Consumo sostenible y responsable

El consumo sostenible supone algo más interesante que una opción de compra, también a niveles ecológicos, económicos y como negocio con futuro.

¿Qué es el consumo sostenible y responsable?

El consumo sostenible es la utilización de productos y servicios que sean lo más respetuosos posible con el medioambiente, tanto en su fabricación como en sus componentes, envasado y transporte. Además deben tener requisitos éticos cercanos al del comercio justo, es decir, que deben obtenerse respetando culturas indígenas y derechos humanos e infantiles.

El consumo sostenible debe ir sustentado por parte de los propios consumidores a través del llamado consumo responsable. Es decir, una buena educación por parte del ciudadano para colaborar en la sostenibilidad haciendo un uso razonable de los servicios y una buena gestión de los desperdicios para el reciclaje. Para apoyar el crecimiento sostenible de forma que el respeto al medio ambiente no vaya en detrimento de la calidad de vida.

Beneficios del consumo sostenible y responsable

El consumo de productos sostenibles (también llamados ecológicos o verdes) abarata los precios de los mismos a medida que aumenta la demanda. Apoyamos el desarrollo de más negocios en la línea del desarrollo sostenible al hacer uso de sus productos.

Todo esto redunda en la conservación de nuestro planeta y a mantener un nivel de vida como el que estamos acostumbrados. Ya que, de seguir así, la tierra no tendrá capacidad de darnos los recursos que necesitamos en cuestión de 50 años o menos, según de qué recursos hablemos.

Creencias que obstaculizan el consumo sostenible

En una estadística sobre consumo sostenible realizada por el Centro de Sostenibilidad de la Junta de Andalucía.

  • No se encuentran (34,3%) Aún no se localizan con la facilidad que se debiera.
  • No se ofrece información de impacto ambiental (31,8%)
  • Eficacia igual a precio más elevado (31,8%) Esto cada vez es menos y entre más aumente el consumo de productos sostenibles menor será el precio.
  • Peor calidad (5,6%) Esto, además en la gran mayoría de casos, es una creencia errónea sobre los productos ecológicos.
  • Casi nadie lo tiene en cuenta (13,2%) Esto es un problema de educación ambiental que el estado debe solucionar
  • Estrategia comercial (12,4%) El etiquetado como producto verde es irrefutable pero es responsabilidad del consumidor conocerlo para evitar "gato por liebre".
  • "Que yo los compre no mejora la situación del medio ambiente" (8,8%) Otra falsa creencia si tenemos en cuenta los millones de consumidores y toneladas diarias de desperdicios tóxicos que generamos en  una ciudad media.

Se debe añadir que el consumo sostenible y responsable supone un ahorro económico en el hogar a medio plazo. Por ejemplo, los bombillos de bajo consumo son más caros que los tradicionales pero en poco tiempo se reflejará en el recibo de la luz, sobre todo si aplicamos su uso responsable y no dejamos luces encendidas o electrodomésticos sin ton ni son.

Nuestros consejos

EL consumo sostenible y responsable supone un beneficio general a nivel ecológico y a nivel personal económico.

Puesto que el ahorro energético es una parte importante del consumo responsable y una buena fuente de ahorro en la economía del hogar siguiendo una serie de recomendaciones.

Para saber más le recomendamos consulte en nuestra sección de ecología el apartado de consumo sostenible. También le recomendamos la de productos de limpieza ecológicos si quiere saber más sobre tipos de estos productos y sus características.

Artículos Relacionados

  • Etiqueta energética
    Las etiquetas energéticas sirven para designar la eficiencia energética de los...
  • La Cisteína
    El aminoácido Cisteína, C o Cys, es un aminoácido azufrado no esencial pero muy...
  • Qué es el methylparaben
    El methylparaben es un componente que se encuentra en muchos productos de...