El Signo Escorpio

El sigo Escorpio es uno de los más intensos del Zodíaco y acostumbra a ser uno de los menos entendidos ya que todo lo hace con una gran intensidad.

23 de Octubre - 21 Noviembre

Las emociones son mi campo de batalla.

¿Cómo es el signo Escorpio?

En Libra el ego se encuentra con el tú y evoluciona; sin embargo, en el signo Escorpio ese ego ha de enfrentarse con una continua transformación. El signo Escorpio ve la naturaleza relativa de las cosas, y por lo tanto, la importancia que tiene que mueran algunas formas para que nazcan otras.

Como signo de agua, utiliza las emociones para su propio crecimiento, en su caso emociones intensas y llenas de dramatismo. También, como todos los signos de agua, es sensible, pero si le hieren peleará.

Es un signo de crisis, reorientación y transformación. En su proceso de desarrollo no puede haber estancamiento, ha de haber continuo movimiento. Pero como es un signo fijo puede agarrarse a una situación o relación en busca de seguridad.

Cuando se da cuenta de que no existe seguridad suficiente entiende que ha de liberarse de dependencias y aceptar que la vida siempre fluye. Su símbolo nos señala este movimiento, tres ondas que ascienden o se manifiestan a través de una flecha dirigida hacia arriba.

El signo Escorpio, durante el proceso de búsqueda, destruirá las formas que él mismo había creado, pero que ya no le sirven.

El funcionamiento del signo Escorpio es el siguiente: rápido y brusco aumento de energía con la consiguiente explosión y descarga. Esa brusquedad que también manifiesta en sus relaciones le puede llevar a ser malentendido.

De hecho, desea que cuantos le rodean entren en su mismo proceso de transformación. Siempre busca faltas y defectos en él mismo y en los demás, para eliminarlos.

El signo Escorpio si algo no puede perdonar es que no todo salga a la luz. Es como si se viera forzado a destapar toda suciedad que detecta. Tiene la capacidad de reconocer, experimentar y aceptar los extremos, a partir de aquí podrá alcanzar la moderación.

Una mirada al mundo de las sensaciones le puede ayudar a equilibrar sus intensos deseos, sus tendencias negativas y centrarse en algo concreto, algo realmente valioso que se encuentra en su interior y en la vida misma.

El planeta regente del signo Escorpio

Plutón, su regente, le aporta la necesidad de ir hacia la esencia, de profundizar. Pero a veces, puede caer tanto en una visión demasiado fatalista y negativa de cuanto le rodea, como a dejarse llevar por emociones extremas: celos, resentimiento.

Expresión negativa y desarrollo del signo Escorpio

En su camino hacia el interior, el signo Escorpio, ha de aprender a renunciar a las cosas que le ligan. Una vez superado el miedo a la extinción del yo, se puede convertir, con su fuerza transformadora, en sanador de otros.

El signo Escorpio, nos aporta la pasión por la vida. Esa pasión que nos ayuda a integrarnos a la corriente continúa. También nos enseña la aceptación del dolor, del sufrimiento necesario que nos hace renovarnos, renacer, cambiar de piel.

Resumen de las cualidades del signo Escorpio

Firmeza en la adversidad. Metamorfosis. Continúa creación y destrucción de la forma. Cambios internos.

El Signo Escorpio en el trabajo

Cualquier actividad que realice siempre la hará con firmeza y pasión. Quizá no sea un compañero de trabajo fácil, pero seguro que es interesante estar a su lado. Son personas que puede ver en el otro tanto los valores como defectos y sacará a la luz tanto unos como los otros.

Posee cualidades de buen psicólogo, investigador o detective. Aunque, en general, cualquier meta laboral que se proponga la puede llevar a cabo.

El Signo Escorpio en las relaciones

Es un buen amigo si a uno le gustan las relaciones profundas y quizá por esto es un signo con mala fama: no apto para personas superficiales.
Como amante o amigo siempre inventivo, intuitivo y leal.

Planetas en Escorpio

Cualquier planeta en este signo toma sus características o se expresa a través de ellas.
La Luna, nuestro yo emocional, vivirá el contacto con tanta intensidad que puede querer controlar lo que siente antes de atreverse a expresarlo.

Mercurio, nuestra capacidad de comunicar y aprender, se expresa con magnetismo y pasión. Puede hablar de cualquier tema por muy escabroso que sea.

Júpiter, nuestra capacidad de valoración y observación, toma las características mejores del signo, nunca juzga de una forma parcial o superficial, intuye lo mejor del otro e intenta sacarlo a la luz. Acepta la sombra en el otro y no le juzga.

Artículos Relacionados