Dieta Vegana, dieta sin productos animales

La dieta vegana o veganismo tiene entre sus bases no comer ni usar ningún alimento o subproducto que sea de origen animal como leche, cuero o miel.

¿Qué es el veganismo?

Ser vegano va más allá que seguir una tendencia dietética vegetariana. El veganismo se ofrece como un estilo de vida que busca cuidar la salud de las personas y la vez respetar a los animales y al Medio Ambiente.

Dieta vegana y respeto a los animales

En la dieta de una persona vegana no entra ningún alimento de origen animal (ni carne ni pescado) ni tampoco ningún subproducto animal o sea obtenido a partir de él aunque eso no suponga su muerte; así tampoco se consumirá ningún producto lácteo (leche, yogur, kéfir, queso, etc.), ni miel, ni huevos, etc.

El veganismo también rechaza usar prendas de vestir o artículos elaborados con productos animales como la lana, el cuero, el marfil, etc.
La argumentación se basa en la reflexión sobre cuantos millones de animales mueren (viviendo primero de forma inhumana en la mayoría de las granjas) para satisfacer nuestras "necesidades".

A los animales se les debería considerar como otros seres que habitan este planeta y con los que podemos convivir. Hay detrás del veganismo toda una filosofía de respeto a los animales de la cual todos podemos aprender mucho.

Veganismo, dieta sin productos animales y salud

Cada vez hay más estudios que relacionan el consumo de grasa animal con las enfermedades más habituales (las cardiovasculares especialmente); y a la vez todos los nutricionistas coinciden en aconsejar que aumentemos el consumo de frutas, verduras, semillas, frutos secos, aceites vegetales de primera presión sin refinar, cereales integrales y legumbres. El veganismo busca una dieta más sana a través de una dieta sin carne ni alimentos animales que le acerque a la Naturaleza con respeto.

El medio ambiente y la dieta vegana

Cada año se destruyen miles de hectáreas de terrenos vírgenes solo para alimentar al ganado cuando con el cereal destinado a alimentar a los animales se podría alimentar a muchísima más gente; además eso implica la desaparición de especies animales y vegetales.

Otro factor que argumenta el veganismo es que las granjas suelen ser grandes contaminantes debido a la gran cantidad de purines que generan y sobre todo a la gran cantidad de dióxido de carbono que generan los gases que producen los animales.

El consumo de agua para alimentar a la gente con una dieta sin producto animal también es menor y eso también es un detalle muy importante cuando vemos que el agua está empezando a ser un problema en amplias zonas del mundo.

Ejemplo de una posible Dieta vegana, sin proteína animal

Desayuno
Una buena cantidad de fruta, del tiempo y en su punto adecuado de madurez.

Almuerzo
Una ensalada muy variada con germinados y semillas (girasol, calabaza, etc.)
Verduras (al vapor, estofadas, salteadas, etc.)
Arroz con lentejas o con garbanzos y algas

Merienda
Se puede tomar una fruta o frutos secos (pasas, ciruelas pasas, orejones, almendras, nueces, etc.) o bien un vaso de leche vegetal (de almendra, de soya o soja, horchata de chufa, etc.)

Cena
En invierno el veganismo aconseja empezar con una sopa y en verano con una ensalada.
Luego podemos tomar unas verduras con una proteína vegetal (Tofu, seitán o gluten, tempeh, soja texturizada, etc.)

Por supuesto cada persona adaptará su menú vegano a sus necesidades particulares (más cantidad o menos, más proteínas, etc.) y al clima (más frío implicará más alimentos calientes y más calor invita a más alimentos crudos)

Veganismo y vitamina B12

Aparte de la carne y el pescado, la vitamina B12 se encuentra principalmente en los huevos y en los lácteos (leche, yogur, queso, kéfir, etc.) Cuando seguimos una dieta sin carne y sin ningún producto o subproducto animal hemos de tener en cuenta este aspecto.

Aunque algunos alimentos vegetales como el Miso, el Tempeh, la levadura de cerveza o el alga espirulina contienen algo de B12 muchas personas veganas o que siguen una dieta vegana optan por tomar un suplemento de B12 o consumir alimentos enriquecidos con B12. Otras por el contrario dicen sentirse bien sin tomarlo tras años de seguir la dieta vegana.

Como siempre cada caso es diferente pero hay que estar muy atentos a esta vitamina B12 para evitar la anemia.

Los adultos necesitan unos cuatro o cinco microgramos diarios de esta vitamina para tener sus necesidades cubiertas. El médico o especialista será el que aconsejará la dosis y la conveniencia de tomarla o no en cada caso particular. Recordad que si masticamos el comprimido, gracias a la saliva su absorción es mayor.

Por último decir que nuestro consejo es que antes de empezar la dieta vegana o iniciaros en el Veganismo busquéis siempre el asesoramiento de vuestro médico o especialista en nutrición.

Artículos Relacionados