Tipos de arcilla

Las diferentes clases o tipos de arcilla tienen matices que hacen que cada una sea más apropiada para unas u otras indicaciones cosméticas o medicinales.

Propiedades de la arcilla

Los diferentes tipos de arcilla o barro se han usado desde tiempos muy lejanos con fines medicinales y embellecedores. Las arcillas estimulan la eliminación de agentes tóxicos. Una de las muchas aplicaciones de la arcilla es ayudarnos a tener una piel limpia y saludable.

Las propiedades curativas de la arcilla son: regenerativas, refrescantes, descongestionantes, purificadoras, cicatrizantes, absorbentes, calmantes y antibióticas.

La arcilla es muy eficaz en la destrucción de bacterias. La arcilla tiene propiedades antisépticas, antibióticas y purificadoras para todo el cuerpo. La arcilla puede ser empleada en cataplasmas y mascarillas y administrada por vía oral, anal o vaginal, consultando siempre a un especialista. Lo cierto es que la arcilla tiene la extraordinaria propiedad de dirigirse siempre al punto infectado del cuerpo para limpiarlo y sanarlo.

Arcilla blanca

  • La arcilla blanca, también conocida con el nombre de caolín, tiene un alto poder desintoxicante, antibacteriano y cicatrizante además de ayudar a regular el PH intestinal.
  • La arcilla blanca es una aliada perfecta para eliminar impurezas de nuestra piel y ayudarla en su regeneración celular. La arcilla blanca es recomendable para pieles secas, nos aporta luminosidad y deja nuestra piel lisa y suave, también nos ayuda a aclarar las manchas de la piel.
  • La arcilla blanca también es un buen enjuague bucal, nos puede ayudar a combatir el estreñimiento y gracias a sus propiedades vasoconstrictoras, es ideal para utilizar en piernas cansadas.

Arcilla roja

  • La arcilla roja debe su color rojizo a un mayor contenido de hierro y aluminio, lo que le otorga propiedades astringentes, antiinflamatorias y descongestivas.
  • El uso de la arcilla roja está más recomendado para pieles sensibles y delicadas con problemas de dermatitis.
  • La arcilla roja actualmente es conocida como la arcilla más curativa, pues provee a la piel de una excelente regeneración celular; cabe destacar que esta es altamente recomendada para personas con problemas como la celulitis y heridas abiertas.

Arcilla amarilla

  • La arcilla amarilla es rica en hierro y potasio. Se usa para problemas óseos, en caso de fatiga intensa, combinando con la arcilla verde.
  • La arcilla amarilla es desintoxicante, pues el hierro y el potasio ayudan a la oxigenación de la piel, eliminando toxinas y grasas.
  • La arcilla amarilla remineraliza y activa la reparación de los tejidos, músculos y ligamentos y limpia los órganos internos.

Arcilla verde

  • La arcilla verde debe su color es debido a los óxidos de hierro ferroso y de magnesio. Es muy rica en oligoelementos.
  • La arcilla verde tiene una gran capacidad de absorción, regulando el exceso de grasa, y es altamente purificante, por lo que está particularmente indicada para pieles grasas y mixtas.
  • La arcilla verde también podemos utilizarla para tratar lesiones, dolencias e inflamaciones.

¿Cómo y donde se venden los diferentes tipos de arcilla?

Los diferentes tipos o clases de arcilla, con fines medicinales o cosméticos, se suelen vender en herbolarios, comercios de productos naturales, farmacias y en algunos centros de estética.

Se suelen vender en su forma natural (polvo para mezclar con agua) pero también en tubos o frascos (el barro o arcilla ya listo para utilizar)
Algunos tipos de arcilla, como la arcilla blanca, también se pueden encontrar en forma de cápsula o comprimido (para uso interno)

Artículos Relacionados