Origen de las Runas Vikingas

Las Runas vikingas son uno de los más antiguos alfabetos mágicos conocidos entre las tribus nómadas del Norte de Europa, su origen se pierde en el tiempo.

Origen de las Runas vikingas

Las Runas son una de las formas de adivinación más antigua cuyo origen se remonta a la Edad de Bronce y, seguramente, a etapas anteriores. Los aguerridos pueblos nórdicos (hoy Suecia, Noruega, Dinamarca, Finlandia e Islandia) utilizaron estos símbolos para comunicar y dejar constancia de sus hazañas pero, más antiguo aún fue su uso mágico y oracular.

¿Para qué se utilizaban?

En efecto, las runas vikingas se utilizaron para atraer y proyectar poderosas energías en la curación y protección, al tiempo que se empleaban como oráculo para conocer pasado, presente y futuro.

Según narran antiguos poemas, antes de la Era Cristiana, eran consultadas por reyes, príncipes y oficiales de las naciones del Nordeste de Europa para tomar grandes decisiones: acciones en guerras, alianzas, entrevistas, nombramientos y otras altas medidas políticas y familiares.

También las empleaban, en monumentos y utensilios de uso ritual, para rendir tributo a sus deidades y agradecer los resultados de las gestas por ellos orientadas, a través del mismo oráculo. Según la tradición, sacerdotes y magos sabios de la región, empleaban signos rúnicos para elaborar talismanes, conjuros y fórmulas mágicas.

Hacia la Edad Media, el conocimiento rúnico se difundió por toda el continente y su uso disminuye, sensiblemente, hacia el siglo XVIII, a causa de la intervención de la Santa Inquisición y la prohibición de cultos paganos.

El "alfabeto" rúnico o Futhark

Muchas personas creen que se denomina "runas" a las piedras con las inscripciones. Pero, en realidad, las runas son los signos en sí mismos. Tampoco son un simple alfabeto. Al igual que los ideogramas chinos o las letras hebreas, las runas expresan ideas y conceptos complejos.

Ellas aluden a deidades e invocan sus poderes, cualidades y propiedades. Si bien es cierto que en sus inicios tenían una finalidad puramente mágica, con el tiempo se convirtieron en un alfabeto en el sentido estricto de la palabra.

En el Norte de Europa se han encontrado signos "rúnicos" de protoescritura en grabados sobre rocas y diversos utensilios. Recién en el Siglo II a de C., cuando Cimbros y Teutones entran en contacto con los alfabetos etrusco y latino, se estructura un alfabeto como tal, conocido como Futhark Antiguo llamado así en razón de las primeras seis letras que lo componen.

El Futhark Antiguo se divide en tres Aetir, que son grupos de 8 runas que representan las fuerzas más poderosas de manifestación:

Futhark Antiguo

Futhark Antiguo
  • El primer Aetir: corresponde a la dios Freyja; lo femenino, la infancia, cuya runa es Fehu, está asociado a una posición femenina y matriarcal.
  • El segundo Aetir: del dios Heimdall (la naturaleza y la adolescencia) se inicia con la runa Hagalaz cuyo dios es Heimdall por lo tanto es el puente entre los dioses y los hombres, su posición es Neutral y más mundana.
  • El tercer Aetir: comienza con la runa Teiwaz asociada a Tyr, dios de la guerra, su valor es masculino y patriarcal y corresponde a la edad adulta.

Así, el Futhark consta de 24 signos a los cuales se agregó posteriormente una "runa en blanco", sin inscripción alguna, que se incluye al final. Hay otros alfabetos (como el Anglo Sajón, Futhark nuevo y Armanen, entre otros), variantes y derivaciones del Futhark antiguo y de otros jeroglíficos germanos.

Versiones de Runas vikingas

Hoy en día existen varias versiones de runas que responden a distintos períodos históricos. En esta Sección estudiaremos el Futhark antiguo más la llamada runa en blanco, lo cual totaliza 25 runas. Cada signo posee un nombre y representa un contenido simbólico cuyo significado iremos explicando.

Las Runas antiguas eran elaboradas en fragmentos de madera o en piedrecitas o cantos rodados, en los cuales se inscribía (grabado o pintado) cada signo oracular. Actualmente se hacen de cerámica, hay cartas rúnicas comerciales y se pueden ver grabadas sobre piedras de cuarzo.

Nombres de las Runas vikingas

No debe preocupar al lector si los nombres de las Runas vikingas son diferentes en las diferentes fuentes que consulte. Las diferencias se producen de acuerdo a la etapa histórica a que pertenezca la referencia y de acuerdo al dialecto de la región de origen. En el tiempo han cambiado no sólo los nombres de las runas sino, a veces, incluso el grafismo.

Los cambios en realidad son ligeros pero sé cuánto puede desconcertarnos esto. Ejemplo de ello, la runa Perth también puede encontrarse denominada como Perthro, Perdhro o Peord; la runa Eihwaz, como Sowilo, Saugil, Eoh o Ihwar, sólo por citar un par de ellas. Lo importante es que no cambia el significado en ninguno de los casos.

A lo largo de este trabajo iré indicando los diferentes nombres usualmente asignados a cada runa. También quiero hacer énfasis en la importancia fundamental del contenido más allá de lo externo. La forma, que a veces nos hace detener en el aprendizaje, es hasta cierto punto secundaria, lo esencial es invisible para los ojos, parafraseando a St. Supery, y eso es lo que hay que reivindicar.

Conclusión

Las runas son utilizadas para la adivinación, pero su verdadera función es ayudarnos a conectar nuestro inconsciente, sintonizarnos con el cosmos y poder sentir y vivir de forma armónica, en contacto con la naturaleza y las energías. Es decir, nos ayudan a ver nuestros propios problemas e incluso nuestros propios sentimientos más objetivamente.

Artículos Relacionados