Pies hinchados en el embarazo, causas y tratamiento

A continuación veremos las causas de los pies hinchados en el embarazo y que remedios naturales podemos tomar o aplicar durante la gestación.

Los pies hinchados en el embarazo se conocen también como edema. Es la retención de líquidos que se produce durante la gestación provocando hinchazón en los pies, tobillos y piernas. Suele ocurrir durante el último trimestre de embrazo.

Durante la gestación se produce un gran aumento de agua corporal, de hecho gran parte de la ganancia de peso en la mujer embrazada se debe al aumento de los líquidos corporales, este incremento se debe fundamentalmente al efecto hormonal, que activa la retención de sodio y agua por parte del riñón.

Síntomas

Los principales síntomas son: hinchazón en los pies, piernas, tobillos y manos debido a la retención de líquidos. Si notas hinchazón en la cara o alrededor de los ojos e hinchazón pronunciada en las manos y pies con exageración esto podría ser un signo de preeclampsia que es una enfermedad muy grave.

Si notas que una pierna está más hinchada que la otra, especialmente si tienes algún dolor en la zona, podría ser una señal de coágulo sanguíneo. Visita a tu médico de cabecera lo mas antes posible.

Causas

  • Las causas de los pies hinchados en el embarazo es la retención de líquido. El útero alcanza un gran volumen, comprimiendo los vasos sanguíneos que transporta la sangre de los miembros inferiores hacia al corazón. Esa tensión hace que se acumule el líquido en los tejidos y forme edemas. En la gestación aumenta el líquido extracelular y aumenta la permeabilidad de los vasos sanguíneos debido a los estrógenos, que ocasiona la inflamación de los pies y tobillos.
  • Otro mecanismo que aumenta el edema en las embarazadas es la disminución de la concentración de la proteína en la sangre, lo que ha su vez facilita la salida de agua desde las venas hacia los tejidos periféricos favoreciendo su acumulación en forma de edema.
  • El aumento de peso excesivo en el embarazo también produce edemas.
  • Permanecer de pie mucho rato o sin mover las pierna, el consumo de sal en exceso y los niveles bajos de potasio.

¿Se pueden tomar plantas medicinales?

Efectivamente. Podemos tomar algunas plantas medicinales para los pies hinchados en el embarazo:

  • La cola de caballo: es conocida por la acción que tiene sobre el sistema renal. Es diurética y muy rica en potasio y, por lo tanto, ayuda a regular el organismo. En embarazadas se debe consultar con un profesional porque debe dosificarse de forma individual.
  • Cebada: su agua es muy recomendada en edemas  en caso de los miembros inferiores durante el embrazo. Potente diurético que brinda alivio inmediato, se debe preparar hirviendo 100g de cebada pelada en ½ litro de agua, hasta que reduzca a la mitad, dejar enfriar y bebe ½vaso 3 veces al día.
  • Romero: remedio de uso externo para alivia los pies hinchados durante el embrazo. Preparar una decocción para incluir en un baño de pies 15 minutos, secar los pies con una toalla realizando masajes de abajo hacia arriba 12 veces de cada lado y luego colocar los pies en alto otros 15 minutos, prohibido uso interno durante el embrazo.

Alimentación adecuada

La alimentación es un factor importante para eliminar líquidos sobrantes del organismo.

Una alimentación rica en vegetales frescos, que contengan frutas y verduras, ayuda a la eliminación de líquidos ya que contienen un porcentaje de agua muy elevada. Muchas de ellas poseen propiedades diuréticas muy acentuadas que favorecen la estimulación del riñón y provocan la eliminación mediante la orina.

Los alimentos más recomendados son el potasio que junto con el sodio y cloruro mantienen el equilibrio hídrico. Las frutas y verduras son muy ricas en potasio. Se aconseja una ingesta de 400 g al día.

Beber mucha agua hará que el cuerpo retenga menos líquidos. Realizar actividad física con regularidad, especialmente caminatas, natación o pedaleo sobre una bicicleta de ejercicio, tomar clases de aerobic acuático.

Prevención

Mantener un peso adecuado, evitar el sedentarismo hacer ejercicio, controlar la presión arterial, usar medias elásticas que no aprieten, descansar las pies, apoyando las piernas en un almohadón.

En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

Artículos Relacionados