente emocional del proceso, que serían:

  • Que uno de los dos miembros tenga cierta dependencia emocional hacia el otro.
  • Tener hijos en común: que no sólo hace difícil la separación, sino que también es un proceso doloroso para los mismos hijos que no siempre lo entienden y que siempre están en medio de la pareja.
  • Que la ruptura venga de un modo repentino para uno de los miembros, sin unas crisis claras entre la pareja que pueda dar indicios de una mala relación.
  • Cuando no es algo de mutuo acuerdo y hay un miembro de la pareja que no quiere separarse del otro y busca desesperadamente una segunda oportunidad.
  • Cuanto más larga haya sido la relación mucho más difícil es la separación.
  • Cuanto más cerrada en sí misma haya sido la pareja, más difícil superar la ruptura. El apoyo social y familiar en estos casos se convierte en algo, muchas veces, fundamental.
  • Cuando el divorcio o separación es debido a una tercera persona.
  • Cuando los problemas de comunicación han llegado a niveles muy fuertes y se han llegado a faltas de respeto y gritos generando un sentimiento que muchas veces es de odio o miedo.

Qué suele implicar el divorcio o la separación

Tanto para quien decide romper como para quien es abandonado, la ruptura de una pareja es un momento de estrés y de crisis vital. Al principio no se sabe como superar la separación ya que supone un cambio radical, volver a ser una persona independiente, volver a pasar más tiempo con amigos y familiares que antes era tiempo que ocupaba y mucho la pareja, empezar a realizar actividades en solitario, potenciar hobbies nuevos o que han sido olvidados, en definitiva, volver a reorganizarse el tiempo.

Si ha esto le añadimos los sentimientos amorosos hacia la otra persona, y la tristeza por la pérdida, podemos ver que es un momento difícil. Este período de adaptación a la nueva situación suele durar aproximadamente unos seis meses, donde semana a semana y mes a mes la persona se van sintiendo mejor consigo mismo y se va adaptando.

¿Y si no podemos o no sabemos como superar el divorcio?

Si pasado ese período de tiempo no ha habido ninguna mejoría y se sigue con sentimientos de tristeza y añoranza por lo perdido, es cuando se habla de un estancamiento emocional, y esto es algo que no debe dejarse pasar porque puede conducir a una depresión severa que se puede alargar indefinidamente en el tiempo.

En estos casos, cuando, definitivamente, no sabemos como superar el divorcio lo mejor es pedir ayuda, dejarse acompañar por otras personas y acudir a un profesional para aprender a superar esos momentos.

¿Qué es lo que más perjudica a los hijos?

Cuando hablamos de como superar el divorcio o la separación no hemos de olvidar que los hijos también deben de superar la separación. Hay algunos aspectos que les dificultarán adaptarse a este cambio tan radical en sus vidas:

  • No recibir ninguna explicación sobre los motivos de la separación o divorcio pensando que no lo entenderán o creyendo que así les haremos sufrir menos.
  • Que alguno de los padres, o incluso ambos, hablen mal del otro conyuge.
  • Que le pongan en la tesitura de que si vive con uno de los dos es porque al otro no le quiere lo suficiente o le quiere menos y le manipulen para utilizarle como arma arrojadiza contra la pareja.
  • Que no sigan una misma disciplina diaria y un modo de educación parecido los dos miembros de la pareja, porque el chico no aprende la diferencia entre lo que está bien y lo que está mal, y puede terminar por manipular a sus padres.
  • Que uno de los miembros de la pareja, al abandonar al otro abandone también al hijo, no le haga caso, no le visite, no se preocupe por él o le ignore a pesar de los esfuerzos del hijo por seguir en contacto.

Antes de finalizar una relación es importante considerar si es esa la decisión que se quiere tomar, porque puede haber otras personas que pueden sufrir con ello. Una vez que la decisión ha sido tomada, hay que intentar ser lo más civilizado posible a la hora de explicar los motivos de la ruptura a la pareja, intentando en todo momento no faltar el respeto, comprendiendo que, a veces, los caminos de dos personas se separan, e intentando no herir al otro.

Por otra parte el hecho de tener hijos en común no es suficiente razón para mantener un matrimonio porque aunque la separación pueda ser difícil para los hijos, no hay que olvidar que un matrimonio infeliz para la pareja o una pareja que se lleva mal y no se saben comunicar puede ser en realidad peor para la educación y la influencia que se ejerce sobre los hijos. Valen más dos hogares bien estructurados que uno sólo en el cual no hay amor entre sus miembros.

Una vez que la separación es un hecho y si queremos superar el divorcio lo mejor es

  • No ver a la pareja, ni tener contacto con ella, al menos durante los primeros meses para facilitar el olvido sentimental de esta persona.
  • Intentar desahogarse con familiares o amigos y buscar apoyo social para afrontar esos momentos, no aislarse del mundo y encerrarse en uno mismo.
  • Retomar actividades de ocio que pueden servir de distracción y por otro lado ayudan a llenar el tiempo que antes se empleaba con la pareja.
  • Valorar el punto positivo, es decir, intentar ver lo bueno que tiene estar sin pareja.

Artículos Relacionados