Beneficios de la talasoterapia para la salud

Llega el verano y las playas se llenan de gente deseosas de disfrutar del sol y del agua, de aprovechar los beneficios del agua de mar para la salud.

¿Por qué de los beneficios del agua de mar?

El agua del mar tiene una composición similar a la que tiene el plasma sanguíneo y es muy rica en oligoelementos, yodo, potasio, zinc, etc., que el agua dulce no posee. Estos oligoelementos son muy eficaces a la hora de tratar algunas enfermedades.

Nuestra piel absorbe estos elementos marinos, mediante osmosis, cuando entramos en contacto con el agua del mar aprovechando todas sus propiedades.
No debemos olvidar que el agua de mar tiene propiedades antibióticas y ejercen un gran efecto terapéutico.

Algunos de los beneficios del agua de mar

  • Debido a su densidad nos facilita la relajación muscular.
  • Mejora la capacidad respiratoria.
  • Ayuda en la eliminación de toxinas.
  • Mejora la circulación sanguínea debido a la presión.
  • Por su alto contenido en sodio es de gran ayuda en la recuperación muscular.
  • Cuando estamos en el agua somos más ligeros, por lo que el esfuerzo de nuestro corazón es menor.
  • Alivia dolores reumáticos y musculares.
  • Especialmente indicados los baños en el mar si padecemos de psoriasis.
  • Su alto contenido en magnesio es muy efectivo para ayudar a calmar la ansiedad.
  • Revitaliza los tejidos.
  • Equilibra y retrasa el envejecimiento de la piel.

Agua, aire y arena

No sólo los baños en el agua de mar nos aportan beneficios, la brisa marina y los paseos por la arena también ayudan a nuestro organismos a mantenerse bien.
El aire a la orilla del mar tiene unas condiciones muy especiales, pues está cargado de iones negativos generados por las olas del mar.

Esta brisa cargada de iones negativos tiene un efecto relajante y antidepresivo.
Y uno de los mejores regalos que podemos hacerles a nuestros cansados pies es un paseo por la arena, recibirán una grata sesión de masaje y activaremos la circulación en nuestras piernas.

También la podemos beber

El agua de mar no solo nos ayuda desde el exterior, también podemos beberla.
Existen los llamados dispensarios marinos, que puso en funcionamiento el francés Quinton, en los cuales se llevan a cabo diferentes tratamientos, con mucho éxito en la mayoría de los casos, a base de agua de mar.

El agua marina contiene todos los oligoelementos necesarios y es posible que por esa razón sea tan efectiva en el tratamiento de muchas enfermedades.

Artículos Relacionados