Corridas de Toros: matar por diversión

Todavía son muchas las personas que consideran que las corridas de toros son un arte, afortunadamente cada vez son más la voces que se alzan en su contra.

Definir las corridas de toros como un arte es un eufemismo que sirve a muchos para justificar lo que simplemente es una forma refinada de torturar a un animal.

El toro de lidia, el llamado toro bravo, ese animal considerado fuerte y peligroso y al que los toreros dicen enfrentarse en igualdad de condiciones, ya llega a la plaza desorientado y aturdido pues ha sido sometido a un encierro en un lugar pequeño y a oscuras.

Este hermoso animal suele ser maltratado antes de salir a la plaza para que pierda parte de su fuerza: recorte de los cuernos, inducción de diarreas, golpes, etc.

Todas estas acciones se realizan para debilitar al toro aunque cuando sale a la plaza parece estar llenos de vigor y fiereza e intenta saltar la barrera, esto es solo por que se ve deslumbrado por la luz y desorientado por los gritos de la gente que ha ido a presenciar su ejecución.

En las corridas de toros los toros son asesinados pero no son solo ellos los animales maltratados, los caballos que usan los picadores también padecen dolor al sufrir las embestidas de los toros, de hecho estos animales mueren después de participara en 4 o 5 corridas.

¿Igualdad de condiciones?

Los aficionados a las corridas de toros dicen que toro y torero se enfrentan en igualdad de condiciones, ya hemos visto que esto es totalmente falso pues el toro ya es maltratado antes de salir al ruedo, pero una vez en la plaza, sin mucha dilación, empieza la verdadera tortura con el fin de debilitarlo todavía más y que el  "maestro" no tenga demasiados problemas para realizar una faena "brillante"

¿Qué hacen para debilitar a este hermoso animal?

  • El picador hace su aparición: su trabajo consiste en clavarle una lanza al animal en el lomo que le destroza los músculos y lesiona nervios y vasos sanguíneos.
    Normalmente se realizan tres puyas y las lesiones producidas hacen que el toro se desangre poco a poco.
  • Las banderillas: se intenta clavar las banderillas en el mismo lugar dónde el picador ya ha herido al toro evitando que la hemorragia se detenga y consiguiendo de esta manera que el animal sufra un constante dolor y pérdida de fuerza.
    Algunas banderillas tienen un arpón de hasta ocho cm., pero lo cierto es que aunque su gancho sea más corto el dolor causado debe ser terrible e insoportable para el animal.

El valor del torero

Una vez el toro ha sido picado y se le han clavado las banderillas ya está preparado para que el "maestro" se luzca.

El animal ya está cansado y las heridas que le han inflingido no le permiten levantar la cabeza de una forma normal. Este animal ya no representa ningún peligro para el torero que puede arrimarse para realizar lo que los entendidos llaman "una buena faena"

¿En serio creen que el resultado de la lucha entre toro y torero sería el mismo si el animal saliera al ruedo en plenitud de facultades?

¿Realmente el torero tendría el valor de enfrentarse a un toro que no hubiera sido previamente maltratado de una forma tan brutal?

El arte de matar

Para poner punto final a este lamentable espectáculo el toro es atravesado, cuando ya no tiene fuerza alguna ni posibilidad de defenderse, con una espada de 80 cm. que, dependiendo de por donde entre, le destroza diferentes partes de su maltratado cuerpo.

Si el animal es afortunado puede morir rápidamente. Si la estocada ha penetrado en una arteria mayor morirá ahogado en su propia sangre.

En la mayoría de ocasiones no suelen tener tanta fortuna y la estocada no les causa una muerte rápida dando lugar a que se siga torturando al animal.

¿Que pasa entonces? Estos son los pasos que siguen a la estocada

  • Descabello: a pesar de haber recibido una terrible estocada el toro, animal con gran fuerza, se resiste a caer y entonces es usada otra espada con la que el animal es apuñalado en la nuca y que consigue que, por fin, el animal caiga al suelo aunque todavía sigue con vida entre terribles dolores.
  • Puntilla: sirve para rematar al toro. Tiene unos 10 cms y con ella inatentan seccionarle la médula espinal. Con esta acción el toro queda paralizad, sin poder siquiera respirar muriendo por asfixia y, como ya hemos dicho, en muchas ocasiones ahogado en su sangre.
  • Arrastre: después que le destrozan las vértebras, el toro pierde control sobre su cuerpo desde el cuello hacia abajo, sin embargo hacia arriba se mantiene intacto, por lo que esta conciente de todo el horror.

¿Todo esto es considerado arte?

¿Los toreros son realmente súper hombres que se enfrentan a una bestia feroz en igualdad de condiciones?

¿Es un arte abusar de la superioridad para acabar con la vida de un ser vivo para diversión de algunas "personas"?

¿Realmente alguien puede considerar un arte causar ese grado de sufrimiento y cometer el asesinato de ese magnifico ser vivo?

Una Fiesta Tradicional

Tristemente los políticos han considerado que las corridas de toros son una tradición que hay que preservar y se está intentando conseguir catalogarlas como un  "bien de interés cultural"

Esperemos que esta declaración no llegue a producirse. Las tradiciones, por antiguas que sean, deben ser revisadas y cambiadas, no se debe mantener algo que produce tanto dolor para diversión de unos pocos.

Somos mayoría los que no queremos que esta barbarie continúe, no queremos que se destinen fondos públicos para mantenerla. Esto debe terminar.

Artículos Relacionados