Como cuidar nuestros pies si somos diabéticos

El pie de diabético es un problema serio que suelen sufrir muchos diabéticos y que no debe de ser tomado a la ligera ya que causa muchas amputaciones.

¿A qué nos referimos con el pie de diabético?

A todas las complicaciones que suelen sufrir los diabéticos en los pies como consecuencia de su enfermedad.

Causas

Es la propia diabetes la que ocasiona el problema. La circulación sanguínea va empeorando por esa sangre con un exceso de glucosa.

Síntomas

Las piernas se van adormeciendo, se va perdiendo sensibilidad, aumenta la sequedad en la piel, cualquier herida cuesta mucho en curar y tiende a transformarse en una llaga.

Con el tiempo, estas llagas tienden a infectarse continuamente y no se cierran.

Al final, por desgracia, en muchos casos no queda más remedio que amputar. En los casos más dramáticos de pie de diabético primero se amputan dedos, luego el pie, y luego la pierna. Cada caso, evidentemente, es diferente.

Terapias naturales para el pie de diabético

Lo que debe de quedar claro es que el pie de diabético es sólo un síntoma y que lo más importante es tratar la causa (la diabetes). Mejorar la salud general del paciente será nuestro objetivo:

  • Método Quinton: el agua de mar nos ayudará a mejorar nuestra sistema de absorción de nutrientes y de eliminación de residuos. Una sangre mejor nutrida y más limpia provocará menos problemas. Se suele tomar 20 ml de agua de mar con 100 ml de agua dulce. Antes del desayuno y antes de la cena. En las farmacias y herbolarios suelen venderla. Allí nos dirán nuestra la dosis adecuada a nuestro caso.
  • Bañarnos en el mar: todos sabemos que el agua del mar es el mejor remedio para que nos cicatricen las heridas y se desinfecten. Si tenemos el mar cerca aprovechemos para pasear por dentro del agua. Mejor  a primera hora o al atardecer. Si vivimos lejos siempre podemos lavar las heridas con agua de mar, dos o tres veces al día.
  • Cepillar las piernas y pies: utilizar un cepillo de cerdas que sea muy suave (como el de limpiar el calzado). Hacerlo un par de veces al día, muy suavemente. La idea es activar la circulación. Luego, ducharnos los pies con agua fría, durante unos tres minutos. Secar con mucho cuidado.
  • Fitoterapia: Tomar infusión de canela y Stevia tres veces al día. Llevar un control de la glucosa para ajustar la dosis de insulina. Lo ideal es hacerlo bajo supervisión médica.
  • Arcilla: es uno de los remedios naturales más antiguos y eficaces. Las cataplasmas de arcilla suelen funcionar. A más tiempo las llevemos puestas mejor. Retirar si sentimos frío.

¿Cuál es la dieta ideal?

Para empezar hemos de seguir las mismas pautas que en la diabetes, respetando la frecuencia en las comidas y la proporción entre hidratos y proteínas. Eliminar todo lo que sean embutidos, leche de vaca (mejor tomar yogur y queso ya que han fermentado), bollería industrial y alimentos refinados. Reducir al máximo la sal.

Aumentar la proporción de vegetales crudos, proteínas vegetales (tofu, tempeh, legumbres, germinado de soja, Quorn, etc.).

Algas marinas y germinados. Son alimentos muy ricos en clorofila, desintoxican el organismo y aportan muchos nutrientes.

Dentro de las frutas buscar siempre las más antioxidantes y menos dulces (arándanos y todo tipo de bayas del bosque, Goji, etc.).

En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

Artículos Relacionados

  • Bajar la glucosa con plantas medicinales
    Existen plantas medicinales que nos pueden ayudar a controlar el azúcar o nivel...
  • El Cromo
    El Cromo es un mineral con muchas propiedades pero es muy conocido por reducir...
  • La Hipoglucemia
    La hipoglucemia es la escasez de glucosa en la sangre. Puede ser una enfermedad...