Hipertensión arterial y estrés

Hipertensión arterial y estrés van unidos en muchísimas ocasiones así que en este artículo vamos a dar unas pautas básicas para romper esa mala relación.

Relación entre la hipertensión arterial y estrés

Hay una estrecha relación entre la hipertensión y el estrés ya que este último es el responsable de que nuestro cuerpo tenga una serie de descompensaciones como es la hipertensión arterial.

Cuando nuestro cuerpo esta en constante ansiedad y no podemos remedio a la larga se convierte en estrés aumentando los latidos cardíacos y por ello la presión sanguínea también aumenta su ritmo.
Si tratamos el estrés también tratamos la hipertensión arterial.

Alimentación adecuada para la hipertensión arterial por estrés

La alimentación adecuada para la hipertensión arterial cuando sufrimos de estrés debe de ser en primer lugar... ordenada. A mayor desorden y más horas sin comer más hipoglucemias sufrimos, mayor resistencia a la insulina padeceremos y de forma indirecta padeceremos más problemas de hipertensión.

Evitaremos el café, el alcohol y cualquier estimulante (refrescos tipo Colas) Estos alimentos colaboran en aumentar nuestro nivel de estrés o en bajar nuestra resistencia a las situaciones estresantes. Colaboran pues a la hipertensión por estrés.

Lo ideal será comer en un ambiente relajado (con el móvil o celular desconectado) Debemos de ser conscientes de que ese es uno de los mejores momentos para desconectar y reducir nuestro estrés.

Beber dos o tres litros de agua al día ya que el estrés favorece la deshidratación.
Por supuesto evitaremos los alimentos salados (ricos en Sodio)
Los alimentos ricos en Potasio (verduras, frutas) y sobre todo aquellos ricos en Calcio y Magnesio (frutos secos, lácteos, algas marinas, brócoli, etc.) favorecen la disminución de la hipertensión por estrés ya que suelen tener un suave efecto relajante muscular que también actuará sobre las arterias.

Terapias para la hipertensión arterial por estrés

    Fitoterapia
  • Pasiflora y Valeriana: disminuyen considerablemente el estado de nervios así como el insomio.
  • Hierba de San Juan: en estados de depresión leve y estrés alternativamente.
  • Tila: tranquilizante y relajante.
  • Azahar: es sedante, relajante.
  • Melisa: para la inquietud, ansiedad.
  • Amapola: traquilizante, inductor del sueño.
  • Lavanda: sedante y equilibrante del sistema nervioso.
  • Hojas de Olivo: disminuye la hipertensión.
  • Espino blanco: ideal para disminuir la hipertensión y sedante.
    Terapia ortomolecular
  • Aceite de germen de trigo: eficaz para combatir el estrés.
  • Levadura de cerveza: por su contenido en Vit B es adecuada para tratar el estrés.
  • Vitamina B1: combate el estrés.
  • Extracto de uva: en dosis máxima es adecuada para combatir el estrés.
    Flores de bach
  • Olive: extenuación, cansancio físico y psíquico.
  • Elm: sobrecarga de responsabilidad.
  • Oak: exceso de trabajo y colapso psíquico.
  • Hornbean: cansancio mental.
  • Verbain: excesivo énfasis en lo que dicen y hacen.
  • Impatiens: impaciencia y exigencia.

Acupuntura
Terapia relajante y antiestrés que consiste en la puesta de agujas en unos meridianos y puntos determinados para reducir la ansiedad, estrés e hipertensión arterial asociadas.

    Otras terapias convenientes para el estrés y la hipertensión arterial
  • Sesiones de Yoga.
  • Sesiones de Tai-chi.
  • Reiki.

En el caso de la Hipertensión es importante eliminar los factores que la ocasionan y se reduce considerablemente la hipertensión, es decir que si se elimina en mayor parte el estrés, la ansiedad, se elimina la sal, aumentamos el ejercicio y eliminamos las grasas, el riesgo de padecer hipertensión se reduce considerablemente.

En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

Artículos Relacionados