Propiedades del jugo de trigo germinado

El zumo de trigo germinado es un guardián de nuestra salud increíble y lo más maravilloso es que su elaboración o preparación casera no es muy difícil.

Elaboración del zumo de trigo germinado

Hay países en los que es posible encontrar el jugo de trigo germinado ya preparado, bien líquido o bien en comprimidos o cápsulas (podéis preguntar en vuestro herbolario) Lo más lógico es que no lo encontréis fácilmente así que vamos a daros la receta.

En primer lugar obtendremos el germinado de trigo (al final de este artículo y dentro de "Artículos Relacionados" tenéis el artículo de cómo germinarlo)

Lo que haremos es que el germinado o pasto de trigo lo dejaremos hasta que alcance unos 10 - 12 centímetros. Si lo vamos dejando a ratitos al sol se pondrá más verde y obtendremos más nutrientes. Cuidad que no se seque.

Al ser muy fibroso no se puede licuar así que para obtener el jugo lo mejor es molerlo en un mortero de piedra. Podemos exprimir esa pasta resultante en una gasa.
Hay personas que prefieren masticarlo mucho, beber el juguito que sale y después desechar la fibra que queda.

Propiedades del zumo de trigo germinado

Del zumo o jugo de trigo germinado sólo se oyen maravillas.
Cada vez hay más médicos y profesionales que lo aconsejan a sus pacientes ya que nutre y depura nuestro organismo al mismo tiempo.

Es ese el "secreto" de porque se recomienda en cualquier enfermedad. Por supuesto cuanto más grave es la enfermedad más necesitamos de alimentos que nos aporten muchos nutrientes pero que no dejen residuos en nuestro maltrecho organismo.

Hemos de tener en cuenta que es rico en proteínas (contiene 16 aminoácidos), vitaminas y minerales.

Además es muy curiosa su similitud con la sangre humana. Una de las únicas diferencias entre la clorofila y la hemoglobina es que la molécula de clorofila contiene magnesio como núcleo central, mientras que la hemoglobina contiene hierro.

La riqueza del jugo de trigo germinado en clorofila ayuda a eliminar toxinas de nuestro organismo. Algunas personas con fuerte olor corporal observan que a las pocas semanas de tomarlo ha desaparecido ese olor.

Médicos y científicos de todo el mundo lo recomiendan en enfermedades tan diversas como Anemias, Cáncer, Diabetes, Fatiga crónica o simplemente estreñimiento.
No pretendemos decir que el zumo de trigo germiando vale para curarlo todo sino simplemente que puede ser un buen aliado ante la enfermedad.
Consultad cualquier duda con vuestro médico o especialista.

Modo de tomar el zumo de trigo germinado

Lo ideal es tomar el jugo de trigo germiando en ayunas o antes de las comidas.
Dos cucharaditas al día es la dosis que se recomienda habitualmente aunque no se conoce ningún problema por tomar más.

Recordad que comer cada día germinados es un regalo de salud para nuestro cuerpo.

Artículos Relacionados

  • Alga Espirulina
    El alga espirulina tiene mucho éxito por sus propiedades saciantes, por ayudar...
  • El Trigo Germinado
    El trigo germinado tiene unas propiedades increíbles sobre nuestra salud y como...
  • La Clorofila
    La clorofila tiene propiedades muy especiales como su gran actividad...