Los Números Maestros

Generalmente en Numerología los Números se reducen a un solo dígito para su interpretación, una de las excepciones a esa regla son los Números Maestros.

Si al sumar la fecha completa de nacimiento, llegamos en la penúltima suma a un 11, un 22, un 33 o un 44, que al terminar de sumar se convertirían en un 2, un 4, un 6 o un 8, estamos ante un posibles Números Maestros.

Obligaciones de los Números Maestros

El llevar un Vibración Superior significa que el espíritu de la persona ha evolucionado a través de muchas experiencias terrenas y que el conocimiento o luz interior que ha adquirido le han hecho comprender que el verdadero y único sentido de la vida es su propio perfeccionamiento interior y su entrega sin restricciones ni reservas al servicio de sus semejantes.

Los Números Maestros entrañan una obligación moral muy superior a la normal para quienes los llevan. Esto quiere decir que la persona tiene la alternativa de vivir de acuerdo al Número Maestro que le corresponde, o puede ser solamente el Número Base si no responde a las exigencias de la Vibración Superior, pero si vive de acuerdo a su N.M., su vida y sus acciones brillarán sobre el resto de la colectividad humana y estará cumpliendo con la obligación que contrajo consigo mismo cuando planificó su encarnación actual.

Sin embargo no podemos dejar de advertir que la vida de un auténtico Número Maestro será a menudo una andadura solitaria. Como su lucha y sus motivaciones no siempre serán comprendidas, se sentirán aislados muchas veces, pero jamás pueden permitirse bajar el listón de sus propias exigencias morales y espirituales, porque perderían el brillo y la fuerza interior que les anima, sino que por el contrario deben recordar en cada momento de su vida que están aquí para ayudar a los demás a liberarse de la ataduras que les encadenan a la materialidad y las bajas pasiones y ayudarles a elevarse a las sublimes regiones del espíritu y de los logros humanos.

De esta manera, la fama y el nombre que los auténticos Números Maestros adquieren en vida no muere con ellos, porque sus logros humanos perpetúan su memoria entre quienes han tenido la suerte de conocerlos, ya que si viven su auténtica dimensión espiritual pueden llegar a ser Grandes entre los Grandes.

Riesgos o consecuencias que implica ser un Número Maestro

Las vibraciones maestras son números de prueba, lo que significa que periódicamente se verán enfrentados a problemas y disyuntivas morales y materiales que deberán resolver haciendo uso de su gran intuición y fortaleza moral.

Si logran vivir de acuerdo a los elevados preceptos que guían a estas Vibraciones, habrán dado un paso de gigante en su evolución interior, pero si flaquean, se sentirán con toda seguridad infelices y desorientados.

Cuando un Número Maestro está en equilibrio

Las personas que llevan y viven Vibraciones Maestras son auténticos e inspirados líderes que han nacido dotados de una sabiduría, un conocimiento y una gran fuerza moral superiores a lo normal, que los llevará a las más altas posiciones de prestigio en la actividad que elijan. No importa cual sea, porque un Número Maestro da maestría en la profesión que la persona escoja.

Inspirados y clarividentes, los Números Maestros perciben la verdadera esencia de la vida y la necesidad de observar y cumplir las leyes y preceptos que la rigen. Esta luz y comprensión los convierte en muchos casos en verdaderos visionarios, Iniciados y Maestros, cuya obligación es enseñar a los demás a caminar por la "senda de oro" que lleva al conocimiento cósmico y a la perfección suprema. Su ejemplo debería servir para que todos se atrevan a luchar por su progreso y enriquecimiento espiritual.

¿Qué ocurre cuando están desequilibrados?

Como estas personas normalmente soportan una enorme tensión nerviosa corren el riesgo de desequilibrarse mentalmente y entonces asoman las características negativas de la Vibraciones Maestras. En tal caso no sólo son engañados fácilmente por otras personas, sino que lo que es más peligroso aún, respecto de si mismos y su importancia.

Se envanecen y se preocupan por cosas sin trascendencia que les ciegan y les cierran el camino hacia su verdadero trabajo, o se vuelven fanáticos y dogmáticos, creyéndose los únicos poseedores de la Sabiduría y la Verdad.

Algunos triunfadores de estas Vibraciones Maestras no logran asimilar el éxito y se muestran arrogantes, obcecados y engreídos, incapaces de aceptar otra verdad que no sea la suya, o de reconocer sus errores. Intentan acallar la voz interior que les recuerda su obligación humanitaria y permiten que el poder, la influencia o el dinero les deslumbren y pasen a ser su meta, olvidando que para ellos los bienes materiales deben carecer de importancia.

Tampoco deben olvidar que su lucha contra el Ego debe ser prioritaria y de por vida, reconociendo con humildad y agradecimiento que han sido elegidos como un Canal, para que a través de ellos se manifiesten los poderes y la Sabiduría Cósmica.

¿Qué tienen en común los diferentes Números Maestros?

Antes de descubrir las 4 Vibraciones Maestras separadamente, conviene aclarar que cada una de ellas reúne en sí casi todas las características de las demás.

Sus cualidades mentales, morales, espirituales e intuitivas son las mismas, al igual que sus motivaciones internas, las cuales se elevan sobre lo personal y abarcan a todas las personas. Comparten también los pronósticos de Destino, el cual presagia una vida interesante, plena, activa y fuera de lo común, en que a menudo se relacionan con personas influyentes y poderosas.

Siempre será la suya una vida de servicio, en la que a menudo su camino parece guiado por fuerzas superiores, porque les suceden cosas imprevistas que escapan a su control y que les llevan inesperadamente a protagonizar las vivencias más extraordinarias y sorprendentes. Es como si estuvieran predestinados y alguien les llevara de la mano hacia su verdadero Destino.

Las diferencias fundamentales entre los Números Maestros

11 - 33
Sobresalientes aptitudes artísticas y creativas que les inclinan hacia la creación de la belleza en cualquier campo de expresión.
Intuitivos, idealistas, soñadores y visionarios, se volcarán en un idilio de sus semejantes con infinito amor, abnegación y entrega. Necesidad de evolución interior sobre cualquier otra consideración. Les cuesta más que a los otros N.M. funcionar de pies a tierra y ser realistas. A menudo viven en una nube de la que les cuesta bajar.

22 - 44
Su fuerza está en el dominio de si mismos y del mundo material y todo cuanto logren, será en beneficio de los demás. Inspiración, energía, generosidad, orden y disciplina excepcionales que les permiten alcanzar los más altos cargos y desde allí, crear grandes logros para toda la humanidad.

Nota de EBM: Es importantísimo prevenir a las personas que son Número Maestro que nunca se crean superiores a los demás. Es muy fácil sentirse un Ser Superior, más elevado que los demás y ser una persona soberbia.

Por supuesto que así nunca podremos tener empatía con nuestros semejantes y entender nuestra misión de servicio a los demás. La discreción y la humildad son virtudes básicas que deberían de caracterizar siempre a estas personas.

Así, pues, sólo queda decir que ser un Número Maestro no es, a menudo, “una suerte” sino una misión ardua y llena de trabajo.

Artículos Relacionados