Pacientes tratados con agua de mar

En el presente artículo os mostramos algunos casos clínicos de tratamientos con agua de mar para que puedan ver su eficacia en multitud de enfermedades.

Este informe se centra en la descripción cualitativa de seis pacientes atendidos en los dispensarios del municipio de Girardot (Cundinamarca) y en Santa Fe de Bogotá. Cabe anotar que en estos dispensarios y los de El Santuario y Rionegro (Antioquia) se pudo constatar que en las familias y comunidades de los pacientes que han recibido la terapia marina, se ha incrementado el uso y la demanda del agua de mar ante la observación de los beneficios obtenidos por estos.

Sin embargo, estas personas no han tenido continuidad en el tratamiento por la falta de disponibilidad del agua debido a las dificultades de abastecimiento pero pendientes para reiniciar el tratamiento en cuanto haya disponibilidad de la misma. Estos usuarios que han quedado pendientes presentan patologías de tipo cardiovascular, enfermedades de la piel, gastrointestinales y carencias nutricionales.

Casos clínicos de tratamientos con agua de mar en Colombia

  • Caso 1º: niña de 7 años de edad, natural, residente y procedente de Arauca (Arauca), con diagnóstico de tumor cerebral maligno diseminado, con pronóstico de sobrevida de 20 días de acuerdo a la evaluación médica realizada en Hospital San Ignacio de Santa Fe de Bogotá, con dos tumores de aproximadamente 5 cm. de diámetro en ambos lóbulos cerebrales, no resecables. Fue dada de alta en fase terminal de la enfermedad, desorientada en las tres esferas, sin lenguaje, sin control de esfínteres, hipotónica. Se inicia terapia marina por ingesta, 3 vasos de agua de mar diarios y en nueva evaluación médica a los 20 días se encuentra conciente, orientada, con control de esfínteres y lenguaje normal. Se desconoce su evolución porque la paciente no regresó al dispensario.
  • Caso 2º: paciente de 42 años, sexo masculino, natural de El Santuario (Antioquia), residente y procedente de Santa Fe de Bogotá, comerciante, casado, con antecedente de Diabetes Mellitus de difícil manejo, quien refería "mareos" constantes. Inicio terapia marina por ingesta, 3 vasos de agua de mar diarios en Abril de 2002. En las evaluaciones de glicemia y estado físico general realizadas entre abril y diciembre de 2002 se ha encontrado euglucémico (nivel de glucemia normal), sin alteraciones al examen físico y refiere remisión completa de síntomas.
  • Caso 3º: niño de 12 años, natural, procedente y residente en Santa Fe de Bogotá, con antecedente de Diabetes tipo I de difícil manejo, en tratamiento con 3 dosis diarias de insulina humana. Refería polidipsia, y vértigo. Inicia terapia marina por ingesta, 3 vasos de agua de mar diarios, en mayo de 2002. En Octubre de 2002 se encuentra sin síntomas, con cifras de glicemia normales y se redujo dosificación de insulina a la tercera parte de la dosis habitual.
  • Caso 4º: paciente adulta, sexo femenino, con diagnóstico de Carcinoma de tercio inferior de esófago, no resecable y sin posibilidad de tratamiento con radio o quimioterapia. Fue enviada a su domicilio por fase terminal de la enfermedad con pronóstico de sobrevida de máximo 3 meses de acuerdo a la evaluación médica. Se inicia terapia marina por ingesta. 3 vasos de agua de mar diarios en junio de 2002. A diciembre de 2002 la paciente se encuentra asintomática y no ha requerido gastrostomía ni ningún otro tipo de tratamiento adicional, ni nutrición enteral o parenteral adicional.
  • Caso 5º: niño de 6 años, natural, residente y procedente de Girardot (Cundinamarca) con diagnóstico de Psoriasis. Inició terapia con agua de mar tópica en lesiones en junio de 2002. En diciembre de 2002 se encuentra sin lesiones en piel.
  • Caso 6º: niño con síndrome convulsivo y paraplejía secundarios a trauma craneoencefálico, con retardo severo del desarrollo psicomotor y retardo físico severo, con crisis convulsivas diarias y hospitalizaciones recurrentes en número de 3 a 4 mensuales por infecciones sistémicas y status epiléptico. Se inicia terapia marina en mayo de 2002 con ingesta de 3 vasos de agua de mar diarios y aplicación intramuscular semanal de 10 cc. En los 6 meses subsiguientes el niño no ha presentado episodios convulsivos ni ha requerido hospitalizaciones, presenta lenguaje de tipo monosílabos y control de esfínteres, además presenta aumento de peso y talla discreto.

