Hatha Yoga, el Yoga del sereno vigor

Hatha Yoga, el Yoga del sereno vigor, es el tipo de Yoga que más se practica en Occidente aunque muchos sabemos muy poco de sus bases y de su origen.

Así, el Hatha Yoga ayuda al practicante a obtener el pleno control sobre las funciones de su cuerpo físico, convirtiéndose en su propio maestro en vez de su esclavo. Normalmente la mente consciente sabe muy poco de lo que pasa por debajo del nivel de la consciencia. Un estudiante de Hatha Yoga aprende, gradual y conscientemente, a percibir y controlar muchos procesos que comúnmente no percibe.

Hatha Yoga significa la unión entre el "Ha" y la "Tha", es decir, entre el sol y la luna o, lo que es lo mismo, entre la energía positiva y la negativa, la masculina y la femenina, el prana y apana.

De esta forma el Hatha Yoga pretende no sólo fortalecer el cuerpo sino también armonizar y equilibrar todo el sistema nervioso, incluyendo ejercicios de respiración (pranayama), purificaciones corporales (kriyas) y trabajos gestuales (mudras)

A medida que se practican las posturas físicas y a través de una relajación muscular y del ritmo respiratorio, se va entrando en un estado mental sereno, tranquilo y óptimo que permite conectar con otros planos sutiles del ser.

Orígenes del Hatha Yoga

El creador del Hatha Yoga fue el maestro Shiva Mahadeva o Mahdeva Nath (según sus discípulos, una encarnación del dios Shiva) Otro de los impulsores del Hatha Yoga fue Gorakshanath, más conocido como Goraksha, que escribió varios libros como el "Goraksha samhita siddha siddhanta paddhati", el "Yoga martanada", "el Yoga siddhanta paddhati", "el Yoga bija", y "el Yoga chintamani".

Goraksha -al contrario que Patanjali (fundador del Ashtanga Yoga)- no creía en los Vedas (escrituras sagradas) sino en los Agamas shivaístas (saiva-tantra) y en los tantras del budismo vajrayana. Goraksha eliminó dos de los ocho pasos de Patanjali. A partir de entonces el Hatha Yoga de Goraksha fue conocido como shat yoga o gatha yoga.

Los Caminos del Yoga

En el Hatha Yoga hay seis pasos (angas), es decir seis reglas que no se pueden evadir si verdaderamente se quiere alcanzar el objetivo final del Yoga (samadhi), la consecuencia automática de todos los pasos. Son:

  • Asana, posturas físicas asumidas por el cuerpo.
  • Prana-samrodha, control de la energía vital.
  • Pratyahara, recogimiento sensorial o introspección.
  • Dharana, concentración.
  • Dhyana, meditación.
  • Smadhi, integración.

Goraksha eliminó dos de los pasos de Patanjali: los yamas (prohibiciones, como la no violencia, la veracidad, el no robar, el celibato, el desapego) y los niyamas (preceptos, como la limpieza, la tranquilidad, la automortificación, el estudio de los Vedas y la devoción a Dios), que eran de origen védico.
(La descripción completa de estos pasos se incluirá en un próximo artículo de las Ramas del Yoga, dedicado al Ashtanga Yoga)

Teoría y práctica del Hatha Yoga

La obra más antigua y completa que existe del Hatha Yoga es el Hatha Yoga Pradipika, que significa Luz sobre el Hatha Yoga y data de aproximadamente del siglo VI de nuestra era. El maestro Swatmarama, autor del texto, se propuso reunir el conocimiento teórico y práctico que hasta entonces se encontraba disperso en los diferentes textos sagrados.
El Hatha Yoga Pradipika está estructurado en 4 libros que, a su vez, están compuestos de pequeños slokas o párrafos.

Libro I del Hatha Yoga, Asana
La obra de Swatmarama comienza destacando la importancia del cuidado del cuerpo físico para la expansión de la mente y la consecuente autorrealización. Swatmara señala cómo debe practicarse el Hatha Yoga, desde el entorno ambiental al lugar adecuado para la práctica, aportando consejos de conducta.

Las asanas son consideradas como la primera parte del sistema. Se describen sólo unas pocas. Su propósito es lograr un cuerpo sano y preparado para mantenerse firme en las posturas de meditación. También se tratan temas de nutrición con la finalidad de que el organismo, libre de toxinas, pueda realizar las prácticas.

Libro II del Hatha Yoga, Shatkarma y Pranayama
Hay seis shatkarmas, que son considerados como la antigua base del Hatha Yoga. Se trata de seis ejercicios de limpieza interna y externa, necesarios para asegurar la salud del cuerpo. Posteriormente se procede a la práctica del Pranayama, ciencia de la respiración, para la purificación de los canales energéticos (nadis) por los que circula la energía (prana)

Libro III del Hatha Yoga, Mudra y Bandha
La Kundalini se identifica como Devi o diosa creadora de todo el Universo. A través de las prácticas del Hatha Yoga la Kundalini asciende a través del canal energético central (sudhumna) Se describen las tres llaves (bandhas) cuyo propósito es dirigir el prana hacia el canal central así como diversas actitudes (mudras) para expandir el prana en puntos localizados del entramado energético.

Libro IV del Hatha Yoga, Samdhi
En esta última parte del Hatha Yoga Pradipika se incluyen referencias simbólicas al estado supremo del ser y se describen los métodos adecuados para alcanzar y mantener ese estado. A través de las prácticas del Hatha Yoga se puede alcanzar el vacío (shoonya) "Dentro hay vacío, fuera hay vacío, como vasija vacía en el espacio, completamente llena internamente, completamente llena externamente, como un puchero en el océano".

Artículos Relacionados

  • Chi kung o Qi Gong
    Chi kung o Qi Gong significa control de la energía y su práctica se basa en los...
  • Constelaciones familiares
    Las Constelaciones Familiares son un tipo de terapia sistemática familiar...
  • Etapas del duelo
    Pasar por todas las fases del duelo es lo más saludable para no guardarnos esas...