Naufragios de petroleros, toda una catastrofe

A pesar de todas las tecnologías disponibles los naufragios de petroleros siguen produciéndose provocando catástrofes ecológicas de terribles consecuencias.

Grandes barcos petroleros

Todos los océanos del mundo son surcados por enormes barcos cargados con petróleo. Son necesarios pues transportan el crudo desde su origen hasta las refinerías y los puntos de consumo.

Son barcos enormes que viajan con sus entrañas cargadas con millones de barriles de petróleo y que, en ocasiones, han sido responsables de terribles catástrofes ecológicas.

Son muchos los naufragios de petroleros que se han producido en los últimos años con las horribles consecuencias que todos conocemos para el medio ambiente por lo que las medidas de seguridad en la fabricación de estos barcos se han incrementado.

Medidas de seguridad en los buques petroleros

Las grandes catástrofes ecológicas producidas por los naufragios de los petroleros como el Prestige, el Haven, el Castillo de Bellver, el Mar Egeo, etc., obligaron a las autoridades responsables a replantear las normas de seguridad de estos buques para evitar que estos desastres sigan produciéndose.

Muchos de los barcos petroleros que surcan los mares tienen más de veinte años y una gran cantidad sobrepasa los cincuenta con el riesgo que esto supone ya que los buques viejos no son modernizados por el gran coste que esto supone para las compañías, el abaratamiento de los fletes para ser más competentes y la falta de regulación en algunos países.

En 1993 la Organización Marítima Internacional estableció la norma, de obligado cumplimiento, de que los barcos fabricados a partir de esa fecha debían tener doble casco. Los que ya estaban en funcionamiento debían dotarse con mayores medidas de seguridad al cumplir los 25 años y deben dejar de utilizarse al llegar a los 30.

Pero aunque es una buena medida los barcos petroleros de menos de 20.000 toneladas para crudo y los de menos de 30.000 para productos petrolíferos refinados o químicos no están obligados a cumplirla.

Evitar los naufragios de petroleros debe ser responsabilidad de todos los implicados en el negocio, para ello es necesario la generalización del doble casco, la implicación y responsabilidad de armadores y autoridades y, también, la formación de los trabajadores del sector.

La UE ha adoptado medidas para mejorar la seguridad del tráfico marítimo, algunas de estas medidas son:

  • La adopción de medidas legales para la mejora de la seguridad del tráfico marítimo y prevenir la contaminación causada por los barcos.
  • Vigilancia de los buques, incluso los que no hagan escala en los puertos de la UE.
  • Posibilidad de prohibir a los buques que abandonen el puerto en caso de que las condiciones meteorológicas sean extremadamente desfavorables.
  • Mejora de los procedimientos de transmisión y utilización de datos sobre cargas peligrosas.
  • Es obligatorio el establecimiento de puertos de refugio en todos los países miembros de la UE para acoger a barcos que tengan dificultades.

Catástrofes ecológicas producidas por barcos petroleros

mapa de Naufragios

Para no tener que cumplir las medidas de seguridad impuestas por algunos países las compañías abanderan sus barcos en países en los que las inspecciones técnicas no son tan rigurosos, se ahorran mucho dinero en impuestos y las condiciones laborales de la tripulación no son todo lo buenas que deberían.

Con las banderas de conveniencia, aparte de aumentar los beneficios a costa de la seguridad, se intenta también eludir responsabilidades en caso de accidentes y catástrofes ecológicas.

Es obligación de todos tratar de evitar los naufragios de petroleros que tanto daño causan a la vida marítima, y por lo tanto también a los humanos.

Artículos Relacionados