El Impétigo

El impétigo es una enfermedad infecciosa de la piel y que, aunque se trata con antibióticos, también podemos combatirla, a la vez, con remedios naturales.

¿Qué es el impétigo?

El impétigo es una infección de la piel causada por bacterias estreptococos y/o estafilococos. Es una enfermedad muy contagiosa que suele afectar especialmente a los niños aunque también puede ocurrirnos a cualquier edad. El tratamiento habitual es con antibióticos, a nivel interno, y desinfección a nivel externo (con productos antisépticos)

Síntomas del Impétigo

Los primeros síntomas del Impétigo comienzan por la aparición de una o varias pequeñas ampollitas o vesículas que suelen picar (rodeadas de una zona inflamada) que contienen un líquido color miel y que acaban reventando; luego supuran y terminan formando una especie de costra amarillenta.

Suele salir en la cara (especialmente alrededor de la boca y la nariz), en los brazos y piernas pero puede aparecer o extenderse por cualquier parte de cuerpo.
Como las vesiculitas o ampollas del Impétigo pican mucho la gente, sobre todo los niños, se rascan y la infección de expande a otras zonas e incluso a otras personas ya que es muy contagioso. Cuando una vesiculita estalla deja una base o superficie muy roja.
Los ganglios linfáticos cercanos pueden llegar a inflamarse.

Causas y como evitar su contagio

La causa más habitual suele ser el contagio a través del contacto con gente que ya lo tiene.
La bacteria también puede entrar a través de una picadura de un insecto, mordeduras humanas o animales, un corte, un accidente, ambientes con mucha gente y poca higiene; y cuando tenemos una zona muy debilitada (un eccema, tiña, etc.) También estamos expuestos a la infección del Impétigo cuando nuestras defensas están bajas (resfriados fuertes, gripes u otras infecciones víricas)

Lo cierto es que en algunos casos la enfermedad aparece, aparentemente, sin haber ninguna de las causas citadas.
Una vez iniciado el tratamiento con antibióticos la enfermedad deja de ser contagiosa a las 24 horas.

Observar una buena higiene, no compartir ropa ni toallas con gente infectada con Impétigo y vigilar las heridas es la mejor forma de no padecer el Impétigo. Por supuesto no hemos de tocar el líquido de las vesiculitas del enfermo (si las hemos de curar, luego nos lavaremos bien las manos con un jabón desinfectante) Las costras suelen desaparecer a las tres semanas.

Remedios naturales para el Impétigo

  • Aceite de Onagra o Prímula: (Oenothera Biennis): tomar un par de perlas o una cucharadita al día sobre todo cuando esa zona de la piel está muy inflamada.
  • El Betacaroteno y el Zinc: suelen funcionar muy bien en estos casos de bajón inmunitario que afecta a la piel.
  • A nivel externo: suele funcionar el extracto (no alcohólico) de Caléndula o el de Propóleo. Las cremas no son tan recomendables ya que estas bacterias suelen preferir un "terreno" húmedo para reproducirse. En casos leves se usan cremas antibióticas. Como alternativa natural tendríamos la crema de própolis o la crema de árbol del té (Tea Tree)

Plantas medicinales o fitoterapia para el Impétigo

  • Plantas medicinales para aumentar las defensas: la Echinacea, el tomillo o el propóleo o própolis (sustancia que secretan las abejas para limpiar su colmena de gérmenes y virus) pueden irnos muy bien a fin de reforzar nuestro sistema inmune y acabar antes con el Impétigo. Además siempre ayudarán que aunque tomemos antibióticos no quedemos "bajitos" de defensas y no hagamos otra infección añadida. Estas plantas se pueden tomar en forma de infusión o en forma de gotas. El farmacéutico, herbolario o especialista nos dará más información sobre estas plantas medicinales.
  • Plantas medicinales depurativas: el Diente de León, la Ortiga, la Alcachofa y la Bardana son plantas medicinales son plantas muy aconsejables en estos casos ya que ayudan a derivar o expulsar las toxinas de la infección a través de otros sistemas de eliminación (riñones e hígado) Una infusión dos o tres veces al día nos será de gran ayuda en caso de Impétigo.

Se podría combinar la infusión depurativa añadiéndole, a la vez, las gotas de plantas que aumentan las defensas.

Dieta o nutrición ideal en caso de Impétigo

  • Polen de abejas (rico en Zinc) y/o Levadura de cerveza (depurativa hepática) Una cucharadita de polen y una cucharada sopera de levadura de cerveza en un vaso de agua con medio zumo de limón y un poquito de miel.
  • Zumo de zanahoria (65%) y de naranja (35%) por su gran aporte de Betacaroteno y vitamina C (refuerzan nuestro sistema inmune)
  • Kéfir de leche o de agua (ayudarán a mejorar la flora intestinal que siempre "sufre" cuando hay una infección) En caso de tener que tomar antibióticos colaborará a que nuestra recuperación sea más rápida.

Buscar siempre un buen aporte de fibra (frutas y verduras) a fin de evitar el estreñimiento ya que un intestino limpio siempre colabora en que eliminemos más fácilmente las toxinas y a la vez funcione mejor nuestro sistema inmune.

Terapias Naturales para el Impétigo

  • Homeopatía: la homeopatía es una de las mejores terapias o remedios naturales para el Impétigo gracias a su eficacia y agradable sabor. Aunque los homeópatas buscan siempre un remedio para el enfermo más que para la enfermedad podemos utilizar algunos remedios homeopáticos como el PSORINUM (remedio de fondo), el MEZEREUM y el ANTOMONIUM CRUDUM. Nuestro médico o terapeuta nos dirá la potencia y la dosis más adecuada a nuestro caso. La homeopatía se suele vender sólo en farmacias.
  • Oligoterapia: la gran ventaja de los oligoelementos (minerales a dosis infinitesimales) es que pueden tomarlos incluso los bebés. El Cobre-oro-plata lo daremos cuando el Impétigo aparece cuando además la persona se siente muy cansada o ha recaído de otra infección. Cuando no hay fatiga o ha aparecido de repente podemos dar el Cobre (función antibiótica) El Azufre ayudará a eliminar o drenar la infección a través de otra vía que no sea la piel (favorece la depuración de toxinas a través del hígado)
En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

Artículos Relacionados

  • Aceite de Onagra o Prímula
    El aceite de Onagra o Prímula está de moda ya que entre sus propiedades destaca...
  • El Kéfir
    El Kéfir es una especie de Yogur muy apreciado en todo el mundo por sus...
  • El Propóleo o Própolis
    La importancia del propóleo o própolis como complemento de la alimentación se...