Técnica metamórfica o masaje metamórfico

La técnica metamórfica o masaje metamórfico es conocida debido a que favorece el proceso de autocuración partiendo de que la vida es la gran sanadora.

¿Qué es Técnica Metamórfica o Masaje Metamórfico?

La vida es creación, y de la creación surge el movimiento: el movimiento es cambio, y es la fuerza vital la que sustenta este cambio dentro de los diversos ciclos de la existencia... "La vida es el poder que cura."

"Metamorfosis" significa "transformación" y esto se produce cuando nuestra energía fluye libremente. Esta técnica nos conecta, a nivel de consciencia, con los nueve meses vividos en el seno materno y nos lleva a descubrir nuestro propósito en la vida. Es el masaje de la transformación.

Durante el período de gestación, los nueve meses transcurridos entre la concepción y el nacimiento, se establecen nuestras estructuras físicas, mentales y emocionales. La vida, después de nacer, tiene sus raíces en este período prenatal: nuestra vida antes de nacer. Es esta estructura corporal la que debe ser liberada.

¿En qué se basa?

Debemos tener presente que trabajamos con una visión holística de la medicina natural que mantiene la unidad del cuerpo, la mente y las emociones como algo inseparable en el individuo, contemplando así todos los procesos.

Este concepto de globalidad es necesario en la aplicación de la Técnica metamórfica o Masaje Metamórfico, que no pretende incidir sobre un síntoma o un problema físico concreto, sino que actúa sobre el conjunto energético del individuo buscando la relajación física y mental y el equilibrio emocional.
La actitud del masajista ó practicante debe cumplir estos principios: No intención, no implicación y desapego.

La aplicación del masaje requiere una actitud relajada, receptiva e intuitiva que, siendo beneficiosa en cualquier otra técnica de masaje, aquí es imprescindible. El desarrollo de estas capacidades es un beneficio añadido que la práctica aporta al masajista ó practicante.

Cada tratamiento debe abordarse con sentido de la individualidad, y debemos adaptarnos a cada situación.

¿En qué nos puede ayudar la Técnica Metamórfica o Masaje Metamórfico?

Esta terapia está indicada para todas las edades, especialmente en niños y bebés, durante el embarazo, en casos de estrés, depresión, ansiedad, etc., y en enfermos terminales, ya que ayudaremos a la aceptación del tránsito que están a punto de emprender (el nacimiento de una nueva realidad)

Se fundamenta en el trabajo en zonas del pie que tienen influencia y relación con los aspectos mentales y emocionales del individuo. Con el masaje se libera y alivia la tensión mental y emocional, lo que induce a la relajación física.

El individuo recupera la fuerza vital; los bloqueos suelen ser eliminados y se produce la auto-curación. El efecto es placentero y relajante produciéndose una sensación de bienestar, fluidez y plenitud.

Es una herramienta única para la transformación personal muy accesible a todos y fácil de aprender e integrar en nuestra vida cotidiana. Agradable de dar y recibir y totalmente segura. Indicada a cualquiera que desee hacer cambios que puedan incrementar su calidad de vida.

No hay intervención física ni diagnosis, no hay necesidad de consultar o volver sobre el pasado o la historia médica de la persona. La energía vital de la persona es libre de hacer lo que sea requerido. La persona es llamada a ser su propio sanador.
No somos conscientes del cambio porque proviene de nuestro interior. Nosotros somos el cambio.

Origen e historia de la Técnica Metamórfica o Masaje metamórfico

Al comienzo de la década de los sesenta, el médico Naturópata británico Robert St. John utilizaba la Reflexología en su trabajo con niños afectados de patologías mentales.

Motivado por conseguir mejores resultados en sus tratamientos investigó profundizando en los aspectos psicológicos de las zonas reflejas de los pies, partiendo de la creencia oriental que establece que los pilares fundamentales de la persona se originan en el período prenatal, quedando así sentadas las bases del conjunto energético.

Los pies son nuestra base, los cimientos que nos mantienen en equilibrio, son nuestro vínculo con la tierra y el puente hacia esferas más altas. Nuestros impulsos espirituales e intelectuales deben tener ese punto de apoyo con la tierra.

Los aspectos físicos, mentales y emocionales y, consecuentemente, muchas de las pautas de comportamiento del individuo tienen su origen en el período de gestación, donde se reúnen no sólo los aspectos genéticos del padre y la madre, lo relativo a la vivencia física prenatal (alimentación, salud de la madre...) sino que también concurren las informaciones sensoriales y emocionales de la madre.

St. John consiguió grandes resultados en su trabajo con niños con patologías mentales (al que en principio llamó TERAPIA PRENATAL) y que hoy día se utiliza como apoyo de terapias en niños autistas y con síndrome del Down, obteniendo mejoras en la calidad de vida y en muchos aspectos de relación con el entorno.

Posteriormente, con el nombre de Técnica Metamórfica e incluyendo el masaje en manos y cabeza, comenzó a utilizarse en adultos, sobre la base de que la información prenatal puede ser la causa de determinados bloqueos y tensiones que pueden condicionar negativamente pautas de pensamiento, de relación y de expresión en el individuo adulto.

Artículos Relacionados

  • Cólico de Riñón
    El cólico de riñón, o urolitiasis es una enfermedad causada por la presencia de...
  • La fuerza de las palabras
    El lenguaje sirve para comunicarnos pero, a menudo, no somos conscientes del...
  • La reflexoterapia
    La reflexoterapia es una técnica muy antigua, la empleaban los chinos y también...