Ventajas de la adopción de perros y gatos

Ventajas de la adopción de perros y gatos

Hay muchos prejuicios respecto a la adopción de perros y gatos: unos la consideran un riesgo, otros valoran más el hecho de estar salvando a una vida.

1151479

¿Dan más problemas los animales adoptados que los comprados?

Al contrario de lo que suele creer la gente, las personas que optan por la adopción de perros y gatos no tienen por qué padecer más trastornos de comportamiento de sus mascotas que los que pueda causar un animal comprado. Esto sucede porque, aunque los adoptados de perrera suelen ser animales con traumas pasados por abandono y, en ocasiones, por maltrato, en perros y gatos comprados es frecuente otro problema: el destete prematuro.

El destete prematuro

Es la separación demasiado rápida del cachorro de su madre y sus hermanos de camada. Un perro necesita convivir con la madre y los otros cachorros durante un mínimo de dos meses. Durante este tiempo el animal toma leche materna, imprescindible para su desarrollo físico y su sistema inmunitario, pero también forma un vínculo emocional con la madre que cubre sus necesidades infantiles de afecto.

Este vínculo es imprescindible para que cualquier animal no acabe padeciendo lo que yo llamo “el síndrome del huérfano”, es decir, carencias emocionales serias por una separación demasiado temprana, cuando psicológicamente el cachorro todavía no ha aprendido a ser un perro y, por lo tanto, no está preparado para ser adoptado por una familia humana.

Desgraciadamente, muchos criadores y muchos particulares que no hacen caso de las prohibiciones y que crían perros ilegalmente para sacarse un sobresueldo (sobre todo en esta época de crisis) separan a los cachorros de la madre antes de los dos meses para deshacerse pronto de ellos, amenazando con matarlos si no se los lleva la persona interesada. Los problemas emocionales y, por lo tanto, de conducta, que pueden desarrollar estos animales son muy similares a los de los perros adoptados de perrera.

Otras “excusas” para evitar la adopción de perros y gatos

Otro motivo que alega la gente para comprar en vez de adoptar (aparte del miedo a los problemas de conducta de las mascotas adoptadas, que espero haber aclarado que es infundado) es la elección de razas puras por temas estéticos y “de carácter”, o el hecho de querer criar a un perro desde pequeño para que “se adapte más a la familia”. Estos criterios opino que también son erróneos, ya que el carácter de un animal tiene que ver más con su educación que con su raza, y la educación puede llevarse a cabo a cualquier edad.

En el momento en que (como hice yo con mi perra) elegimos la adopción de un perro o un gato ya adulto y lo educamos, ya le enseñamos a cumplir las normas de conducta necesarias para que se adapte a nosotros. No es necesario que sea un cachorro.

Tampoco va a querernos menos por ser adulto y no haberlo criado desde pequeño, ya que, al haber perdido a su dueño por lo menos una vez en su vida, el perro abandonado valora mucho más los cuidados que se le dan que un animal que nunca ha padecido ningún trauma.

Además, con la adopción de un perro adulto nos evitamos la peor época en la educación de un perro (cuando son pequeños suelen destrozar por el cambio de dientes y hay que enseñarles a hacer pipi y caca en lugares adecuados).

Un perro adulto que ya haya tenido un dueño puede estar ya educado en este sentido, con lo que no vamos a tener más sino menos problemas que con un perro comprado por el capricho de tener un cachorro.

Lo que nos deja sólo la estética como motivo para preferir comprar un perro que la adopción de uno al que van a sacrificar. ¿No es un motivo egoísta? Y que conste que soy una fanática de ciertas razas. Pero lo que hago es buscar mezclas en las perreras que se le parezcan, como mi perra (la de la foto), que era mezcla de Rottweiler porque me encanta esta raza, o bien podemos ponernos en lista de espera en varias protectoras hasta conseguir la raza que deseamos. Sé de buena tinta que, por desgracia, se puede conseguir la adopción de perros y gatos de casi todas las razas, exceptuando las exóticas.

Conclusión sobre la adopción de perros y gatos

Sabiendo esto, es mucho más ético, en mi opinión, salvarle la vida a un animal que va a ser sacrificado si no se le encuentra dueño en un plazo de tiempo determinado que pagarle a una persona que comercia con mascotas. Ni que decir tiene que esas mascotas compradas (sobre todo cuando esto se hace para regalarlas como si los perros y los gatos fueran juguetes) son las que luego acaban, en muchos casos, en las perreras. Hay cachorros, perros de raza pura, etc.

Solución al problema real que origina la necesidad de adopción de perros y gatos

Hasta que la ley española no sólo prohíba, sino que pene con multas significativas e, incluso, con penas de cárcel, el abandono de perros y gatos, esto seguirá pasando. Al menos en este país, que a nivel de trato a los animales demuestra ser mucho más tercer mundista que otros países europeos, donde la tasa de abandono es muchísimo menor y la de adopción muchísimo mayor.

Mientras que en Catalunya se ha prohibido el sacrificio de animales de perrera excepto por motivos humanitarios, en el resto de España cuando se cierra una protectora se suele sacrificar a los animales en masa.

Estaría bien que demostráramos que, en pleno siglo XXI, por fin hemos aprendido a ser amigos (aunque no sea los mejores) de perros y gatos acabando con este tipo de situaciones, empezando por elegir la adopción en vez de comprar.



Relacionados

Valoración

Adopción de perros y gatos
Laura Oliván
4 (80%) 1 vote
picture-1047.jpg
Laura Oliván
Especialista en comportamiento canino, Medicina holística y terapias naturales. Creadora del Adiestramiento Emocional y Autora del libro “¿Qué siente tu perro?”.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »