Historia de la numerología

La Numerología es, ciertamente, tan antigua como la Astrología, pero durante siglos fue una ciencia secreta reservada exclusivamente a los iniciados.

¿Desde cuándo existe la numerología?

Los comienzos de la numerología se pierden en la noche de los tiempos. Existen escritos que la mencionan en casi todas las civilizaciones antiguas, y se sabe que su paso al mundo occidental se debe al gran matemático y filósofo griego Pitágoras, que vivió en el siglo VI A.d.

Sabemos además que Pitágoras hizo muchos viajes a Oriente en busca del Conocimiento Superior, y que a su regreso fundó numerosas hermandades entre las que, entre otras disciplinas se enseñaba la numerología en relación al comportamiento y las vivencias humanas.

Un conocimiento superior

El hombre posee, y ha transmitido a través de los siglos, conocimientos que han sobrepasado su estadio de evolución; conocimientos que aun hoy no esta a nuestro alcance por las ciencias que conocemos, y que posiblemente le fueron entregados en el comienzo de los tiempos para ayudarle en su evolución.

¿Cómo y por quienes?. Estas son preguntas sin respuesta que nos hemos hecho desde siempre y que nos llevan a la más grande incógnita de todas.

Es cierto que la Humanidad ha avanzado espectacularmente en todos los sentidos, pero sus conocimientos metafísicos siguen siendo hoy casi tan rudimentarios como hace siglos, y hoy como ayer la incógnita del "porqué" y el "hacia donde" de la evolución humana siguen siendo un misterio apasionante.

Las paraciencias y la búsqueda de respuestas

Queriendo penetrar el misterio buscamos respuestas porque hoy, y cada día mas, el Hombre necesita conocerse a sí mismo y su vinculación con el Plan Universal, y las Paraciencias nos acercan a la verdad.

Astrología, Quirología, Numerología, Tarot, etc. todas llegan a las mismas conclusiones cuando son interpretadas por profesionales competentes, aunque cada uno tenga su propio lenguaje.

La Numerología va más allá

Sin embargo la numerología aún va más allá, porque aparte de posibilitar una lectura de carácter y personalidad increíblemente exacta, nos enseña a usar las vibraciones numéricas para cambiar los aspectos más conflictivos de nuestra personalidad y nuestro destino, de acuerdo a las vibraciones que aparecen en nuestro cuadro numerológico.

Nos enseña a actuar en los momentos más apropiados para aprovechar las vibraciones positivas, y a moderar nuestras actividades cuando las vibraciones no son propicias. En otras palabras, nos enseña a sintonizar nuestras vibraciones con el ritmo cósmico, y a vibrar en armonía con el Infinito.

El símbolo de los números aparece tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. Los textos bíblicos de Ezra, Excequiel y Enoch contienen revelaciones sobre el Conocimiento Secreto y el significado místico de los números y las letras.

La Cábala

El Talmud, recopilación del derecho hebreo, que contiene los preceptos y la doctrina de la tradición fue escrito con los 22 signos del alfabeto hebreo, que corresponden a la vez los 22 números. La Cábala, que recopila la filosofía religiosa judía (que surgió posiblemente en Babilonia en el siglo VI), tuvo gran influencia en la literatura judía y cristiana de la Edad Media.

La Cábala se consideraba como una interpretación mística de las Escrituras, basada en la idea de que cada letra y cada número tienen un significado oculto. La expresión más importante de la Cábala fue el Zohar, aparecido a fines del siglo XIII en España y que desde siempre se ha asociado a la información secreta recibida en forma simbólica.

Los números en distintas culturas

  • El Nº 1: este número representa el Padre, el Dios Creador, en casi todas las culturas y religiones antiguas.
  • El Nº 3: representa la Trinidad en la cultura babilónica: ANU el cielo, BEL la tierra y EA el agua.
    En la India representan a BRAMA la Creación, VISHNU el poder conservador y SHIVA el poder destructor.
    Para los hebreos simboliza las 3 plagas que pasó David.
    Para los griegos y romanos tenía sentido religioso. Repetían 3 veces las palabras místicas, hacían 3 libaciones en sus ceremonias litúrgicas en las que sacrificaban 3 animales.
    Y en el cristianismo ha sido un número muy importante. Representa en primer lugar la Santísima Trinidad, las 3 tentaciones de Jesús, los 3 días que permaneció Jesús en el sepulcro, y también la triple tentación que venció San Pablo mediante 3 oraciones.
  • El Nº 4: este fue un número importante en la cultura piel roja, ya que representa los 4 puntos cardinales.
    Para los antiguos babilonios, egipcios y hebreos tenía el mismo significado.
  • El Nº 7: es un número importante en la cultura hebrea que habla de las 7 islas, los 7 cielos, las 7 montañas, los 7 altares y los 7 pares de animales que Noé introdujo en el Arca, por orden divina.
    En el cristianismo representan los 7 Sacramentos y los 7 dones del Espíritu Santo.
    Tiene también importancia metafísica y astrológica, 7 eran los únicos planetas considerados antiguamente, 7 los días de la semana, 7 los malos espíritus y 7 las murallas que separaban al mundo inferior.
  • El Nº 10: fue importante para el cristianismo que nos habla en primer lugar de los 10 Mandamientos. Las 10 plagas de Egipto y para los hebreos recordaba las 10 tiendas del Tabernáculos y los 10 cuernos de la Bestia Apocalíptica.
  • El Nº 12: tiene también significado astrológico ya que representa los 12 signos del Zodíaco, los 12 meses del año, las 12 horas del mediodía y las 12 puertas del Paraíso.
  • El Nº 40: es importante para las culturas hebrea y cristiana, y nos habla de expiación y purificación. 40 años de los hebreos en el desierto, 40 días de Moisés en el Sinaí y los 40 días de ayuno de Jesús.

Artículos Relacionados