Dieta para el Grupo Sanguíneo B

La dieta para el grupo sanguíneo B está relacionada con la figura del pastor, nómada y más adaptable al consumo de todos aquellos alimentos lácteos.

Este grupo sanguíneo tiene características únicas, propias. El grupo sanguíneo B sería el "pastor". Este grupo surge hace unos 10 - 15.000 años con el desarrollo del pastoreo. Su alimentación consistía, a menudo, en leche y productos lácteos, con lo cual al cabo de miles de años su metabolismo está más adaptado a digerir estos alimentos.

Aunque parezca asemejarse al grupo sanguíneo O, es mucho más refinado y resistente a los cambios. Los primitivos del grupo sanguíneo B, nómadas por excelencia tenían que ser muy creativos y flexibles para sobrevivir. Es el sobreviviente por excelencia si vive en armonía, hace ejercicio moderado y se alimenta de manera equilibrada. Tiene lo mejor de cada grupo.

Puntos fuertes del grupo sanguíneo B

Tiene un sistema inmune fuerte, un sistema digestivo tolerante, y es flexible en cuanto a sus opciones alimentarias. Aprovechan los mejores atributos del grupo sanguíneo A (agilidad mental) y del grupo sanguíneo O (respuesta física)

Puntos débiles del grupo sanguíneo B

Propensos a alteraciones "exóticas" del sistema inmune (esclerosis, síndrome de fatiga crónica...)

Dieta aconsejable del grupo sanguíneo B

La dieta ha de ser equilibrada y sana, con mucha variedad de alimentos, mezclando vegetales y productos animales.

  • Evitar: el maíz, las lentejas, el trigo y el trigo sarraceno, ya que pueden afectar la eficiencia metabólica y retardar los procesos digestivos.
  • Ideal: vegetales de hoja verde, huevos, carne y productos lácteos, que favorecen su eficiencia metabólica.

Nutrientes más eficaces para este grupo sanguíneo B

  • Magnesio: que les ayudará a metabolizar más eficientemente los hidratos de carbono y a equilibrar la relación calcio-magnesio, ya que tiene una muy buena asimilación del calcio.
  • Palo dulce o Regaliz: planta muy utilizada como tratamiento de la hipoglucemia, el síndrome de fatiga, las úlceras de estómago y como agente antiviral contra el herpes. ¡Cuidado en las personas con hipertensión!
  • Lecitina de soja: depurador de la sangre que se encuentra principalmente en la soja y protege al sistema inmune.

Ejercicio físico para las personas del grupo sanguíneo B

Las personas del grupo sanguíneo B son menos luchadoras que las del grupo sanguíneo O y más vigorosas que las del grupo sanguíneo A. Les convienen ejercicios que no sean ni demasiado intensos ni muy relajados, es decir, actividades moderadas como la bicicleta, las caminatas y deportes no muy competitivos. Mejor si es en grupo. Puede combinar ejercicio más intenso con otro más relajado.

Alimentos adecuados para las personas del grupo sanguíneo B

  • Carnes: cordero, conejo, venado, pavo, ternera y vaca.
  • Leches y derivados: kéfir, queso de cabra, yogur, mozarella, leche de cabra, queso de oveja...
  • Pescados: bacalao, besugo, caballa, lenguado, lucio, merluza, mero, salmón, sardina...
  • Pastas: harina de avena, harina de arroz.
  • Hortalizas: berenjenas, brócoli, coliflor, perejil, pimientos, remolacha, repollos, zanahorias.
  • Legumbres: alubias, germen de soja, judías.
  • Cereales: arroz inflado, mijo, harina de avena, salvado de arroz y de avena.
  • Frutos secos y semillas: en general no son muy adecuados, pero puede tomar, almendras, avellanas, nueces y castañas.
  • Frutas y zumos: piña, arándanos, plátanos, ciruelas, papaya, uva, zumo de col.
  • Bebidas y refrescos: té verde, infusiones de salvia, palo dulce, jengibre, ginseng.
  • Especias: curry, jengibre, perejil, rábano picante y pimienta de cayena.

Alimentos conflictivos para las personas del grupo sanguíneo B

  • Carnes: cerdo, codorniz, jamón, pato, pollo, perdiz, tocino.
  • Pescados: almeja, anchova, anguila, gambas, cangrejos, langostas, mejillón, ostras, pulpo, salmón ahumado.
  • Pastas: harina de gluten, de trigo, cuscús, harina de centeno, fideos soba, kasha y bulgur.
  • Hortalizas: aceitunas, maíz, rábanos, Tempeh, tofu, tomate, calabaza.
  • Frutas: caqui, coco, granada, carambola, ruibarbo.
  • Lácteos: helado, roquefort y queso americano (tipo cheddar)
  • Cereales: amaranto, cebada, centeno, trigo, maíz, trigo sarraceno.
  • Especias: canela, pimienta, tapioca, gelatina.
  • Bebidas y refrescos: gaseosa, licores destilados.

Artículos Relacionados