Causas de la hipertensión, alimentación y tratamiento

Son muchas las causas de la hipertensión arterial, debemos conocerlas y seguir algunos consejos si para evitar padecer un problema tan común en estos días.

Etiología o causas de la hipertensión arterial

Sabemos que las causas más frecuentes que originan la hipertensión son el estrés, la mala gestión emocional, el ritmo de vida acelerado, la deficiente alimentación y los malos hábitos de vida (tabaco, alcohol, drogas y medicamentos), que al mismo tiempo, provocan que el organismo esté en déficit de sustancias imprescindibles para su perfecta funcionalidad. Algunas de estas carencias son: el magnesio, el calcio, el potasio, la vitamina C etc.

Tomar conciencia y corregir nuestra forma de vida es esencial para recuperar el estado de salud y lograr que el organismo disponga de todos los elementos necesarios para mantener el equilibrio.

Síntomas de la hipertensión

  • La hipertensión también se conoce como la “asesina silenciosa” ya que algunos pacientes no tienen ningún síntoma hasta que se produce el accidente cardiovascular.
  • Otros pacientes son más “afortunados” ya que cuando si que notan los síntomas de la hipertensión. Son gente que empieza a notar un dolor de cabeza muy concreto, zumbido de oídos, molestias en la vista, dedos adormecidos, etc. Entonces saben que deben de tomarse la presión arterial y acudir a su médico.

¿Cómo puedo prevenir la hipertensión?

ANTETODO, trabajar para tomar conciencia y responsabilidad de los desajustes que nuestro organismo manifiesta. Nada de lo que nos ocurre es por que sí. Cualquier patología, sintomatología o situación es el resultado de pensamientos, emociones y acciones que tienen un efecto rebote en nuestra salud.

El cuerpo humano es una máquina increíblemente potente, y cuidarla debería ser nuestro principal objetivo.

Para comenzar, deberíamos modificar nuestros hábitos alimenticios y poco a poco, ir prescindiendo de todo tipo de comida basura, azúcares y harinas refinadas, café, té o cualquier otro tipo de estimulante, las carnes rojas y los lácteos, especialmente los quesos.

Por otro lado, revisar nuestra forma de vivir las emociones e identificar aquellas actitudes que no nos convienen para trabajarlas en profundidad y realizar el cambio que nos lleve a vivir una vida mejor.

Alimentación como tratamiento de la hipertensión

Es muy beneficioso el consumo de:

Las algas pardas: Kombu, Espaguetti de mar, Wakame etc. ya que poseen una sustancia  con efecto vasodilatador y anticoagulante, que, entre otros beneficios, favorece el riego sanguíneo y relaja la musculatura de las paredes arteriales, con gran efecto hipotensivo.

Alimentos ricos en:

  • Potasio (Lechuga, tomate, calabacines, plátanos etc.)
  • Calcio (Espinacas, brócoli, avena, semillas de sésamo etc.)
  • Magnesio (Legumbres, cereales en grano, frutos secos etc.)
  • Vitamina C (Cítricos, pimientos etc.)
  • Ácidos grasos esenciales (Pescados: sardina, bacalao, salmón etc.)

Otros alimentos específicos que ayudan especialmente a bajar la tensión

  • El Ajo.
  • Las semillas de Chía.
  • El alga Cochayuyo.
  • El tomate.
  • La Zanahoria.
  • La Col, el brócoli y las coles de Bruselas.
  • El arroz integral.
  • Apio.

Sales de Schüssler como tratamiento de la hipertensión

La Sal de Schüssler nº 7 Magnesia Phosphórica
Disminuye el impulso nervioso de la musculatura, incluida la musculatura vascular, lo cual relaja las arterias y ayuda a bajar la tensión en estas.

Tratamiento de la hipertensión con plantas medicinales

Algunas de las plantas medicinales más utilizadas para tratar los síntomas de la hipertensión y sus casusas son:

  • Espino albar (blanco)
  • Olivo.
  • Parietaria.
  • Enebro.
  • Lavanda.
  • Hierba Luisa.
  • Tomillo.
  • Valeriana.

Tratamienato de la hipertensión  con Terapias Reflexas y Flores de Bach

La reflexología podal, la facial y la Auriculoterapia son terapias con las que se puede trabajar en profundidad todos los sistemas del organismo para reducir los niveles hormonales y de otras sustancias que propician el aumento de la presión arterial, de forma que se produzca un descenso del ritmo y la mecánica corporal se vaya autorregulando.

Por otro lado, es muy aconsejable al mismo tiempo seguir una terapia floral con la que, con ayuda de nuestro terapeuta, aprendamos pautas de autogestión emocional.

Algunas prácticas terapéuticas de autoconciencia

Las siguientes terapias o técnicas nos ayudarán muchísimo a tratar los síntomas de la hipertensión así como ha resolver las causas reales del problema:

  • Meditación.
  • Respiración diafragmática.
  • Baños de sales.
  • Tai Chi.
  • Yoga.
  • Psicología para la mejor gestión emocional.

Recordad que lo importante no es lo que pasa en nuestras vidas, sino en como escogemos vivirlo, por lo tanto, deja que tu corazón descanse y vive con la mejor de las sonrisas.

En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

Artículos Relacionados