Interpretación de las líneas de la mano

La interpretación de las líneas de la mano requiere algo más que conocer cada una de las líneas y signos ya que hay que tener una visión del conjunto.

Para la interpretación de las líneas de la mano la estancia debe de ser adecuada, con un ambiente cálido entre los protagonistas y con las manos lo suficiente cerca para que su conexión ofrezca una discreta y natural intimidad

Ten en cuenta siempre las dos manos, izquierda y derecha, ya que pueden existir y existen entre ambas diferencias significativas. Por ello, la observación no puede centrarse en la visión de una, sea la izquierda o la derecha ya que un detalle puntual que pueda llamar la atención en un primer momento puede ocasionar una interpretación insuficiente si no tenemos en cuenta la información de la otra.

Interpretación de las líneas de la mano derecha e izquierda

Toda huella, signo, líneas y marcas que figuran en la mano izquierda del personaje, indica su parte mas intima, el equipaje que trae al nacer, emociones, tendencias, inclinaciones y proyectos, todo lo heredado pendiente de realizar.
En la mano derecha, la adaptación a las circunstancias, ambiente, objetivos preparados para cumplir, planes, hechos acaecidos y cambios obtenidos según metas a realizar.

Intensidad de las líneas de la mano

En la interpretación de las líneas de la mano la intensidad de las líneas es muy importante. Las líneas principales deben ser muy marcadas, fuertes, de un rosado intenso con un buen trayecto, y sin interrupciones, pero al mismo tiempo que no hay ninguna mano igual, tampoco existe la perfección en su contenido. Hay líneas muy finas, sin color, débiles, cortadas, fragmentadas; algunas ni existen, por ello su significación va perdiendo calidad y ello indicará falta de ilusión, de lograr, de querer, y de ganar las batallas de la vida.

Otros signos básicos en la interpretación de las líneas de la mano

    También hay que contar con la presencia de:
  • Cuadrados, un signo de protección en cualquier lugar de la mano.
  • Ramificaciones, en sentido ascendente de afirmación de la personalidad y dificultades en sentido contrario.
  • Rejas, provocadas por ansiedad.
  • Una estrella, símbolo de éxito.
  • Islas, síntoma de agotamiento y que necesita un periodo de reflexión.
  • Etc.

Algunos aparecen en casos aislados, otros habrá que ignorarlos y unos terceros se escaparan astutamente de nuestra vista. Hay que darles su valoración según el lugar donde aparecen.

Tipos de líneas de la mano

En la interpretación de las líneas de la mano hay que tener en cuenta que existen diferentes tipos de líneas: unas más importantes, llamadas líneas principales y otras secundarias. Sabemos de las primeras que:

  • La Línea de la Vida: bien marcada y larga indica buena salud, equilibrio, fuerza vital, resistencia, vigor, actividad sexual.
  • La Línea de la Cabeza: energía mental, sentido común, capacidad intelectual y profundidad de raciocinio.
  • La Línea del Corazón: alargada y continua, indica su vida afectiva, sentimientos y emociones.
  • La Línea del Destino: claramente positiva, objetivos, anhelos, ganas de hacer y de lograr, lo llevará todo a buen término.
  • La Línea Simiesca: la unión de la Línea del Corazón y la Línea de la Cabeza en una sola, informa de la fusión de la razón con los sentimientos.
  • La Línea de la pareja o matrimonio: el amor, la pasión, la respuesta, el desengaño, el dolor, y volver a empezar.

Conclusión sobre la interpretación de las líneas de la mano

Y llega el momento de la interpretación: entre tantos signos debes indagar el comienzo, el origen, arrancar el motor que pone en funcionamiento al personaje y por ahí localizar el hilo conductor que te lleve a aclarar sus dudas, alentar nuevas metas y hacerle comprender que si mantiene la calma y la esperanza la naturaleza siempre le dará otra oportunidad.

Artículos Relacionados