Eccemas, cuando la piel protesta

Los eccemas son muy molestos y pueden llegar a ser desesperantes ya que tienden a volverse un problema crónico si sólo los tratamos de modo externo.

Muchas personas se preocupan cuando les sale un problema en la piel, pero la piel solo es la envoltura del cuerpo y SIEMPRE que hay un problema en la piel tenemos que mirar dentro, porque el problema está en el interior.

Si solo nos preocupamos de ponernos una crema para que nos marchen los eccemas no arreglamos nada. Es como si una pared se estuviera agrietando y nosotros le pusiéramos una capa de pintura. Lo que tenemos que hacer es arreglar la causa del problema y  no el síntoma.

¿Qué son los eccemas?

Son un problema de la piel que suele presentar un enrojecimiento con unas pequeñas lesiones (vesiculitas, eritemas y exudación). Normalmente provoca picor y tiende a distribuirse rápidamente por otras zonas del cuerpo.

Hay muchas personas que notan que les sale como si fuera una reacción alérgica.
Hay varios tipos de eccemas: de contacto o dermatitis, seborreico y atópico.

Etiología o causas de los eccemas

Los eccemas pueden deberse a diversas causas: problemas  digestivos, hepáticos, de intestinos y relacionados con el sistema nervioso. 

¿Cómo evitarlos?

Lo más importante: limpieza interior. Las personas a través de los años y de las costumbres alimentarias nos vamos intoxicando y necesitamos una limpieza profunda de  vez en cuando aunque no tengamos problemas de salud.

Este es el sistema de cómo evitar los eccemas. Para tratar los eccemas nos hemos de dedicar, sobre todo a depurar el hígado, ya que es la fábrica depurativa del cuerpo y los intestinos.

Tendríamos que ir al lavabo tres veces al día y sin diarrea. ¿Os parece una animalada? ¿Vais al servicio una vez al día y cada dos días? Pues ya tenéis trabajo que hacer.

Fitoterapia para los eccemas

Una de las plantas que mejor nos purifican por dentro es la Cola de Caballo, que encima lleva sílice, un mineral que es una maravilla para la piel.
También nos irá muy bien la Hepática, ya que como su nombre indica nos ayuda en las funciones del hígado.

El te verde es un te que no nos hará nunca daño y que también nos ayuda a limpiar nuestro cuerpo. Os lo recomiendo tomar siempre y no solo cuando tengamos un problema de piel. Pero mejor comprarlo en las herboristerías, el que se vende en bolsas, porque así veis el que os tomáis cada día.

Lo bueno es prepararse un litro de agua, llevarla a ebullición y poner 4 puñaditos de te verde. Dejar reposar un rato y después colar. Os lo ponéis en una botella vacía de agua mineral y os lo vais tomando durante todo el día. Veréis como os encontraréis mucho mejor.

En el caso de que lo que os preocupe es el eccema, podéis hacer una mezcla depurativa con estas tres plantas que os he dicho, una cucharadita de cada una de ellas y dos de te verde, y también prepararla en un litro de agua. No pongáis azúcar, que nos es nada saludable. Poned miel (que no engorda) y es mucho mejor que la sacarina.

Si vemos que el componente nervioso es muy importante podemos añadir a la mezcla anterior un poco de Melisa o de hojas de Azahar.

Dieta para el eccema

Como los eccemas son un problema de intoxicación del cuerpo todo lo que nos lo limpie nos irá bien: las ensaladas, con zanahorias, col lombarda, remolacha, rábanos, espárragos (aunque sean de lata) y piña.

La fruta se tiene que comer antes de las comidas (si, si) o sola. Si no nos puede provocar indigestión, porque las enzimas digestivas asimilan mucho más rápido la fruta que las otras comidas elaboradas, por lo tanto si la comemos después de una comida hacemos trabajar aún más al estómago. La fruta que mejor se asimila es la manzana y la piña.

También es importante no cenar demasiado porque el cuerpo necesita descansar. Sería una tontería poner gasolina al cuerpo cuando lo llevamos al garaje, ¿no?

Ácidos grasos omega 6 y eccemas

Algunas personas han obtenido mucha mejoría tomando aceite de Onagra (Prímula o Primrose) o de Borraja.

Remedios homeopáticos para los eccemas

Aunque cada caso es diferente y debe de verlos el homeópata hay una serie de remedios homeopáticos que pueden ser de gran ayuda:

  • Hepar Sulphur al 30 CH: se toman 6 gránulos por la mañana en ayunas.
  • Graphites 9 CH: 6 gránulos antes de las tres comidas y de ir a dormir.
  • Murcurius solubilis 30 CH: 6 gránulos por la mañana junto con el Hepar Sulphur.

Cremas naturales

Aunque el problema se tiene que tratar por dentro también os irá bien una crema, pero sin antibióticos. Puede ayudarnos alguna crema de manteca de karité, una crema que lleve Sílice o alguna crema homeopática.

Recordad: Todos los problemas de salud se tienen que tratar por dentro, y también recordad que la parte mental es muy importante: somos lo que pensamos.

Artículos Relacionados