Piernas Atractivas y Seductoras

Unas piernas atractivas y seductoras son consideradas como una de las partes más bonitas del cuerpo femenino, necesitando cuidados para mantenerse así.

Las piernas soportan, además, una gran carga de trabajo durante el día y de su desempeño depende en gran medida la agilidad y elasticidad del cuerpo. Para que las piernas atractivas y seductoras esten en perfecto estado hay que cuidarlas y evitar molestias como sensación de pesadez, temblores, calambres o aparición de pequeñas várices, es necesario seguir determinadas rutinas y ejercicios.

Si usted es afortunada y posee unas piernas atractivas, seductoras, tonificadas, firmes y con la piel brillante, tiene el camino ganado: sin embargo, los ejercicios la ayudarán a lucir aún más sus encantos.

Problemas que afectan a unas piernas atractivas y seductoras

  • Hinchazón: si su trabajo diario le exige permanecer demasiado tiempo sentada o de pie, es probable que al terminar la jornada usted se encuentre con que sus piernas o pies se han hinchado, debido a la acumulación de líquidos. Una forma sencilla de prevenir la hinchazón de las piernas es hacer una pequeña caminata para estimular su circulación. Rotar el tobillo unas cinco veces de vez en cuando también da buenos resultados.
    Si llega a su casa con las piernas o los pies hinchados, recuéstese un momento, levante los pies por encima de la línea de la cabeza y en unos minutos verá cómo disminuye la hinchazón. También es importante consumir bastante cantidad de agua y reducir el consumo de sal en sus comidas.
    Aunque se asegura que cruzar las piernas es un toque de elegancia femenina, es mejor dejarlas sueltas para permitir que fluya la energía sin entorpecer la circulación.
  • Circulación: las extremidades inferiores son las más propensas a padecer trastornos circulatorios. Además, los problemas de insuficiencia venosa se acentúan en las mujeres. Durante la época del embarazo las fluctuaciones hormonales aumentan la fragilidad capilar y las venas de las piernas no soportan los cambios de peso; a esto se deben las venitas azules y rojas que afloran a la superficie de las piernas.
    Las partes más propensas de las piernas a la aparición marcada de las venas se sitúan en la parte interna de las rodillas, los muslos y la parte externa del tobillo.
    Cuando compre zapatos, decídase por unos cómodos y escotados. Y en cuanto al vestuario, tenga en cuenta que la ropa suelta de fibras naturales permite una mejor transpiración.
    Aunque le guste la ropa ceñida, no es recomendable utilizar los pantalones muy apretados, pues estos impiden que la sangre circule normalmente; es mejor dejar las piernas libres y airadas.
    Evite así mismo los baños muy prolongados y con agua demasiado caliente; lo mejor es el agua fría, pues ésta permite que la sangre circule libremente, lo que impide la aparición de las várices.

¿Cómo lucir unas piernas atractivas y seductoras?

  • Use tacones de menos de seis centímetros de alto. Así disminuirá el riesgo de problemas circulatorios.
  • En las noches, humedezca sus manos con aceite y masajee suavemente sus piernas de abajo hacia arriba comenzando por el tobillo.
  • No olvide que para lucir unas piernas atractivas y seductoras se deben tener los pies muy bien cuidados y libres de callosidades; para lograrlo hágase una pedicura cada ocho días.
  • La piel de sus piernas tiende a resecarse por estar demasiado cubiertas o bañarse con agua muy caliente; esto se puede contrarrestar agregando un poco de aceite, puede ser de girasol, a su baño y usando un jabón suave que no irrite su piel; también masajeándolas con generosa cantidad de crema y loción para el cuerpo. Cualquiera de esos procedimientos es útil para devolverles la humedad.

Piernas atractivas que cautivan

Si toma en cuenta los siguientes consejos, con seguridad sus piernas atractivas y seductoras atraerán más de una mirada.

No olvide que las piernas son uno de los atractivos más importantes del cuerpo femenino: para mantenerlas suaves y firmes debe dedicarles por lo menos diez minutos al día.

  • Para dar elasticidad y firmeza a sus músculos, póngala todos los días, por espacio de cinco minutos, debajo de un chorro de agua fría y aplíqueles después una leche humectante a manera de masaje; esto último evitará que se perciban asperezas a través de las medias veladas.
  • Cuando llegue a su casa, aplíquese de nuevo una ducha de agua fría y hágase los masajes comenzando por los tobillos; luego coloque las piernas durante media hora hacia arriba y contra la pared; finalmente, relájelas sobre una almohada, de modo que siempre se encuentren en una posición más alta que la de la cabeza; esto le ayudará a sentirse como nueva.
  • En lo que se refiere a las medias tenga en cuenta que los tonos oscuros hacen ver las piernas delgadas, mientras que los claros crean el efecto contrario.
  • Recuerde que la retención de líquidos y una mala circulación pueden deformar e hinchar los tobillos, siendo esto un motivo de alarma. Si este llega a ser su caso no dude en consultar a su médico; mientras lo hace puede poner los pies en alto manteniéndolos en ángulo con la cabeza; así aliviará la presión de los tobillos, especialmente después de un día de trabajo pesado.
  • Hidrate cada vez que pueda la piel de sus piernas por medio de un baño nutritivo, rico en aceites esenciales como los que contienen el germen de trigo, el melocotón, el romero, etc. Estos ingredientes surten el mismo efecto que el de una mascarilla facial.
  • Para librar sus piernas de asperezas y toxinas basta con someterlas una vez por semana a una sesión de desincrustación por medio de un peeling suave y una leche hidratante después de una ducha.
  • También existen mascarillas a base de productos naturales para embellecer sus piernas y que estas sean mas atractivas y seductoras.

Artículos Relacionados