Algunos Alimentos que Curan

Algunos Alimentos que Curan

Aunque desconocemos muchas de sus propiedades, nuestra despensa está llena de productos que pueden ayudarnos a evitar y combatir muchas enfermedades.

alimentos-que-curan

¿Qué son los Alimentos que Curan?

Podemos decir que los alimentos que curan son alimentos que además de aportarnos un valor nutricional saludable e importante también poseen sustancias activas como vitaminas, minerales, antioxidantes, aminoácidos, y un gran etc. que empleados de forma consciente, aumentando la frecuencia y cantidad de su consumo pueden curar, prevenir y/o ser grandes complementos en los procesos de cura.

Los alimentos que curan son muchos y cada vez se hacen conocer más. Cada país o región disponen de sus alimentos que curan autóctonos y en este tema podríamos extendernos tanto que llegaríamos a escribir un libro. Así que en este artículo nos centraremos en algunos de los alimentos que curan de aquí, estos que normalmente ya tenemos en casa.

Algunos Alimentos que Curan

  • Ajo: ingerido tiene acción depurativa, diurética, digestiva, antiparasitaria. Es un antibiótico natural (alicina) y anticoagulante. Previene la trombosis, purifica las mucosas y fluidifica los mocos, gracias a los aminoácidos azufrados que contiene. Al ser anticoagulante es excelente para prevenir o colaborar en los tratamientos de enfermedades vasculares y cardiacas. Consumiendo 1 diente de ajo al día podremos disfrutar de un buen mantenimiento de nuestra salud, en casos de patologías ya instaladas podemos tomar 2 o 3 ajos, en infecciones, gripe, cada 8 horas como si fuera un antibiótico suele dar buenos resultados. El diente de ajo puede ser ingerido directamente como una pastilla, simplemente pelándolo, si es muy grande se divide en 2 o 3 partes. De esta forma no suele ser indigesto ni deja olor. El ajo también puede ser utilizado tópicamente, muy útil en infecciones de hongos y furúnculos: se aplasta el diente y aplica directamente a la zona afectada atándolo con una venda y esparadrapo, dejar actuar por unas horas y retirar. Para los refriados nada como una sopa de ajos con tomillo.
  • Alcachofa: es el alimento que cura más apropiado para tratar las afecciones hepáticas y de la vesícula Biliar. Contiene dos principios activos, la cinarina y la cinropicrina, que contribuyen a incrementar la secreción biliar y la irrigación sanguínea del hígado, lo cual favorece la regeneración de las células hepáticas y atenúa el impacto que el alcohol y otras sustancias tóxicas ejercen sobre ellas. También tiene propiedades digestivas, diuréticas, laxantes y ayuda a reducir el colesterol plasmático ya que dificulta la asimilación de las grasas. Si están libres de contaminantes o muy bien lavadas, el jugo de su cocción resulta una buena infusión digestiva, sobre todo cuando se ingieren alimentos grasos, ya que hace aumenten la secreción biliar. Ahora sí para disfrutar de sus virtudes terapéutica lo mejor es comerlas, al vapor, hervidas o al horno pero nunca fritas.
  • Avena: uno de los cereales más nutritivos y fáciles de digerir, es muy rica en fibra soluble que le brinda acción antiinflamatoria del tubo digestivo, especialmente las que tienen afecciones en la mucosa gástrica; es relajante del sistema nervioso. Es muy eficaz en el control y mejoría del colesterol. Una taza de copos de avena crudos en remojo previo (mínimo 3 horas) al día dan excelentes resultados en la mejoría de los cuadros de hiperlipidemias, tanto colesterol como triglicéridos. La avena es un laxante suave que colabora con el correcto funcionamiento del intestinal, gran herramienta para los que sufren estreñimiento. Lo mejor es consumirla entera, en grano, o en copos o como harina.
  • Cebolla: depurativa, un excelente diurético, apoya la salud de los riñones. Es mucolítica, fluidifica los mocos y facilita su expectoración. En casos de congestión nasal el jarabe de cebolla es mano de santo. Se pica media cebolla, coloca en un plato con una o dos cucharadas de miel, dejadla toda la noche en la mesita al lado de la cama, cerca de la cabeza. Los compuestos azufrados evaporaran durante la noche y penetraran las narinas disolviendo los mocos y facilitando la respiración, luego en ayunas se bebe el líquido que queda en el plato y aunque parezca raro es muy posible que encuentre este sabor muy apetecible. La ingesta diaria de cebolla también nos aporta propiedades antitrombóticas, antiinflamatorias y bactericidas. Contiene Quercitina lo que le brinda una acción antialérgica.
