La Gastritis

La gastritis consiste en una inflamación del estómago. La gastritis es un problema que está afectando a muchas personas y debe ser tratado correctamente.

Definición de la gastritis

Es una trastorno del estómago cuyos síntomas más habituales son ardor o acidez, falta de apetito, pesadez y sensación de estar siempre lleno. La gastritis suele producirse después de infecciones, períodos de mucho estrés, excesos dietéticos o tóxicos (café, alcohol, tabaco, medicamentos, etc.)

El dolor suele empeorar después de las comidas.

La gastritis puede ser aguda (hay un exceso de ácidos gástricos) o crónica (hay falta de jugos gástricos o hipoclorhidria por el agotamiento de las glándulas secretoras)

Interpretación Emocional de la gastritis

Estamos tan irritados que por dentro tenemos fuego. No digerimos determinadas situaciones eso nos enciende.

Emoción positiva para la gastritis

Expreso mi opinión respecto a cualquier tema de una forma tranquila pero sin guardarme nada. Intentaré no acumular emociones que sólo me perjudican a mi.

Fitoterapia para la gastritis

El Aloe Vera o Sábila es una de las plantas que mejor cuida todas las mucosas digestivas. Observar que tal nos sienta tomar una cucharada sopera de Aloe con un par de dedos de agua antes de cada comida.

En gastritis agudas además del Aloe nos puede ayudar el Regaliz (cuidado los hipertensos), Llantén, Hierba luisa, Raíz de malvavisco y la Menta.

En gastritis crónicas (cuando nos falte ácido gástrico) podemos tomar hierbas como la Manzanilla Amarga, Anís verde, corteza de Naranja amarga, Milenrama y Melisa.

Nutrición para la gastritis

Deberemos eliminar de nuestra dieta, para ambos tipos de gastritis, aquellos alimentos irritantes para la mucosa de nuestro estómago (café, tabaco, alcohol, alimentos con harina blanca y carnes rojas)

En la gastritis aguda el exceso de ácido mejora con el ayuno. Lo ideal sería, en casos severos, que el primer día sólo tomásemos infusiones de plantas medicinales.

El segundo ya podríamos tomar zumos de frutas no ácidos (uva y sobre todo de patata) y el tercero ya podríamos comenzar con cremas de verduras y compota de manzana. Progresivamente iríamos introduciendo los demás alimentos.

Durante una temporadita tomar un par de dedos de zumo de patata (añadir un poco de agua si no toleramos el sabor) antes de las comidas nos será de gran alivio.

En la gastritis crónica hemos de aportar con la dieta un poco de ácido saludable como frutas ácidas (al principio tomar muy poca y si son zumos mejor un poco diluidos), cereales integrales, suero de leche (se usa como si fuera vinagre sobre las ensaladas o tomando una cucharadita con un poco de agua después de las comidas), jugos de verduras, levadura de cerveza y un poco de choucrout, pickles o encurtidos.
La canela y el jengibre son dos condimentos que también nos beneficiarán.

Otros consejos para la gastritis

En las gastritis agudas suele ser de gran ayuda tomar en ayunas una cucharadita, de las de postre, de arcilla diluida en medio vaso de agua.

Masticar adecuadamente es imprescindible ya que hemos de recordar que la digestión empieza en la boca gracias a la saliva. Comer deprisa será sin duda nuestro peor enemigo.

Cualquier cosa que disminuya nuestro estrés será bienvenida (masajes, hobbies, pasear, leer un libro agradable, etc.)

Es muy importante intentar, cada vez que empeoremos, tratar de relacionarlo con que alimentos hemos tomado o que circunstancia ha pasado (nervios, comer rápido, algún medicamento, etc.)

En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

Artículos Relacionados