¿Cómo pueden ayudar las Flores de Bach a nuestro gato?

Hoy hablaremos de las Flores de Bach para gatos, que no es que estén pensadas sólo para ellos sino que aquí hablaremos de cómo les puede beneficiar.

¿Qué podemos conseguir dándole Flores de Bach a nuestro gato?

Las Flores de Bach son esencias curativas naturales que pueden conseguir que nuestra mascota supere miedos y traumas pasados, dependencias, agresividad y, en general, cualquier desequilibrio emocional. Además, como son un sistema de curación holístico, su efecto sobre el animal es a todos los niveles, por lo que además de equilibrar sus emociones estaremos mejorando su salud física, ya que lo que llamamos "enfermedades" no son más que un mensaje del cuerpo diciéndonos que algo anda mal a nivel emocional.

La curación producida por las Flores de Bach es muy profunda, evitando la represión o el camuflaje de los síntomas. Esto es especialmente importante en casos de agresividad, en los que el objetivo no sólo debería ser que el gato deje de atacar, sino que realmente acabe perdiendo las ganas de hacerlo porque supere los motivos que le impulsan a tener esa actitud (miedos, dominancia, etc.).

La educación de un gato suele ser mucho más difícil y limitada que la de un perro, por lo que en problemas graves de conducta las Flores de Bach pueden ser lo único que evite que el animal acabe regalado o, incluso, sacrificado.

Si los remedios están bien prescritos, las Flores de Bach para gatos (y para las personas y otros animales) también son eficaces incluso en el tratamiento de enfermedades físicas calificadas como "crónicas" o "incurables".

Dosis y precauciones

Las Flores de Bach no contienen ningún elemento químico, sino sólo la información vibracional de las 38 flores que componen los 38 remedios. Además son polares, lo que quiere decir que se autorregulan porque cada remedio actúa a la vez sobre los excesos y sobre las carencias de los desequilibrios que trata. Por lo tanto, con las Flores de Bach no es posible la sobredosis, los efectos secundarios o la dependencia que pueden causar otras herramientas curativas. Por el mismo motivo pueden combinarse, sin peligro de interacciones negativas, con cualquier otra terapia.

En cuanto a la dosis, no funcionan por cantidad de toma sino por frecuencia. Es lo mismo que le demos a nuestro gato una gota de un remedio o todo el frasco, pero si le damos el remedio 6 veces al día el ritmo curativo será el doble de rápido que si se lo damos sólo 3 veces al día.

Algunos ejemplos de Flores de Bach para gatos

  • Combinada con otras esencias, Chicory (la Achicoria) trabaja la posesividad, aspecto cuyo equilibrio es muy importante en los gatos, ya que suelen ser animales bastante territoriales. También se le administraría, junto con otras esencias, a gatos que exigen atención continua.
  • Junto con otros remedios, Aspen (el álamo temblón) trata el miedo de nuestro gato a lo desconocido (petardos y otros ruidos súbitos, miedo a personas o animales que no conoce, etc.).
  • Otra esencia típica para los gatos es Crab Apple, ya que estos animales son unos fanáticos de la limpieza.
  • Water Violet regula algo muy típico de los gatos que es la extrema sensibilidad al entorno, a los ruidos, etc., por lo que suelen ser animales con tendencia a aislarse.
  • Usaríamos Willow en gatos rencorosos, que "se las apuntan" cuando les ofenden y que, aunque pueden no reaccionar en el momento, luego se orinan en la cama del dueño o atacan sin aparente motivo. Podría combinarse con Holly, la esencia que regula sentimientos de desconfianza y de ira.
  • Daríamos Clematis a gatos distraídos, aturdidos, que duermen en exceso o que parecen "estar en otro mundo", siendo lentos de movimientos. Si la causa de estos síntomas fuera un trauma, combinaríamos Clematis con Star of Bethlehem. Esta combinación puede ser capaz de despertar incluso a animales inconscientes o comatosos.
  • A los gatos dominantes es bueno darles Vine, que les enseña a ser autoritarios sin ser dictadores. En el extremo opuesto, daríamos Centaury a los que siempre se someten, quizás combinado con Pinesi hubiera sentimientos de culpa.
  • Honeysuckle es la esencia de la nostalgia, por lo que se la daremos, junto con Walnut y Star of Bethlehem, a los gatitos que tengan que pasar por una mudanza, un cambio de dueño, un ingreso en la clínica veterinaria, o bien a los que han perdido a un compañero.
En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

Artículos Relacionados