Consejos para dar un masaje a nuestra mascota

Al darle un masaje a nuestra mascota vamos a conseguir que se sienta tranquilo y relajado y, ambos, vamos a disfrutar de unos momentos muy especiales.

Disfrutando de un momento especial

Todos los que hemos tenido la suerte de disfrutar de un buen masaje sabemos que son muchos los beneficios que obtenemos y lo bien que nos sentimos después de recibirlo.

Pues lo mismo les pasa a nuestra mascota. Si dedicamos unos minutos de vez en cuando a darle un masaje vamos a descubrir que le encanta y que esos momentos de especial conexión, además de proporcionarle muchos beneficios, va establecer unos lazos más fuertes entre mascota y dueño.

El masaje a nuestro perro o gato no solo les va a proporcionar beneficios a ellos, los dueños también van a conseguir unos momentos de tranquilidad que les ayudará a reducir el estrés.

El momento del masaje a nuestra mascota

En este artículo te amos a ofrecer consejos para que puedas dar masajes a tú mascota. Es importante tener en cuenta algunas cosas antes de empezar a realizar el masaje a nuestra mascota:

  • Buscar un lugar adecuado en la casa.
  • Elegir un momento en que sepamos que nadie va a interrumpir o molestar.
  • Disponer del tiempo necesario para realizar el masaje.

Una vez todo esto claro nos disponemos a disfrutar con nuestra mascota de un momento especial.

¿Cómo darle el masaje a nuestra mascota?

Darle un masaje a nuestra mascota no es difícil, aquí van algunos pasos a seguir que nos ayudarán en la labor:

  • Iniciaremos la sesión hablando y acariciando suavemente a nuestra mascota para llevarla a un estado de relajación y tranquilidad.
  • Empezaremos el masaje en el cuello de nuestra mascota.
  • Con el dedo pulgar a un lado de su columna y el índice al otro lado recorreremos su columna, presionando suavemente y sin dejar de hablarle. La columna es una especialmente delicada por lo que tenemos que ser muy cuidadosos.
  • Recorreremos el cuerpo de nuestra mascota hasta llegar a las piernas y trabajaremos estas con mucha suavidad y también los pies. Hemos de prestar atención a la reacción del animal pues es posible que la presión sobre lagunas zonas no sea de su agrado.
  • Poniendo al animal de lado frotaremos la barriga, con movimientos circulares y suaves, con la yema de los dedos
  • Al mismo tiempo que masajeamos su barriga es aconsejable acariciarle la cabeza y no dejar de hablarle con suavidad.
  • No debemos hacer sesiones demasiado largas, sobre todo si nuestra mascota es un gato y al final de la sesión podemos ofrecerle algún premio.
  • No debemos dar un masaje a nuestra mascota si nos damos cuenta que no disfruta o que se consigue el efecto contrario al deseado.

Beneficios del masaje a nuestra mascota

Además de proporcionarle unos momentos de tranquilidad y relajación, al darle un masaje a nuestra mascota también le ayuda a:

  • Estimular su sistema inmunológico.
  • Mejorar el funcionamiento de sus articulaciones.
  • Estimular la circulación.
  • Reducir los efectos del estrés.
  • Liberar endorfinas.
  • Reducir el riesgo de lesiones.
  • Disminuir la presión arterial.
  • Tener mejores digestiones.
  • Ayudarle a soportar mejor los problemas causados por la edad.

Artículos Relacionados