Amando nuestro cuerpo de mujer

Amando nuestro cuerpo de mujer

Para amar nuestro cuerpo de mujer, tenemos que romper esquemas, donde jamás encajaremos, y crear un autoconcepto y una autoimagen basada en nuestra belleza particular.

amando-tu-cuerpo

¿Qué cuerpo es perfecto?

Vivimos en una sociedad que marca tendencias, que impone valores estéticos y de belleza.  Nos venden una imagen “perfecta” de medidas, talla, peso y estatura. Y esto afecta, tanto a hombres como a mujeres, sin embargo, la mujer carga con un peso “extra”, en la imagen de objeto “sexual” que en todas las portadas y anuncios se exponen.

Por ello, ésta imagen “ideal” es un daño psicológico a la mujer, la que un día fue niña y adolescente, e intentó crear su imagen y su propio autoconcepto queriendo adaptarse a los cánones sociales.

Cada mujer, como cada persona, somos diferentes y especiales, en nuestras diferencias e idiosincrasia personal. No somos maniquíes de la moda, “no encajamos” en las medidas, la talla, el peso y la estatura impuestas como “perfectas”.

La belleza de la mujer es una cuestión de individualidad

Somos “bellas” por naturaleza, cada mujer con su cuerpo, y sus cualidades que la definen.

Para amar nuestro cuerpo de mujer, tenemos que romper esquemas, donde jamás encajaremos, y crear un autoconcepto y una autoimagen basada en nuestra belleza particular.

Nuestro cuerpo es perfecto, y cada parte de él tiene su función en nuestra vida de mujer.

Cada mujer tiene que encontrar en su cuerpo, el equilibrio saludable que le aporte salud y satisfacción con el mismo.

La belleza que realmente es  importante y siempre fue, es la belleza interior, ésta da luz a nuestro cuerpo desde dentro y cautiva corazones porque rebosa al exterior iluminando nuestro rostro y nuestra vida.

Cuando nuestro cuerpo nos habla

El cuerpo, requiere cuidados y ser escuchado para ser bien llevado, y para esto, hemos de mirar por él, y gestionar sus demandas de la forma que más bienestar nos aporte.

Y sin duda, ésta forma no es la que estipulan las tablas, ni las etiquetas sociales, ni la moda.

Si no hay enfermedad, ni dolor, ni complejos, y nuestro cuerpo está sano, cada mujer es quien únicamente puede decidir cómo cuidar su cuerpo, ninguna persona, sea profesional de la salud o especialista en moda,  tiene que opinar en esto.

Que nadie decida por nosotras

Necesitamos un mundo sin tablas que nos encasillen, sin límites para las diferencias, sin cánones de belleza, y sin diagnósticos innecesarios.

Para amar nuestro cuerpo de mujer, decidimos nosotras como nos sentimos más a gusto, y cómo nos gustamos a nosotras mismas, cada una es quien decide si se siente feliz como es, y si se siente guapa y bella, nadie más tiene nada que aportar.

La naturaleza es sabia y nos ha dotado a las mujeres de un cuerpo sabio. Querámoslo como es, cuidémoslo y amémoslo como lo conocemos, y no como nos piden y esperan que sea.

El cuerpo es nuestro, y nosotras decidimos cuidarlo y aceptarlo tal y como la naturaleza nos lo ha regalado.

Amemos nuestro cuerpo de mujer.



Valoración

picture-1237.jpg
Dolores Rizo Vidal
Psicóloga para el Crecimiento personal.
Ofrezco servicios de terapia On line y presencial.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »