Alternativas a la leche de vaca

Alternativas a la leche de vaca

Hoy en día es importantísimo conocer alternativas a la leche ya que las alergias e intolerancias alimentarias se han disparado de un modo increíble.

7621475

Si no toleras la lactosa o no te gusta la leche o crees que no es un alimento bueno para tu salud, pero sabes que para obtener una alimentación sana es necesario consumir calcio.

Te podemos ofrecer distintas bebidas vegetales o leches alternativas además de distintos alimentos ricos en calcio en vitaminas y en fibra, que podrán sustituir a la leche y sus propiedades.

Propuestas para sustituir la leche de vaca

  • Como leches o bebidas alternativas para sustituir a la leche de vaca, la más conocida es la leche de soja o soya. La proteína que encontramos en la soja es la más parecida a la proteína de origen animal que se encuentra en la leche de vaca. La leche de soja puede ayudar a reducir el colesterol malo, evitando el riesgo de infarto. Es, sin duda, una de las alternativas a la leche más conocidas.
  • La bebida o leche de avena esta exenta de lactosa, de colesterol y de azúcar. Debido a la conversión del almidón en glucosa (durante su elaboración) adquiere un agradable sabor dulce. Es otra de las alternativas a la leche que va ganando terreno sobre todo para las personas que tampoco pueden o no quieren tomar soja (soya).
  • Si comparamos la leche de arroz con la leche de vaca, la de arroz contiene más carbohidratos que la de vaca. No contiene gran cantidad de proteínas ni de calcio por lo que suele ser enriquecida con calcio, vitaminas y minerales. Lo que la hace muy recomendable es que no contiene ni lactosa ni colesterol.
  • La leche de almendras es muy energética al ser rica en magnesio, potasio proteína, fibra y en vitaminas A y D.
  • Una leche más cremosa es la leche de avellanas. Esta leche esta libre de colesterol y es rica en carbohidratos estando normalmente enriquecida con vitaminas A, C, D, E, hierro y calcio.

Alternativas a la leche… en la cocina

Hemos visto que hay muchísimas bebidas o leches vegetales. Así, pues, siempre que sea necesario añadir un poco de leche en alguna receta tenemos varias opciones. La bebida o leche de soja es quizá una de las mejores alternativas a la leche a la hora de cocinar ya que tiene bastante “cuerpo”. Hoy en día incluso se venden cremas de leche a base de soja y a base de avena.

Esas recetas no solo son ideales para la gente con alergias o intolerancias alimentarias a la leche sino para todos aquellos que quieren disminuir su colesterol o disfrutar de una receta más ligera. También las podemos utilizar para preparar batidos, helados, etc.

Para la elaboración de salsas o formar parte de distintos guisos sustituyendo, a la leche animal, podemos encontrar en el mercado la leche de coco siendo esta muy energética por su alto contenido en azúcares, aceites y sales minerales.
Es además muy fácil de preparar en casa ya que esta compuesta solo de coco rallado y agua.

Solo debes triturar 75 g. de pulpa de un coco y agregar 300 ml. agua hirviendo. A continuación, la remueves a fondo y la dejas enfriar. Colándola cuándo esté fría con un trapo de algodón limpio, retorciendo el trapo para conseguir sacar todo el jugo.

Más aplicaciones de las alternativas a la leche

Con las distintas leches vegetales que hemos mencionado se les puede dar las mismas aplicaciones culinarias que con la leche de vaca. Las puedes usar en purés, cremas, batidos, bechamel, helados, salsas, postres, flanes, crepes… o en distintos guisos que requieran leche en su elaboración. Con las chufas o castañas también pueden elaborarse leches deliciosas que nos pueden ser útiles para confeccionar postres

Conclusión

Queda demostrado que podemos encontrar distintas bebidas parecidas a la leche y con propiedades muy interesantes.

Si por otra parte lo que precisamos es el calcio que nos facilita la leche, hay muchísimos alimentos que también lo contienen, incluso en más cantidad que la propia leche. Por ejemplo 20 g. de queso Emmental contienen 202 mg. de calcio, el doble que un vaso de leche, 100 g. de espinacas o medio brócoli equivalen a 1 vaso de leche.

El sésamo es otra de las alternativas a la leche ya que tiene mucho calcio. Un puñadito de sésamo de 5 g. en una ensalada tiene el mismo calcio que medio vaso de leche.

Otros alimentos aunque con menos cantidad tienen calcio como los frutos secos, las hierbas aromáticas, cereales, legumbres, frutas, etc.

¿Sabías que…?

La leche de arroz enriquecida con calcio de algas puede sustituir en la alimentación de los niños a la leche animal. Esta bebida, enriquecida, tiene un aporte extra de calcio. La de almendras es también muy recomendable para niños, personas mayores o madres lactantes. Posee una gran cantidad de calcio y además es rica en proteínas, minerales, vitaminas y fibra.

Con una dieta vegana se puede alcanzar la cantidad necesaria de calcio que nuestro cuerpo necesita sin incluir productos lácteos.
Sólo necesitamos tener en cuenta las alternativas a la leche que hemos comentado.



Valoración

picture-685.jpg
Lali Domènech
Creación y redacción de recetas, cocina y estilismo para fotografías en el campo de la publicidad, en el mundo editorial y publicaciones digitales.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »