Dieta de la Manzana

La dieta de la manzana es una dieta muy corta para gente impaciente que busca sentirse bien y perder peso de un modo práctico y lo antes posible.

La dieta de la manzana es una pequeña cura de salud. Es una breve dieta de tan sólo cuatro días para la gente poco constante y que quieren ver un resultado pronto. Nos hará sentir mejor y más ligeros.

Recomendamos el paseo como único ejercicio físico y aprovechar para dormir las horas que nos pida el cuerpo.

En general es siempre recomendable pedir consejo al médico sobre nuestro caso y cualquier dieta que vayamos a hacer.

La manzana es una de las frutas más recomendables ya que es rica en fibra, en sales minerales, favorece la regulación del colesterol y la glucosa, etc.

Recomendamos comer la manzana con piel. Para ello intentaremos comprarlas ecológicas o con garantía de que se han cultivado sin productos químicos. Si tenemos duda las lavaremos previamente.

Para que la depuración sea más eficaz hemos de beber mucho líquido.

Pedid consejo en vuestro herbolario para que os aconsejen una infusión depurativa y otra digestiva que se adecue a vuestras necesidades y vuestro gusto. Que tengan buen sabor ya que en este caso lo ideal es tomarlas sin endulzar.

Primer día de la dieta de la manzana

Desayuno
Infusión depurativa y las manzanas que queramos.

A media mañana
Un par de manzanas.

Almuerzo
Un vaso de zumo de manzana y las manzanas que nos apetezca.
Tomaremos una infusión digestiva.

Merienda
Manzanas o un vaso o dos de zumo de manzana.

Cena
Manzanas e infusión digestiva.

Durante todo el día podemos ir también bebiendo agua fuera de las comidas.

Segundo día de la dieta de la manzana

Desayuno
Infusión depurativa y las manzanas que queramos.

A media mañana
Un par de manzanas.

Almuerzo
Una ensalada variada al gusto (lechuga, tomate, espárragos, palmitos, apio, etc.) La aliñaremos sólo con un poco de aceite de oliva y unas gotas de limón o vinagre de manzana.
Una infusión digestiva.

Merienda
Manzanas o un vaso o dos de zumo de manzana.

Cena
Manzanas, las que quieras.

Tercer día de la dieta de la manzana

Desayuno
Infusión depurativa y las manzanas que queramos.

A media mañana
Un par de manzanas.

Almuerzo
Una ensalada verde variada a la que podemos añadir germinados de alfalfa o soja. Pondremos también unos taquitos de queso fresco o de tofu (queso de soja) a la plancha.
Una infusión digestiva.

Merienda
Manzanas o un vaso o dos de zumo de manzana.

Cena
Un plato de arroz integral con verduras al gusto.
Una infusión digestiva.

Cuarto día de la dieta de la manzana

Desayuno
Infusión depurativa y las manzanas que queramos.

A media mañana
Un par de vasos de zumo de manzana.

Almuerzo
Arroz integral con verduras y dos o tres cucharadas soperas de legumbres (garbanzos, lentejas, frijoles, etc.)

De postre manzana y una infusión digestiva.

Merienda
Manzanas o un vaso o dos de zumo de manzana.

Cena
Un plato de verduras al vapor (mucho brócoli y un poco de otras verduras como judía tierna, cebolla, zanahoria, etc.)

De postre un yogur o Kefir (podemos endulzar con un poco de miel, agave, azúcar moreno o Stevia) y una infusión digestiva.

Nuestro consejo

Podemos aprovechar esta depuración para tomar conciencia de nuestra dieta e intentar cambiar los malos hábitos alimentarios.

Las personas con tendencia la hinchazón abdominal pueden tomar las manzanas al horno o en forma de compota ya que es más digestiva.

Después del cuarto día podemos volver a nuestra dieta habitual.

Si vemos que nos hace sentir bien podemos repetirla sobre todo en primavera y otoño.

En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

Artículos Relacionados