  • Col: es muy rica en clorofila, vitamina C, E, betacaroteno, azufre, cobre, potasio, índoles, una sustancia anticancerígena. La col es un alimento que cura muy eficaz en el caso de ulceras gástricas. Tomar el zumo de una hoja de col en ayunas trae excelente resultado. Es cicatrizante, antioxidante, regenerador, desintoxica el hígado y la sangre. Se puede utilizar tópicamente sobre ulceras y heridas, machada se aplica en forma de cataplasma.
  • Limón: a pesar de su sabor fuertemente ácido los limones contienen un 20% de minerales ácidos y un 80% de minerales alcalinos, por lo que solubilizan el ácido úrico de los artríticos y gotosos. Además se caracteriza por mejorar especialmente la calidad de la sangre fluidificándola, y por lo tanto, evitando la formación de trombos. También aumenta el número de glóbulos blancos que luchan contra las infecciones y la limpia de toxinas, gracias a su poder diurético y alcalinizante. Desde un punto de vista nutritivo cabe destacar su riqueza en vitamina C (53mg/100 g), también tiene minerales como el magnesio, el cobre, hierro, yodo, calcio, fósforo, potasio, azufre y cinc, así como un porcentaje significativo de vitaminas del grupo B.
    Como inconveniente hay que decir que si se toma sólo como zumo puede atacar el esmalte dental por lo que se recomienda ingerirlo con una pajita. Tomado en ayunas con un poco de bicarbonato y agua resulta una “fanta limón” barata, alcalinizante y depurativa. Si necesitas endulzarlo hazlo con Stevia.
  • Manzana: una manzana comida con su piel proporciona 3,5 g de fibra, siendo la mayor parte de ella soluble, tiene una acción más directa para disminuir el colesterol. La fibra sumada a los ácidos que contienen colaboran con una buena digestión y absorción de los nutrientes, así como en la correcta circulación intestinal. Es rica en quercitina un flavonoide antihistamínico, un alimento excelente para los alérgicos. Es muy saciante así que ingerirlas antes de las comidas durante los procesos de dieta también será de grande ayuda. La manzana también contiene sustancia antidegenerativas y anticancerígenas. Es muy importante consumirlas ecológicas para así poderse beneficiar de los efectos medicinales de su piel.
  • Perejil: casi siempre presente en nuestra cocina el perejil es especialmente rico en potasio (1g / 100 g) y vitamina A en forma de betacaroteno. Es diurético, lo que lo hace útil en la insuficiencia renal. A parte del potasio, el perejil es muy rico en otros minerales como el calcio y el hierro, por lo que conviene en casos de anemia ferropénica. También es muy rico en vitamina C (7 g de perejil en crudo contienen 60 mg de vitamina C). Para aumentar su consumo diario una buena forma es añadirle en el zumo de la mañana, 1 manzana, 1 ramita de apio, una de perejil, 1 hoja de col es una excelente forma de empezar el día. Otra ventaja del perejil es que vivas donde vivas siempre lo puedes cultivar en una macetita e ir cortando, es una planta generosa, que con un poco de cariño sigue creciendo casi durante todo el año.
  • Tomate: Su color rojo se debe principalmente a una sustancia llamada Licopeno, un caroteno que posee efecto protector contra numerosos tipos de cáncer (estómago, vejiga, pulmón, próstata, colon, mama, esófago, páncreas). Se han observado excelente resultados en la hiperplasia prostática benigna o maligna, en su cura y /o prevención, así que… hombres a tomar mucho gazpacho este verano, además, el Licopeno previene la arteriosclerosis.

Además el tomate también aporta otras sustancias con efectos similares, que actúan en sinergia con el licopeno tales como la vitamina C y E, la quercetina y el betacaroteno, aunque en pequeñas cantidades. Para aprovechar mejor estas sustancias conviene siempre tomar el tomate con algo de aceite, ya que gran parte de sus principios activos son liposolubles, además de esto conviene retirar la piel y para aquellos que sufran de divertículos o malas digestiones también las semillas.

Los Alimentos que Curan…

Como había comentado antes éste es un tema amplio y muy rico, podríamos seguir por páginas y páginas ya que abundan los alimentos que curan. La naturaleza nos brinda esta farmacia nutritiva, eficaz, bella y llena de colores, conocer estos alimentos y hacer el uso de ellos nos proporcionan una vida saludable y llena de vitalidad.



Valoración

picture-1259.jpg
Yhanna Sánchez
Terapeuta diplomada en Naturopatía y Acupuntura. Técnico superior en diagnóstico clínico. Redactora y ponente en talleres de salud natural, nutrición y belleza.

 

Anterior artículo »
Siguiente artículo »