Síntomas de la hepatitis, su tratamiento natural

¿Quieres conocer los síntomas de la hepatitis así como saber cuáles son sus causas, las terapias alternativas y los remedios naturales más adecuados?

¿Qué es la hepatitis?

La hepatitis es una inflamación del hígado causada generalmente por una infección vírica.

Se conocen varios tipos principales del virus de la hepatitis, designados con letras A, B, C, D, E, y G. Los tres primeros son los más habituales.

Todos causan enfermedades hepáticas pero, hay diferencias entre ellos:

Causas de las hepatitis

La hepatitis A y la E son causadas generalmente por la ingestión de agua o alimentos contaminados, también por contacto directo con personas infectadas, no deja portadores una vez curada (personas capaces de transmitir la enfermedad)

Las hepatitis B, C y D se producen normalmente por el contacto con secreciones corporales infectadas.

En estos casos se puede dar por  transfusiones de sangre o productos sanguíneos contaminados, compartir materiales infectados como jeringuillas, material médico, etc. en el caso de la hepatitis B, la transmisión de la madre al bebé en el parto y también se puede dar por  contacto sexual.

Concretamente, los tipos B y C ocasionan una patología crónica en cientos de millones de personas y  son la causa más común de cirrosis hepática y cáncer de hígado.

La inflamación del hígado también puede provenir del abuso de medicamentos, alcohol, tóxicos químicos, hongos venenosos etc.

También existe un tipo de hepatitis más inusual, denominada hepatitis crónica activa, es una enfermedad autoinmune que afecta mucho más a las mujeres que a los hombres, asociada a ciertos genes, con síntomas similares a las otras formas de hepatitis y con evolución progresiva hacia la cirrosis.

Síntomas de la hepatitis

La infección aguda puede acompañarse de síntomas o no, la infección crónica puede tener síntomas como la ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos), orina oscura, fatiga intensa, náuseas, vómitos y dolor abdominal entre otros.

Tratamiento natural

Tratar la hepatitis desde tres frentes, combinando una alimentación que incluya alimentos depurativos, que nos ayuden a eliminar toxinas del organismo y equilibrar las funciones del hígado.

Así como suprimir otros alimentos y sustancias que no serían los más adecuados en la enfermedad hepática.

Hepatitis y nutrición

Evitar por completo el alcohol, las grasas animales, leche y productos lácteos, comidas fritas y precocinadas, bollería, refrescos… productos de dudosa calidad nutritiva y acumuladores de tóxicos.

Incluir alimentos con capacidad antioxidante, con principios activos sulfurados (ajos, cebollas) y que contengan ciertos aminoácidos que favorecen la salud hepática como la arginina (piña, espárragos, endivias, alcachofas), l-metionina (frutos secos, cereales como la avena y la cebada, pescado blanco, semillas, legumbres etc.) y l-cisteína (frutos secos y semillas, arroz integral, coles...), Acido lipoico (arroz integral), alimentos ricos en glutatión con gran poder desintoxicante (ajos, judía verde, patatas, espinacas crudas…) alimentos con pigmentos rojos y morados ricos en antocianidinas ( frutas del bosque, uvas rojas, granadas…)

Hepatitis y fitoterapia

También nos ayudaran las plantas, que han de tener estas cualidades:

  • Acción  desinflamatoria con afinidad por el hígado.
  • Acción desintoxicante que ayuden a este órgano a eliminar las toxinas.
  • Acción antivírica que inhiba la aparición de virus y bacterias.

Las plantas más adecuadas para los síntomas de la hepatitis son:

  • Cardo mariano, por su efecto protector y regenerante de las células hepáticas.
  • Diente de león, estimulante del hígado y la vesícula biliar, muy diurético y depurativo, evita que el hígado se sobreesfuerze.
  • Jengibre, antioxidante evita o retrasa la formación de tumores, algo habitual en los casos crónicos de ciertos tipos de hepatitis. 
  • Artemisa, desinflama y trata la ictericia, un síntoma de la enfermedad.
  • Cúrcuma, tónico hepatoprotector antiinflamatorio e inhibidor de células precancerosas.
  • Te verde, antivírico, también inhibe la formación de tumores cancerosos en el hígado
  • Regaliz, función protectora, desintoxicante y regeneradora por su principio activo la glicirricina.

Suplementación

Algunos de los suplementos naturales más interesantes para tratar los síntomas de la hepatitis son:

  • El calostro orgánico (producción ecológica) es un potente antiinflamatorio del hígado.
  • Vitaminas antioxidantes A,C,E.
  • Magnesio, esencial en el equilibrio hígado-vesícula.
  • Los aminoácidos l-cisteína y l-metionina.
  • Ácido lipoico, regenerador del hígado.
  • Ácido gamma-linolénico, aceite de borraja, onagra o prímula.
  • Algas de agua dulce ricas en clorofila como la espirulina y la clorella.
  • Glutatión, muy desintoxicante.
  • Antioxidantes ricos en fenoles y otros principios activos como las proantocianidinas.
  • Aceite esencial de lavanda, drenante de tóxicos hepáticos y linfáticos.
  • Son muy recomendables las limpiezas hepáticas.
  • Aceite virgen extra de primera presión en frío y limón en ayunas y/o realizar la cura hepática y de la vesícula de Andreas Moritz.
En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

Artículos Relacionados