La Arcilla Blanca

La arcilla blanca es una gran desconocida dentro de los distintos tipos o variedades de arcilla que existen y es, generalmente, conocida como Caolín.

Composición de la arcilla blanca

Es más rica en aluminio que la arcilla verde, pero más pobre en oligoelementos y no contiene fósforo, cloro ni zinc. Es lavada por las aguas de lluvia. Es la arcilla de mayor pureza y puede ser ingerida.

Propiedades de la arcilla blanca

  • Ayuda a regular el Ph. intestinal.
  • Es buena como cicatrizante, vía externa, por su contenido en aluminio.
    Por sus propiedades vasoconstrictoras es ideal para las piernas cansadas.
  • Debido a su efecto de arrastre nos puede ayudar a combatir el estreñimiento.
  • Es muy aconsejable como enjuague bucal y en afecciones de garganta.
  • Tiene un alto poder desintoxicante y antibacteriano.
  • Indicada en tratamientos de úlceras gastrointestinales.

Aplicaciones de la arcilla blanca en belleza

  • Tiene un efecto más purificante que la arcilla verde.
  • Es ideal para las pieles secas y mates.
  • Es astringente y aporta luminosidad a nuestra piel.
  • La arcilla blanca es una aliada perfecta para eliminar impurezas de nuestra piel y ayudarla en su regeneración celular.
  • Debido a su composición tiene un efecto blanqueador, por lo que nos puede ayudar a combatir las manchas que aparecen en nuestra piel.
  • También se usa como mascarilla para el cabello.

Mascarillas de arcilla blanca

El agua para preparar la mascarilla de arcilla blanca debe ser siempre sin cloro, por lo que no podemos usar el agua del grifo.
Una vez hecha la pasta nos la aplicaremos, con una brocha, sobre la cara y la dejaremos reposar unos quince o veinte minutos.
Retiraremos con una esponja y agua fría o tibia.

Si nuestra piel es muy sensible mezclaremos la arcilla blanca con salvado de avena, aceite de trigo, aceite de almendra dulce y extracto de tilo o de caléndula hasta que obtengamos una pasta ligera. Aplicar y retirar de la misma forma.

Si nuestro pelo es graso también podemos aplicarnos una mascarilla de arcilla blanca que prepararemos mezclando la arcilla con agua tibia y aplicando la pasta resultante sobre la raíz de nuestro cabello. La dejamos actuar unos diez minutos y eliminamos con agua tibia. Repetiremos una vez por semana.

Cuando preparemos la arcilla no debemos olvidar que esta no debe entrar en contacto con elementos de metal, pues, perdería sus propiedades.

Artículos Relacionados

  • Consejos para estar guapa
    La belleza es un concepto complejo en el que entran factores espirituales como...
  • Eliminar verrugas
    Eliminar las verrugas no es tarea fácil. Los remedios naturales has sido usados...
  • Mascarillas Caseras
    Usar mascarillas caseras para el cuidado de nuestro rostro es una buena...