Lasaña Vegetal alternativa

Esta receta de lasaña vegetal es muy útil para aquellas personas que no pueden o no quieren comer trigo y que saben como sustituir esa base habitual.

Ingredientes para la lasaña vegetal

  • 2 calabacines hermosos (de grandes: deben poder sacarse rodajas transversales, que servirán para sustituir la pasta)
  • 1 cebolleta.
  • 2 zanahorias.
  • 1 pimiento rojo.
  • Pimientos del padrón (son verdes, pequeños y de vez en cuando encuentras alguno que pica mucho)
  • Aceite de oliva.
  • Pimienta.
  •  
  • Para la bechamel
  • Una cucharada de aceite de oliva.
  • Una cucharada de harina.
  • Caldo de verduras.
  • Sal.
  • ... y cualquier otra verdurita que se os ocurra.

Elaboración de la lasaña vegetal

  • Para empezar, hay que cortar el calabacín en rodajas transversales, lo más finas posibles.
  • Con el resto de las verduras, el corte será al gusto, pero es interesante que cada una tenga una forma y un grosor, por eso de la diversidad: a las zanahorias les va muy bien ir ralladas (yo lo hago con el pelador de patatas y quedan perfectas), los pimientos del padrón quedan preciosos en aritos, el pimiento rojo en juliana y la cebolla en aros también (por ejemplo... ya digo, es una cuestión de gustos)
  • En una fuente de horno untadita en aceite de oliva se van alternando una capa de calabacines por una de verdura. Queda mucho mejor si las verduras van por capas separadas: la cebolla en una, el pimiento en otra, la zanahoria en otra... Cada capa se salpimienta levemente en el momento de ser montada. Es conveniente que cada dos capas se echen unas gotitas de aceite de oliva para dar sabor, pero muy poco.
  • Lo introducimos en el horno a fuego medio. El tiempo depende del grosor se la lasaña y de las capas en sí (por eso es conveniente que esté todo bien finito), pero seguramente será más de media hora.
  • Mientras se cocina a fuego medio, preparamos una bechamel, poniendo en la sartén el aceite de oliva y tostando la harina (la harina ha de estar bien, bien tostada)
  • Una vez tostada (insisto, tostada), añadimos poco a poco el caldo de verduras y salamos. Es conveniente que se añada una pequeña cantidad de caldo, se remueva y se vuelva a añadir más caldo. La cantidad de caldo es opcional, pues de él depende lo espesa que se desee la bechamel.
  • Cuando la lasaña esté lista, se vierte la bechamel por encima.

Artículos Relacionados

  • Coca de Calabacín y Berenjena
    Las cocas, como esta de calabacín y berenjena, son como una especie de pizzas o...
  • Exceso de proteínas
    Los problemas por exceso de proteínas hay que tenerlos muy en cuenta ya que...
  • Las enzimas
    Las enzimas son un ejemplo de que no sólo es importante lo que comemos sino que...