Recomendaciones sobre ergonomía para trabajar de pie

Hay que buscar la postura ideal para trabajar de pie, ya que el estar muchas horas de pie puede causarnos graves problemas sobre todo con nuestra espalda.

Consecuencias de trabajar de pie

Aunque estar de pie es una postura natural para las personas el problemas es pasar muchas horas en la misma posición, sea de pie, sentado o acostado. Los problemas y consecuencias más comunes de mantener mucho tiempo y durante muchos días y meses y no digamos años la postura erguida son:

  • Ciática.
  • Varices.
  • Dolores lumbares.
  • Fatiga muscular general.
  • Rigidez cervical y de hombros.
  • Problemas circulatorios en las piernas.
  • Dolor en los pies e hinchazón de las piernas.

La ergonomía y el trabajo de pie

Estas secuelas en el cuerpo, que se notan desde los primeros días y se cronifican con el tiempo, se pueden remediar con una buena ergonomía en el trabajo que no sólo consiste en tener una postura ideal para trabajar de pie, sino también en que los elementos que forman parte de la labor desarrollada tengan la adecuadas características.

Recomendaciones si trabaja de pie

Además de una postura correcta para trabajar de pie, para evitar sus consecuencias negativas, también hay unas cuantas recomendaciones que le pueden ayudar. Son de interés tanto para el trabajador como para el empresario, ya que está demostrado un aumento significativo de la productividad laboral, así como una gran reducción de bajas por dolencias relacionadas con el trabajo de pie.

Además, no suponen apenas inversión económica pero sí una mejora en lo anterior, lo que redunda en el aspecto económico.

Recomendaciones no posturales:

  • Use prendas cómodas que no se ciñan mucho y no entorpezcan la circulación y oxigenación de los músculos que tienen que mantenerle erguido y aguantar su peso (esto no está reñido con ir con buena presencia). Los zapatos deben ser con tacones pequeños y empeine reforzado.
  • Si lleva uniforme pida a quien corresponda que éste se ajuste a lo anterior ya que mejorará el rendimiento laboral y disminuirá las bajas por problemas relacionados con trabajar de pie.
  • Se debe tener un asiento disponible para sentarse en determinados momentos.
  • Se debe evitar trabajar de pie encorvándose y girando la espalda excesivamente o constantemente.
  • Las zonas de trabajo se deben poder modificar para las diferentes estaturas de los trabajadores y las diversas actividades que realicen. La altura ideal en el caso de los mostradores debe ser unos 5-10 cm por encima de los codos si se hacen tareas de precisión. Entre 10 y 30 cm por debajo de los codos si son trabajos muy pesadas y si son de nivel medio entre fuerza y precisión, la altura ideal es de 5-10 cm por debajo de los codos.

Posturas correctas para trabajar de pie

Según la ergonomía, la postura correcta para trabajar de pie es cambiando de pie de apoyo con regularidad, lo que reducirá la tensión en lumbares y espalda. Para ello el trabajador debe contar con una base o escabel para los pies.

Para realizar las tareas los empleados no deben tener que estirarse, sino que deben hacerlas frente a sí mismos y a una distancia cómoda, entre 20 ó 30 cm. Evitar girar la espalda o hombros en caso de tener que hacer algo a cualquiera de sus lados y dirigir los pies en esa dirección y colocarse enfrente de nuevo. De no hacerlo así con el tiempo se van tomando malas posturas que acarrean dolores de espalda y brazos.

Artículos Relacionados