Mascarillas Exfoliantes

Las mascarillas exfoliantes son unas grandes aliadas en el cuidado de nuestra piel, nos ayudarán a cuidar nuestro rostro y también todo nuestro cuerpo.

¿Por qué la necesidad de usar mascarillas exfoliantes?

Nuestras células muertas formas una capa sobre nuestra piel que le impide lucir saludable y luminosa.
Eliminar esta capa de células muertas ayudará a nuestra piel a respirar.

Conseguiremos esto mediante la aplicación de una mascarilla exfoliante, que nos ayudará a eliminar las células muertas y las impurezas que se van acumulando sobre nuestra piel.

Una buena exfoliación no solo es aconsejable para nuestro rostro, todo nuestro se sentirá mucho más fresco y suave después de ser sometido a buena exfoliación.

¿Cómo aplicar una mascarilla exfoliante?

Es importante que antes de aplicar la mascarilla exfoliante hayamos limpiado el rostro, después aplicaremos la mascarilla exfoliante con suaves masajes circulares por toda la cara. Estos masajes ayudarán a que caigan las células muertas. Dejaremos que la mascarilla repose unos minutos y después retiraremos con agua e hidrataremos.

También podemos, y debemos, aplicar exfoliante por todo nuestro cuerpo, pues las células muertas no solo están en la cara. Podemos hacerlo en la ducha frotando el exfoliante por todo el cuerpo y enjuagando muy bien después. Por último también debemos hidratar nuestro cuerpo.

Es importante que el cuerpo este húmedo antes de aplicar la mascarilla exfoliante y también es muy importante que después de la exfoliación hidratemos y tonifiquemos la piel.

Algunas recetas de mascarillas exfoliantes

En el mercado existen muy buenas mascarillas exfoliantes pero te vamos a dar algunas recetas para que puedas preparar mascarillas exfoliantes caseras, cosa que tu bolsillo seguro agradecerá:

  • Pon dos cucharadas de azúcar, dos de aceite de oliva y dos de crema hidratante. Todo ello bien mezcladito ya tienes una buena mascarilla exfoliante.
  • Zumo de limón, hojas de menta machacadas y una cucharada de miel es otra buena receta para hacer una exfoliante.
  • Otra buena mascarilla se consigue mezclando dos cucharadas de avena, tres fresas maduras machacadas y una cucharada de yogur natural hasta formar una pasta consistente.

¿Sabías que...?

Nunca debemos aplicar este tipo de mascarillas alrededor de los ojos.
Si nos preparamos nuestras propias mascarillas exfoliantes tendremos la seguridad de que no contienen productos químicos que pueden causarnos algún tipo de problemas.
Exfoliar nuestro cuerpo una vez por semana es un hábito muy aconsejable.

Artículos Relacionados