La Sacarina

La sacarina es el edulcorante artificial más antiguo ya que se descubrió en 1879 pero aunque tiene muchas propiedades o ventajas también crea polémica.

¿Qué es la sacarina?

La sacarina es un edulcorante 300 veces más dulce que el azúcar aunque como tiene un regusto un poco amargo suele asociarse junto a otros endulzantes artificiales.
Se puede presentar en forma de pastillas, gránulos, polvo o líquida.
Es muy estable y tiene una larga duración.
Se elimina por la orina.

Usos de la sacarina

Como endulzante sin calorías para bebidas y alimentos light o bajos en calorías.
Endulzante para diabéticos ya que no altera los niveles de glucosa del cuerpo.
Se usa en caramelos y chicles (goma de mascar) para que no produzcan caries (la sacarina a diferencia del azúcar no se adhiere a la dentadura ni fermenta con las bacterias de la boca)
La podemos encontrar como ingrediente en productos tan diversos como: zumos, helados, refrescos, mermeladas, lácteos, pasta de dientes, bollos, galletas, goma de mascar, en algunos medicamentos, etc.

Polémica sobre el consumo de la sacarina

La polémica sobre la sacarina surgió a partir de un estudio Canadiense realizado en 1977 con ratas, al encontrarse tumores en la vejiga de las ratas macho. Este daño, nunca se pudo reproducir en otros animales, y menos en el humano. También hay que decir que la dosis administrada a las ratas era equivalente a un consumo humano de aproximadamente 750 latas de bebidas carbónicas o 10.000 comprimidos de sacarina diarios durante toda la vida (algo imposible de consumir por ninguna persona)

Esta polémica tuvo su parte positiva y es que ha sido probablemente el más estudiado de todos los aditivos alimentarios. Todos los estudios posteriores han demostrado que no hay una asociación directa entre el consumo de sacarina y la incidencia del cáncer.

Nuestro consejo

Aunque es muy difícil superar las dosis normales hay que tener en cuenta que cada vez hay más alimentos que contiene endulzantes artificiales y recordemos que en exceso podemos padecer un efecto laxante, vómitos o diarrea. Especialmente las madres lactantes deben cuidar de no abusar.

Como conclusión diremos que si bien los endulzantes artificiales, como la sacarina, tienen sus ventajas también es cierto que tienen sus detractores.
La verdad es que favorecen la moda de la obsesión por contar las calorías de los alimentos. ¿Qué ese alimento tiene pocas calorías? Pues ya es recomendable. Y a lo mejor sólo contiene que aditivos químicos, agua y poca cosa más.
Es muy típica la imagen de la persona que se da un atracón y luego se toma el café con sacarina.

Equilibrar nuestra dieta, practicar ejercicio físico, vivir más tranquilos y buscar la calidad de los alimentos que consumimos es realmente la mejor manera de estar sanos y perder peso.

Busquemos siempre el consejo de nuestro médico o especialista.

Artículos Relacionados

  • La hipnoterapia
    La hipnoterapia o aplicación terapéutica de la hipnosis ha existido desde la...
  • Ñoquis de papa
    En este artículo aprenderemos a hacer los deliciosos ñoquis de papa y, además,...
  • Propiedades de la miel
    La miel es uno de los alimentos más apreciados por el ser humano ya que además...