Informe de casos clínicos del dispensario Marino de Ciudad-Real (España)

  • Caso 1º: mujer de 36 años que sigue una cura de adelgazamiento apoyada con homeopatía y acupuntura.
    Es hipertensa. La ingesta de agua de mar isotonizada, según método conocido de dos partes de agua marina hipertónica y cinco partes de agua dulce de manantial, no le ha producido desequilibrio tensional, sus tensiones se mantienen en límites normales, continua con medicación antihipertensiva pero "no le ha aumentado" para perplejidad de su médico de familia.
    Refiere aumento de diuresis.
    Mejora importante de su función intestinal.
  • Caso 2º: mujer de 47 años que toma el agua de mar por encontrarse mejor y comprobar sus efectos, en principio se la toman sus padres pero decidió probarla para ver "cómo le iría a ella": ingiere dos vasos isotónicos, uno a media mañana y otro a media tarde, la ultima vez que se visitó (27-6-2001) refiere lo siguiente:
    Desaparición de sus cefaleas. Padecía de unas cefaleas, no migrañas, de localización frontal y le han desaparecido completamente, sin seguir ningún otro método.
    Regulación intestinal: no padecía de estreñimiento pero dice ir mejor desde que la bebe.
    Desaparición de pesadez en las piernas Tiene varices no muy importantes pero que le producía pesadez notable en las piernas: "Piernas cansadas", a pesar de que regularmente hace ejercicio físico (camina una hora con paso ligero durante 4 días a la semana)
    Desaparición de dolor en el hipogastrio en relación con la menstruación. La paciente padecía de dolor menstrual no intenso, esto ha mejorado completamente.
  • Caso 3º: hombre de 73 años que decide tomar plasma marino para comprobar si sus piernas se aligeran porque padece pesadez en ellas debido a varices evidentes en territorio de la safena interna, toma dos a tres vasos al día de plasma marino y lleva tres meses, la pesadez de piernas asegura que le ha desaparecido y a pesar del verano no está peor.
  • Caso 4º: "Mastopatía fibroquística", mujer de mediana edad que presenta fibrosis quística en un pecho, con presencia de varios bultos no cancerígenos, uno de ellos del tamaño de un huevo de paloma. En presencia de la primera ecografía se descubren los bultos, en la segunda ecografía aparecen más reducidos y en la tercera se observa la desaparición total después de nueve meses ingiriendo dos vasos de plasma marino.
  • Caso 5º: "Plaquetoténias en estudio y tratamiento con agua de mar", mujer de mediana edad con insuficiencia de plaquetas (Unas 40.000) Le iban a dar corticoides, pero después de tomar dos vasos de plasma marino durante algunos meses su número de plaquetas la ha subido a 113.000 para sorpresa de su médico.
    Mismo caso en un joven de 14 años, su número de plaquetas era el de unas 40 mil, en puertas de recibir corticoides, y tras el mismo tratamiento de dos vasos de agua de mar isotónica en cinco meses se elevaron a 90.000.
  • Caso 6º: dos casos en mujeres de unos 40 años que manifiestan haber estado sufriendo de caída del cabello en abundancia durante tiempos atrás, y fragilidad en las uñas, después de la ingesta de dos vasos de agua de mar en forma de plasma marino, ambas manifiestan no caérseles ahora y tener las uñas endurecidas y no quebradizas.

Artículos Relacionados

  • Dispensarios marinos
    René Quinton empezó, a principios de siglo XX, a abrir dispensarios marinos o...
  • Las Algas
    Las algas son las verduras del mar y entre sus muchas propiedades se encuentran...
  • Oratoria y liderazgo
    La oratoria nos ayuda a poder hablar en público con confianza y, especialmente...