Pedagogía Sistémica

La pedagogía sistémica es una reciente corriente pedagógica basada en los estudios de Bert Hellinger y que se alza sobre lo que él llamó “órdenes de amor”.

¿Qué es la pedagogía sistémica?

Es un nuevo movimiento considerado de ordenación y no de renovación ya que aprovecha los recursos y herramientas que han aportado los movimientos pedagógicos a lo largo de la historia.

Como padre, uno sabe que tiene solamente la responsabilidad sobre este asunto. Solamente, ¡¡cómo si fuera poco!! Ser padre significa haber tomado la vida de sus padres, con todo lo fácil y con todo lo difícil. Asumiendo lo que es y lo que fue. Si no, sigue siendo hijo, reclamando a los padres todo lo que ellos no han dado y lo que les falta todavía para su felicidad, su éxito, sus sueños, su realización.

Ser padre significa asumir su propio destino, tomando su lugar como padre con la responsabilidad que le toca tomar como tal y reconocer sus propios límites y también a ellos que resultan de ellos con respecto al destino de su hijo.

En la base de la pedagogía sistémica está el conocimiento por parte de padres y profesores de los problemas de aprendizaje y de conducta de los niños que pueden estar originados en el seno de la familia.Se presenta como un puente entre escuela y familia, intentando que cada uno de los participes ocupe el lugar que le corresponde.

La pedagogía sistémica implica cambios en las actitudes hacia todos los que intervienen en la educación: familias, alumnos, maestros, etc.
La base más significativa con la que se maneja la Pedagogía Sistémica es: "No hay futuro para la escuela sin las familias".

Las órdenes del amor de Bert Hellinger

Bert Hellinger, el fundador del trabajo de Constelaciones Familiares describe esas leyes como Órdenes del Amor y dice que cada miembro tiene que tener el derecho de pertenecer al sistema familiar donde está unido con todos y en cierto equilibrio entre todo lo que se da y se recibe.

  • Primer Orden: Orden, Pertenencia y Jerarquía. Todos pertenecemos a un sistema y lo hacemos según el orden de llegada.
  • Segundo Orden: Equilibrio entre el Dar y el Tomar. Primero tomo y luego doy. Si tomo puedo dar, si no tomo me agoto.
  • Tercer orden: Las Normas y los Límites. Las normas garantizan la pertenencia al sistema y para pertenecer tengo que ser leal al sistema. Estas normas tienen que ver mucho con la conciencia de cada sistema.

Fundamentos conceptuales de la pedagogía sistémica

¿Y cómo será negar los límites en el sistema escolar, donde actúan director, maestros, terapeutas, educadores en cooperación con los padres y los alumnos? Cuando el maestro se pone en el lugar del padre, cuando los padres se ponen en el lugar del director, cuando el director se pone en el lugar del terapeuta y la colega en el lugar del alumno.

Ninguno tiene la fuerza que tendría en su propio lugar, asumiendo su propia responsabilidad. ¿Pero quién tendría que empezar a ordenar? Aquí se muestra otro orden: el de la jerarquía en el tiempo. Aquel que vino antes tiene prioridad con respecto de aquel que vino después.

  • Utiliza los Movimientos Sistémicos como herramienta para la resolución de conflictos y como medio para observar las dinámicas que no se perciben a simple vista.
  • Parte de la Teoría de los Sistemas.
  • Es fenomenológica, es decir, primero es el fenómeno y después secan las conclusiones. Se reconoce lo que es, lo que se expresa, tal y como es con ausencia total de juicio.
  • Se asienta en el Constructivismo y el Aprendizaje Significativo.
  • El establecimiento de puentes entre la Escuela y las Familias.

Algunos de los problemas que la pedagogía sistémica intenta resolver:

  • Bajo rendimiento escolar.
  • Asuntos relacionales dentro de la Comunidad Educativa.
  • Asuntos disciplinarios y de orden dentro del aula y del centro.
  • Falta de atención en el aula ATDI - ATDH.
  • Incomunicación entre Familias y Escuela.
  • Integración de los alumnos inmigrantes.
  • Disfunciones del Trabajo Cooperativo y de Equipo.

Artículos Relacionados