Causas de la artrosis

Si te preocupa la artrosis en este artículo encontrarás información muy práctica sobre sus causas, terapias y remedios naturales más adecuados.

¿Qué es la artrosis?

La artrosis es una enfermedad degenerativa que afecta a las articulaciones, y que está causada por la pérdida de cartílago, un tejido compuesto en gran parte por colágeno y que impide que los huesos rocen entre sí debido a esta alteración, el contacto entre los huesos hace que se vayan aplastando, lo que provoca dolores, inflamaciones y deformidad en las articulaciones, con la consiguiente disminución en la movilidad. En ocasiones al desaparecer el cartílago articular, el hueso reacciona con un crecimiento anormal hacia los lados, produciendo deformidad en la articulación.

Síntomas

Al tratarse de una enfermedad degenerativa, su aparición suele ser  gradual y su progresión lenta. En los inicios de la manifestación, el dolor aparece cuando la articulación está en movimiento, pero cesa con el reposo. Con el paso del tiempo, al reducirse la formación cartilaginosa, el dolor se va haciendo cada vez más severo y con más continuidad.

En ocasiones la aparición de la artrosis también puede dar lugar a problemas musculares, sobre todo si se realiza mucho reposo, ya que éstos tienden a atrofiarse.

El dolor puede acompañarse de rigidez, inflamación, ruidos articulares y agravación con los cambios de tiempo.

Causas de la artrosis

  • La causa principal es debida al desgaste cartilaginoso, por lo que es más frecuente en personas  a partir de los 50-55 años.
  • La obesidad también es un factor a tener en cuenta ya que debido a la presión que debe soportar la articulación de las rodillas se acaba dañando el cartílago articular.
  • Cuando han existido antecedentes de lesiones por fracturas o traumatismos  importantes y la recuperación no ha sido total, el cartílago acaba resintiéndose.
  • La repetición de malas posturas o exceso de uso, debido al trabajo o a la práctica deportiva también pueden ocasionar la aparición de artrosis.

Nutrición

La acidificación de nuestro organismo puede provocar desmineralización, descalcificación y pérdida de flexibilidad en nuestras articulaciones, contribuyendo todo ello al dolor de tipo artrósico.

Por eso es muy importante ante casos de artrosis llevar una dieta alcalinizante, reduciendo al máximo todas las proteínas animales y vegetales; así como todos los productos que contengan azúcar y harinas blancas. Deben evitarse también bebidas alcohólicas, té, café, y prescindir totalmente de los alimentos fritos.

Es aconsejable basar la dieta en frutas, verduras frescas y frutos secos que producen una reacción alcalina.

Las frutas ácidas de todo tipo, incluyendo el limón y el pomelo, nos ayudarán a la eliminación de los minerales que han formado depósitos en el cartílago de las articulaciones.

Plantas medicinales para la artrosis

  • Harpagofito, sauce y grosellero negro, para calmar el dolor y bajar la inflamación.
  • Como remineralizantes óseos y cartilaginosos: alfalfa, cola de caballo y ortiga.
  • Al ser la artrosis un proceso degenerativo, el ginkgo nos ayudará también por sus marcadas propiedades antioxidantes.
  • Para la depuración del organismo: bardana, fresno y abedul. Nos facilitaran la eliminación de los residuos como la urea y el ácido úrico.
  • El extracto de cúrcuma es ideal en casos de artrosis ya que calma el dolor y combate la degeneración de la zona.

Suplementos

  • El sulfato de glucosamina contribuye a la formación y reparación de cartílagos, ayudando de esta manera a minimizar la fricción en las articulaciones, lo que provoca dolor y rigidez.
  • El sulfato de condroitina, es uno de los principales componentes del cartílago: proporciona flexibilidad a los cartílagos y combate la osteoporosis
  • El colágeno, es la proteína de la cual están constituidos los tejidos conectivos, por lo que ayudará a que el cartílago no se deteriore, reduciendo el daño por oxidación de las articulaciones (además del dolor y la inflamación). Además de la artrosis también es beneficioso para el cabello, uñas y piel.
  • Los suplementos a base de calcio, fósforo, magnesio y sílice serán imprescindibles para la formación de cartílago nuevo.

Otras terapias para la artrosis

  • Estudios efectuados hace varios años por investigadores españoles y norteamericanos, demostraron la eficacia de la acupuntura en pacientes con artrosis, siendo segura y eficaz para reducir el dolor y mejorar la función física, sobre todo en la artrosis de rodilla.
  • La homeopatía es otra alternativa muy válida a la hora de tratar al paciente en su totalidad, estimulando y permitiendo que sea la propia capacidad del organismo la que dé lugar a  la mejoría de la enfermedad. Es útil para retrasar la evolución de la enfermedad y para aliviar el dolor, consiguiendo así una mejor calidad de vida.
  • El ejercicio realizado de una manera adecuada y suave es fundamental para la tonificación de la musculatura de las articulaciones. Es muy importe no forzar en ningún momento la articulación ya que ello podría ser perjudicial y empeorar la situación. La natación sería un deporte adecuado para la artrosis ya que moviliza todas las articulaciones de una manera suave y sin sobrecargas.
En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

Artículos Relacionados

  • El Magnesio
    El Magnesio es un mineral que tiene muchas propiedades pero es muy conocido por...
  • La leche y el calcio
    Siempre nos han vendido la leche como la mejor fuente de calcio, pero cada vez...
  • Tratamiento para la Osteoporosis
    La osteoporosis es un problema que afecta a muchas mujeres de más de 45 años,...