Los Juanetes

Los juanetes son sin duda alguna, uno de los peores problemas que pueden afectar nunca a nuestros pies y cuya mejor medicina se llama prevención.

¿Qué son los juanetes?

Los juanetes se describen como protuberancias en la parte interna del pie, al lado del dedo gordo. Cuando los juanetes aparecen el dedo gordo acaba apoyándose en el otro dedo en lugar de apuntar, como debería, hacia delante. Los juanetes van creciendo progresivamente, haciendo que la protuberancia ósea y la inclinación del dedo gordo aumenten.

También existen los llamados juanetes de sastre, que son unas protuberancias en los dedos pequeños de los pies. Los juanetes de sastre son menos comunes que los juanetes corrientes pero pueden ser igual de molestos y dolorosos.

¿Por qué aparecen los juanetes?

Parece ser que un factor muy importante en la aparición de juanetes es la herencia genética, un 63% de persona con juanetes tiene antecedentes familiares. También es cierto que los juanetes los sufren más las mujeres que los hombres, por cada diez mujeres con juanetes solo hay un hombre que los tiene.

Un gran culpable de la aparición de los juanetes son los zapatos. Usar un calzado poco adecuado a las necesidades de los pies ayuda a la aparición de los juanetes.
Los tacones altos y los zapatos en punta son también responsables de que aparezcan los juanetes.

¿Cómo sabemos que tenemos juanetes?

Los juanetes no siempre aparecen en los dos pies, puede aparecer en uno solo y si hay en los dos no tienen porque tener la misma evolución.

Cuando los juanetes empiezan a crecer se puede sentir verdaderas molestias, pensemos que es el hueso que está creciendo de una forma inadecuada.
Mientras los juanetes sigan creciendo las molestias no desaparecerán, aunque en algunos casos pueden no presentarse.

Si empezamos a notar dolor, hinchazón, picor o enrojecimiento de la zona, es posible que nos estén apareciendo los juanetes y debemos consultar a un especialista.

¿Es aconsejable la cirugía?

Si los juanetes son grandes y producen muchas molestias la cirugía es la única solución. Esta cirugía consiste en cortar el hueso y liberar los tejidos blandos comprimidos.

La cirugía no esta recomendada en los adolescentes, pues para practicarla los juanetes deben estar del todo desarrollados, si no es así los juanetes pueden volver a aparecer.

¿Se puede prevenir la aparición de los juanetes?

Como ya hemos dicho algunos juanetes aparecen por causas genéticas, otros por el calzado.
Hay que seguir la evolución de los juanetes y tomar una serie de medidas que nos pueden ayudar a aliviar el dolor, pero tengamos muy presente que los juanetes no van a desaparecer si no es con cirugía.

Consejos para aliviar los juanetes

  • Usar un tipo de calzado adecuado, evitar los tacones e intentar que la horma de los zapatos sea ancha y que no oprima los dedos de los pies.
  • Usar almohadillas sobre los juanetes puede ayudar a calmar el dolor.
  • Evitar estar muchas horas seguidas de pie.
  • La aplicación de hielo sobre la zona de los juanetes puede calmar la inflamación y el dolor.
  • Caminar descalzo, siempre que se pueda, supondrá un gran alivio para los juanetes.
  • Unos baños de agua caliente con sal también son muy recomendables para reducir la inflamación y mitigar el dolor.

No debemos olvidarnos que los pies soportan, durante todo el día, el peso de todo el cuerpo, por lo que su cuidado debe ser constante y no solo por motivos estéticos.

Artículos Relacionados