Antenas de telefonía camufladas

Antenas de telefonía camufladas

Cada vez estamos más rodeados de antenas de telefonía escondidas, receptoras y emisoras de campos electromagnéticos que pueden ser dañinos para nuestra salud.

antenas-camufladas

Antenas de telefonía camufladas

Con la telefonía de nueva generación han aumentado escandalosamente el número de antenas de telefonía. Muchas de estas antenas están colocadas de manera ilegal ya que la alarma social sobre los daños que pueden causar en la salud humana es bastante grande.

Por tanto, las operadoras se ven obligadas a inventar nuevas estrategias mediante las cuales poder colocar sus antenas sin que se alarme la sociedad. ¿Qué cómo lo hacen? La respuesta está en el camuflaje.

Hoy en día la gente, la mayoría, está concienciada y ya no quiere vivir rodeada de campos magnéticos que puedan perjudicar su salud y la de los suyos, por eso las compañías han tenido que inventar nuevos sistemas para colocar sus antenas en los edificios. Puede haber una antena de telefonía escondida en cualquier sitio: cornisas, farolas, árboles, chimeneas, tendidos eléctricos, paredes.

antena-cruz
antena-bidon
antena-cactus
antena-escultura

Como se puede apreciar en la imagen, las compañías se las están arreglando para poner antenas de telefonía móvil ocultas, en los lugares más inverosímiles. Aquí se puede ver como han instalado una antena de telefonía en lo más alto de la Basílica del Sagrado Corazón en la ciudad de Bruselas.

En ésta se puede apreciar un gran bidón de agua en la azotea del edificio. Pero nada más lejos de la realidad, lo que ahí podemos ver no es más que una antena para la cobertura del móvil. No escatiman en detalles ya que incluso pusieron tuberías y llaves de paso.

Aquí podemos apreciar un enorme cactus, artificial evidentemente, que está siendo utilizado para camuflar una antena. Como estáis viendo, puede haber una de éstas en cualquier rincón, donde menos te lo esperarías, ya que pueden esconderse en casi cualquier objeto.

En una basílica, en una azotea, en el campo camuflada y, como no, en la ciudad entre el arte urbano. En esta imagen podemos ver una figura gigantesca en la que han colocado una de estas antenas.

Como habéis comprobado, a la vista son casi imperceptibles, pero están en todas partes. En este artículo hablaremos sobre el riesgo que puede correr nuestra salud debido al aumento masivo de este tipo de antenas.

Qué es una radiación electromagnética

Una radiación electromagnética consiste en una combinación de campos eléctricos y magnéticos que van propagándose por el espacio, transportando energía de un lado a otro.

Existen dos tipos de radiaciones: la radiación ionizante y la radiación no ionizante. Las primeras son aquellas capaces de romper vínculos químicos pudiendo afectar a la estructura molecular (p. ej. Rayos X), mientras que las segundas no tienen energía suficiente como para modificar las moléculas de células que aun tengan vida pero sí para generar calor. En este segundo rango es en el que se encuentran las antenas de telefonía, de radio, televisión…

La comunidad científica no se pone de acuerdo sobre si la exposición residencial a las ondas de las antenas de telefonía móvil puede conllevar riesgos para la salud humana. Pero sí existe consenso respecto a que no se ha demostrado que la exposición a estas ondas sea totalmente segura.

Qué daños puede causar la radiación de una antena

  • Daño físico: posibles enfermedades y trastornos físicos sobre los residentes del inmueble y vecinos colindantes. Las indemnizaciones pueden ser astronómicas, y nos encontraríamos ante un supuesto muy parecido al del tabaco o el amianto, los cuales no fueron considerados nocivos en principio, y luego se ha descubierto lo letales que son.
  • Daño moral o psíquico: precisamente porque no existe actualmente certeza científica, la incertidumbre, y el daño moral que se puede producir a determinadas personas al obligarlas a vivir cerca de esa posible fuente de riesgo, es algo que se puede constatar y que es reconocido por los tribunales españoles.
  • Daño patrimonial: cada vez empiezan a aparecer más noticias en prensa y televisión y la gente empieza a percibir un peligro en la cercanía de estas instalaciones. Este tipo de noticias, tengan o no fundamento científico, tienen un claro efecto sobre el valor de la propiedad inmobiliaria, ya que una persona que haya leído este tipo de noticias, se lo pensará dos veces antes de comprar una vivienda cercana a una antena.


Valoración

picture-1277.jpg
Aarón García
Me gusta la practica deportiva y la medicina natural.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »