Interpretación de las Runas

La interpretación de las Runas será mucho más fácil cuanto más conozcamos su contexto cultural ya que así nosotros, podremos sintonizar mejor con ellas.

La interpretación de las runas está vinculada a tres contextos fundamentales: Uno es el contexto cultural del sistema rúnico; el otro el contexto del tema de la consulta hecha al oráculo y el tercero está vinculado a la persona misma que consulta. Explicaremos cada uno de ellos.

Contexto cultural de la Runas

El sistema rúnico fue concebido sobre la base de la religión étnica pagana del Norte de Europa, y es difícil poder comprenderlo fuera de ese contexto. De ahí que en esta serie de artículos hacemos referencia a las deidades y creencias de esta tradición. No se trata de evocar o inculcar valores religiosos, sino de establecer un basamento cultural necesario para comprender y sintonizarse con los significados de las runas. No es viable utilizar las runas exitosamente sin tener conocimientos, al menos elementales, respecto a la tradición donde se originó.

Las runas son parte de la herencia de un pueblo cuya tradición guió los destinos del mundo antiguo, se mantuvo en los valores reinantes en la Europa de la Edad Media y pervive en el inconsciente colectivo aun en nuestros días. De esta herencia depende una determinada manera de ver el mundo, las situaciones, las personas y todas las cosas.

Para los europeos, y sus descendientes, llegar a comprender el I Ching implica un mayor grado de dificultad que lo que representa para los propios chinos. De la misma forma, las Runas, inmersas en la memoria de los pueblos europeos y sus descendientes, son de más fácil comprensión para occidente. Esto sucede porque el I Ching y las Runas, son parte de códigos culturales diferentes y bien definidos.

Contexto del tema de consulta

Cada runa se vincula a una serie de ideas afines. Obviamente no podemos aplicar todas ellas en cada pregunta formulada, pero sí es viable relacionar dichos contenidos con el tema y entorno de la pregunta. Es preciso hacer una interpretación de la runa comprensiva, amplia y de ser posible intuitiva; es decir, donde juegue un papel importante nuestra sensibilidad a las metáforas que cada runa envuelve.

En la medida en que se formula claramente una pregunta, aumenta nuestra capacidad de penetrar en la respuesta. En la medida en que quien consulta expresa más claramente sus dudas y necesidades, estaremos en mayor capacidad de brindarle ayuda y consejo, pues estaremos también en mayor sintonía con las implicaciones del problema y podremos discernir, y sentir con más claridad.

Obsérvese que he dicho discernir, pues hay un nivel racional, de sentido común, que nos ubica en la temática contextual; pero también un sentir, como capacidad de ser sensible a las posibles asociaciones y evocaciones para fluir con ellas, inspirados por las runas. En este punto, ya estamos tocando el terreno del tercer contexto: el personal.

Contexto personal de quien realiza la consulta

Hay personas a quienes se les hace más fácil que a otros el uso de las runas. No hay duda de que cada quien tiene talentos diferentes y estos nos permite realizar sin esfuerzo aquello que a otros les toma mucho tiempo y trabajo.

Entre esos talentos está la intuición. En el caso de las runas, la intuición se pone de manifiesto en la capacidad de interpretarlas creativamente, de encontrar la relación entre su significado y la situación que se consulta, de visualizar la aplicación de sus metáforas en cada tema consultado.

En todo caso, un mensaje rúnico, al igual que las cartas del tarot, la carta astral, el informe numerológico, etc., tiene casi tantas lecturas posibles, como intérpretes. Todo depende de la óptica del profesional, de su formación, de su posibilidad de asociar acontecimientos y significados, de su experiencia y sentido intuitivo.

En pocas palabras, la interpretación del mensaje es siempre una cuestión de percepción. Siendo más un arte que una ciencia, cada profesional prioriza y relaciona los mensajes según su visión particular de la vida, sus propias vivencias y su formación.

En tal sentido, es necesario estar conscientes de nuestra subjetividad y no permitir que intervengan juicios de valor ni adaptaciones caprichosas que, en nuestra interpretación de la runa, sólo consiguen desviar y desvirtuar los resultados.

Artículos Relacionados

  • Carta Astral
    La carta astral es un estudio de nuestra vida, el astrólogo interpreta el...
  • El número 44
    El número 44 es el último de los números maestros y el más potente de todos....
  • Signos de Aire
    Los signos de aire, Géminis, Libra y Acuario, son tradicionalmente los más...