Cría de pollos de granja

La cría de pollos de granja de forma intensiva es uno de los negocios de nuestros días pues el pollo es, por su precio, una de las carnes más consumidas.

Como se criaban antes los pollos

Todos aquellos que ya somos un poco mayores hemos visto como se criaban los pollos hace unos años. Vivían en sus corrales, en una semilibertad, funcionando con los horarios de luz solar, picoteando hierbas y escarbando para buscar lombrices.

Entre los pollos, gallinas y gallos del corral se establecían unas relaciones de jerarquía pues son animales muy territoriales. La esperanza de vida de estos pollos era mucho más larga que la de los pollos criados en las granjas y por supuesto la disfrutaban mucho más.

También es cierto que el consumo de pollo solo se producía en contadas ocasiones, hoy comemos pollo de forma habitual sin pararnos a pensar como son criados estos animales.

Las granjas de pollos

Las granjas son establecimientos donde los pollos viven confinados en condiciones extremas.
La cría de pollos de granja es un negocio de fabricar carne por lo que nadie se preocupa de que las granjas reúnan unas mínimas condiciones para que los animales tengan una vida "digna", a la que también tienen derecho.

Las granjas son grandes naves que en invierno se calientan con el calor producido por los propios animales y en veranos tienen muy escasa ventilación con lo que no es extraño que cuando las temperaturas son muy altas los pollos mueran asfixiados por el calor.

Cría de pollos de granja

Las naves que se usan para la cría de pollos pueden llegar a albergar hasta 25.000 aves.
Tantos animales juntos hace que sufran de estrés y que luchen por conseguir un poco de espacio picoteándose con tanta violencia que en ocasiones se matan entre ellos.

Los pollos son seleccionados genéticamente para convertirlos en animales hambrientos que no paran de comer, además las luces de las naves se mantienen encendidas la mayor parte de la noche, con lo que rápidamente alcanzan el peso "ideal".

Esta forma tan rápida y artificial de cría de pollos afecta mucho a los animales pues alcanzan un peso excesivo por lo que sufren deformaciones tanto de sus esqueletos como de sus órganos internos.
Este engorde exagerado les produce síndromes hepáticos y renales y también ataques al corazón que son provocados por el exceso de grasa.

Ya tienen el peso y ¿ahora qué?

Como ya hemos dicho la cría de pollos de granja es un negocio y claro una vez los pollos tienen unas tres semanas de edad y el peso necesario son transportados desde las naves de la granja al matadero.

Un lindo viaje en primera clase: Los pollos son transportados al matadero en cajas de plástico apilados, sufriendo unas terribles condiciones de temperatura, golpes por la carretera. Durante todo el viaje, que puede alcanzar las 24 horas, los animales no tienen acceso a alimentos ni a agua.

Y cuando llegan son transportados al área de aturdimiento, donde normalmente son electrocutados. A veces el sistema de aturdimiento eléctrico no funciona, lo cual provoca que los pollos conserven la consciencia. A continuación se les mata cortándoles el cuello, para que se desangren, o asfixiándolos. Después se les da un baño caliente, el agua alcanza alrededor de los 65ºC, para desplumarlos estando algunos animales todavía conscientes cuando se realiza esta operación.

Un pequeño rayo de esperanza

La Comisión Europea ha propuesto una normativa comunitaria con medidas para garantizar que la cría de pollos de granja se lleve a cabo pensando un poco en el bienestar de los pollos, tales como limitar la densidad de los animales en las granjas, y exigencias en la ventilación, ruido o luz.

La Comisión propone que, en las granjas, la densidad máxima de pollos por metro cuadrado no supere los 30 k. de peso. Ese límite se elevará a 38 k. si en las inspecciones de los mataderos se puede comprobar que los animales no han sufrido problemas por falta de bienestar.

Artículos Relacionados