Beneficios de la Zooterapia

Actualmente ya nadie duda de los beneficios de la zooterapia. Todos sabemos que los animales son una ayuda en el tratamiento de algunas enfermedades.

Origen de la zooterapia

Aunque los seres humanos siempre se han relacionado con los animales, obteniendo un beneficio con esa relación, fue a finales de los años cincuenta del pasado siglo cuando el psicólogo estadounidense Boris Levinson describió el importante papel de los animales como apoyo para ayudar a las personas en momentos difíciles y vulnerables de la vida.

Él fue el primero que integro a los animales como apoyo en las sesiones de terapia y desde entonces la práctica se ha extendido, hasta el punto de que hoy día nadie duda de la eficacia de la terapia asistida con animales o zooterapia.

¿Cómo influyen los animales en la recuperación de los enfermos?

Cuando las personas interactúan con animales sienten una sensación de unidad con la vida y con la naturaleza; a pesar que es difícil de explicar, algunos autores han descrito las relaciones con los animales como parte de energía de la vida.

Las visitas con animales ayudan a que las personas se sientan menos solas y menos deprimidas. Proporciona un cambio positivo en sus rutinas, comienzan a ser más activas y sensibles, antes, durante y después de las visitas. Ofrece un entretenimiento o una distracción de su dolor o enfermedad.

Frecuentemente las personas hablan con sus mascotas y comparten con ellos sus pensamientos y sentimientos. Las visitas les proveen algo por lo que esperar con ansia.

¿Porque se obtienen tan buenos resultados con la zooterapia?

La zooterapia está siendo usada para ayudar a muchas personas con problemas físicos y/o emocionales con excelentes resultados.

Los buenos resultados obtenidos con la zooterapia son debidos a:

  • Empatía: es más fácil empatizar con un animal, sobre todo para los niños, que con otra persona.
  • Enfoque exterior: Los animales ayudan a que las personas con algún tipo de enfermedad mental, depresión, baja autoestima, etc., a olvidarse un poco de sus problemas al pensar y hablar de ellos.
  • Relaciones: La presencia del animal puede ayudar a romper la resistencia del paciente ayudando a establecer una buena comunicación entre el terapeuta y el paciente.
  • Aceptación: Los animales tienen una manera particular de aceptar a las personas sin calificarlas. Ellos no se detienen a mirar como luce una persona o que cosas dice. La aceptación por parte de un animal no admite ningún tipo de juicio.

Beneficios de la zooterapia

Algunos beneficios que se obtiene con la aplicación de esta terapia son:

  • Entretenimiento: la presencia de los animales sirve de distracción y entretenimiento incluso para las personas a las que no les gustan los animales. La influencia positiva de los animales en instituciones como asilos, centros de salud mental, etc., está más que demostrada.
  • Socialización: la presencia de los animales en las instituciones ayuda a que las personas se muestren alegres, sociables, a que disminuya la ansiedad y el estrés y a que se produzca una mejora en el estado de ánimo.
  • Estímulo mental: la visita de los animales incrementa la comunicación entre los pacientes, aumenta la distracción y la sensación de alegría lo que influye en la disminución de la sensación de aislamiento de los enfermos.
  • Contacto físico: el contacto físico es imprescindible para un correcto desarrollo tanto físico como psicológico, pero hay personas a las que no gusta el contacto con otras personas pero admiten sin dudarlo el contacto con un gato o un perro. El apoyo de los animales de terapia es ideal para personas que han sufrido abusos físicos o sexuales y que de ninguna manera soportan el contacto con otras personas.
  • Beneficios fisiológicos: la relajación que produce la relación con los animales ayuda a disminuir la presión arterial e incluso a la recuperación de enfermedades del corazón.

¿Sabías qué...?

Los animales, sobre todo los perros, tienen la capacidad de detectar cambios bioquímicos en el organismo de sus dueños.

Estos cambios que detectan, en el olor, tono de voz, etc., les ayuda a saber cuando sus dueños están próximos a sufrir un ataque epiléptico, una bajada en los niveles de glucosa, etc.

Artículos Relacionados