Cómo diagnosticar la Fibromialgia

El diagnostico de la fibromialgia ha sido un verdadero problema para las personas que sufrían la enfermedad, pues las pruebas realizadas salían negativas.

¿Cómo diagnosticar la Fibromialgia?

fibromialgia

La Fibromialgia es una enfermedad que de hecho no existía (a nivel oficial) hasta hace poco más de diez años. A partir de ese momento la OMS (Organización Mundial de la Salud) la reconoció como enfermedad y marcó una serie de síntomas indispensables para que se pueda diagnosticar la Fibromialgia. El Colegio Americano de Reumatología fue de los primeros en definir estos criterios:

  • La persona debe de notar un intenso dolor al presionar sobre un mínimo de 11 puntos (de los 18 identificados en todo el cuerpo)
  • Una vez descartadas otras enfermedades la persona debe de haber sentido un dolor general y continuo durante un mínimo de tres meses.

A medida que se vaya teniendo más información y experiencia se irán añadiendo nuevos requisitos para saber como diagnosticar la fibromialgia más rápido y con mayor seguridad.

La fibromialgia se diagnostica tarde... y a veces nunca

Hasta hace bien poco (y aún hoy en día) se pensaba que básicamente se trataba de personas hipocondríacas o de gente que "necesitaba sentirse enferma" ya que las analíticas y todo tipo de pruebas salían perfectas.

Ha sido la cada vez mayor cantidad de personas que padecen Fibromialgia alertó a la comunidad médica de que algo estaba ocurriendo. La investigación y puesta en común de los datos y experiencias con estos pacientes llevaron, por fin, a que se llegara a saber como diagnosticar la fibromialgia.

Los pacientes de fibromialgia se sienten, al fin, comprendidos ya que incluso sus familiares (al ver que las pruebas salían negativas) llegaban a dudar de la enfermedad.
En todos los congresos médicos sobre la fibromialgia hay un consenso general de que los pacientes tardan entre dos y tres años en ser diagnosticados.

Habitualmente los análisis de laboratorio o radiológicos no muestran alteraciones, por lo que sólo ayudan a descartar otras enfermedades asociadas. Una de las causas es que no hay una prueba analítica que evidencie que el paciente sufre de Fibromialgia.

Muchos médicos suelen probar primero con antiinflamatorios, ansiolíticos o antidepresivos y multivitamínicos) para tratar de aliviar esos síntomas de dolor, desánimo, ansiedad o fatiga. Además en muchos casos el paciente sólo empieza por notar dolor en una zona o el dolor sólo aparece de un modo puntual. La verdad es que no es nada fácil diagnosticar la fibromialgia en todos los casos y menos especialmente en su inicio.

Síntomas más habituales relacionados con la Fibromialgia

Además del dolor en los 11 puntos (como mínimo) concretos del cuerpo el paciente suele padecer una serie de síntomas (para diagnosticar la Fibromialgia no es imprescindible sufrirlos todos) muy concretos:

  • Cansancio o fatiga: aunque hay casos livianos la mayoría de las personas con Fibromialgia dicen sentirse tan pesados como si llevaran plomo en todo el cuerpo. Cualquier labor implica un esfuerzo agotador.
  • Dolor: el dolor es crónico aunque hay momentos del día (al levantarse) que el paciente cree no poder soportar durante todo el día. Durante el día se va soportando (más o menos) y al final del día la sensación de dolor es de nuevo generalizada.
  • Desarreglos intestinales: hay muchos pacientes que padecen de gases y estreñimiento que, en algunos casos, se alterna con tendencia la diarrea o colon irritable.
  • Alteraciones del sueño: a la hora de diagnosticar la fibromialgia también se observa que la mayoría enfermos crónicos de fibromialgia no descansan adecuadamente. A algunos les cuesta mucho coger el sueño, otros se despiertan muchas veces y la mayoría se quejan de no disfrutar de un sueño reparador. También se pueden observar otros síntomas asociados como rechinar de dientes (Bruxismo) y movimientos bruscos de las extremidades.
  • Depresión o ansiedad: ambos son síntomas que también se tienen en cuenta a la hora de diagnosticar la fibromialgia ya que estos pacientes ven como su dolor y fatiga no mejora sino que va empeorando poco a poco. La falta de tratamientos claramente eficaces hace aumentar su sentimiento de desánimo y fatalismo. No hay que confundir la depresión y el cansancio (aunque coincidan) con la fibromialgia.
  • Otros síntomas: aunque menos habituales hay otro tipo de síntomas a tener en cuenta a la hora de diagnosticar la fibromialgia: problemas de concentración, calambres o adormecimiento de las extremidades, sequedad de las mucosas, mala coordinación psicomotriz, etc.

¿Sabías que...

Los pacientes de fibromialgia ven disminuida, en general, su capacidad de adaptarse a los cambios. Así los cambios atmosféricos, hormonales, horarios o emocionales suelen empeorar sus síntomas (dolor, cansancio, desánimo, etc.)

Artículos Relacionados

  • El Quiromasaje
    El Quiromasaje es una técnica antiquísima que nos puede ayudar en muchísimos...
  • Hernia cervical
    En este artículo veremos qué es una hernia cervical, como se forma y la...
  • Pastissets de boniato
    La receta de los pastissets de boniato es muy representativa de la cocina...